Editorial de Tal Cual: Línea Dura

Por Venezuela Real - 23 de Junio, 2006, 11:19, Categoría: Electorales

Teodoro Petkoff

23 de junio, 2006

El horizonte de Hugo Chávez tiene fecha: 3 de diciembre, el día de su nueva reelección.

Todos los recursos del Estado serán puestos a la orden del objetivo, que no es otro que conseguir una victoria aplastante sobre sus adversarios. Sus enemigos, en el lenguaje al uso del chavismo.

No hay ningún indicio que permita suponer la apertura de una rendija. Chávez y el alto mando de su revolución lo tienen muy claro: no debe haber ninguna clase de problemas para el triunfo electoral de diciembre.

En el plano estrictamente electoral, los mensajes del oficialismo no dejan lugar para las dudas: se designó un Consejo Nacional Electoral con una clara mayoría 4 a 1 que envía a la prehistoria de los tiempos la relación 3 a 2 que alguna vez existió; se rechaza una propuesta de auditoría en la que se pudiera sospechar cierta independencia frente a los factores del poder; y se avanza en la preparación del proceso electoral con todos los elementos automatizados de la era de Jorge Rodríguez, captahuellas incluidas.

Es decir, reponer las condiciones previas al último proceso electoral es ahora mismo un imposible.

El chavismo juega duro. Más duro aún que en los días en que pareció acorralado. El ejemplo cubano se sigue al pie de la letra.

Rara vez dan un paso en falso, ni por equivocación flexibilizan su postura aunque sientan que tienen una ventaja holgada o, como en el caso que nos ocupa, lo favorezcan las encuestas, dispongan de recursos económicos en abundancia y tengan controlados hasta la asfixia todos los poderes institucionales. La pretensión hegemónica nunca se sacia.

Este panorama coloca al proceso electoral de diciembre como la más seria y grave etapa del mundo opositor. Como la más seria y grave etapa para la vida democrática de la nación. La dispersión y la ausencia de miras parecen ser, sin embargo, el rasgo más notorio de la mayoría de quienes adversan al régimen. Se va a remolque de los hechos, la iniciativa política sigue siendo una posesión del chavismo. Se palpa en la calle todos los días la incertidumbre, la desconfianza e incluso la inutilidad del voto para resolver el futuro político del país.

¿Hay esperanzas? Sí, siempre las hay. Regímenes de peor calaña fueron derrotados en su momento. La propia historia venezolana lo indica y la de otros países en el ámbito latinoamericano también.

Argumentos para la lucha y para la formulación de una política nacional existen y en abundancia. La decepción con el gobierno abarca incluso a sectores próximos al proceso que protestan con frecuencia por la falta de viviendas, de empleos y contra la inseguridad que crece tanto como las cuentas en dólares del régimen y sus funcionarios.

Las convicciones democráticas del mundo opositor no pueden ser un asunto subalterno ni sujeto al comportamiento del gobierno. Los ejemplos históricos enseñan que es con democracia y con una política justa, perseverante, nítida y amplia que se derrota a los que se quieren aferrar al poder.

Es la hora de la oposición consciente, reflexiva, audaz y comprometida con una visión trascendente.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog