"Chávez sí incidió en la campaña"

Por Venezuela Real - 10 de Julio, 2006, 14:44, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

ENTREVISTA / Jorge Castañeda analiza la intervención venezolana en México "Chávez sí incidió en la campaña".
Según el ex canciller de Fox, el Gobierno tiene videos que demuestran participación de funcionarios de la embajada venezolana en la campaña de López Obrador, antes y después de que el embajado "fuera echado".

ROBERTO GIUSTI
El Universal,
09 de Julio, 2006

Intelectual seducido desde siempre por la acción política, en plena cincuentena Jorge Castañeda es la encarnación de alguien que, partiendo de una temprana militancia comunista, ha viajado por todas las regiones ideológicas para finalmente recalar en el Partido de Acción Nacional (PAN). Estudiante en Princenton y la Sorbona, canciller con Vicente Fox, frustrado candidato presidencial y encarnizado adversario del derrotado candidato López Obrador, Castañeda ha publicado una docena de libros en los que escudriña, con enjundiosa visión de conjunto, temas como la evolución de la izquierda continental. Ex amigo de Fidel Castro, biógrafo del Che Guevara, articulista del diario Reforma, El País (España) y colaborador en revistas de EEUU, Castañeda conversó con El Universal sobre las elecciones mexicanas y el papel jugado en éstas por el presidente Chávez.


_ ¿Es usted de quienes atribuyen al triunfo de Felipe Calderón connotaciones que van más allá de una mera victoria electoral, para asumirlo como la salvación de la aún naciente democracia mexicana, cuya suerte habría corrido peligro en las manos de López Obrador?
_ Esa idea me luce un poco exagerada. El triunfo de Calderón es muy positivo, yo estoy muy contento, voté por él, en la medida de mis posibilidades lo apoyé y creo que López Obrador hubiera sido una muy mala solución para México. Pero no me atrevo a prejuzgar desenlaces antes de comenzar los procesos. La frase de campaña según la cual López Obrador era un peligro para México resultó muy eficaz y, de haber ganado, al país le hubiera ido menos bien que con Calderón. Pero afirmar que el triunfo de éste ha sido la salvación de la democracia me parece un pco exagerado.

_ ¿Tomando en cuenta el apoyo que recibió de algunos ex presidentes, vincularía usted a López Obrador con el viejo mundo del PRI antes que con modelos populistas y autoritarios a la manera de Chávez?
_ Exactamente. Era, más que una cosa como Chávez, el regreso de todos dinosaurios del PRI desde los años setenta, con el discurso priísta, la cultura priísta y lo más rancio y anticuado del PRI. No quiere decir eso que no haya priístas modernos, que los hay y allí están los gobernadores del norte del país, algunos dirigentes sindicales y tecnócratas. La restauración priísta que se hubiera dado con López Obrador habría resultado muy dañina para el país, pero distinta al tipo de esquema existente hoy en Venezuela.

_ Según eso, ¿no piensa que Chávez ejercía una influencia que iba más allá del apoyo económico sobre López Obrador?
_ Chávez estaba ejerciendo una influencia más política que económica. Sin duda, trató de incidir en el proceso mexicano, a través de declaraciones, actuaciones de funcionarios de la Embajada de Venezuela en México y de mecanismos que no conocemos. El apoyo económico se ha subrayado mucho, pero en realidad no aparecieron hechos que lo demuestren y eso lo he comentado en mis artículos. Sí me parece que López Obrador hubiera sido un aliado de Chávez. No sé qué tan aliado ni con cuánto entusiasmo y vigor, pero sí creo que hubiera formado parte del "eje del bien", como lo llama Chávez. Eso, evidentemente, habría sido muy nocivo para México, Venezuela y América Latina.

_ ¿Qué funcionarios de la embajada venezolana intervinieron en la campaña y en qué tipo de actuaciones se involucraron?
_ De que hubo injerencia la hubo, aun en la época del embajador (Vladimir Villegas), antes de que fuera echado del país. Es más, los funcionarios de la embajada que permanecieron en México siguieron interviniendo. Sin la menor duda. Entiendo que hay videos donde eso queda demostrado.

_ Pero esos videos no han sido vistos públicamente.
_ Ese material obra en poder del Gobierno y del PAN y ya el Gobierno decidirá si quiere o no hacerlo público. Yo sí creo que hubo esa injerencia. Ahora, como le he dicho, el apoyo económico, si lo hubo, no me consta y nadie ha mostrado pruebas al respecto.

_ A uno se le hace difícil pensar en cualquier presidente mexicano, en este caso López Obrador, haciendo el papel de Evo Morales en una relación de dependencia con Chávez.
 _ Por desgracia Evo Morales ha sentido la necesidad de aparecer como una suerte de hermano menor. En el caso de México, por las dimensiones del país, su historia y una serie de factores, no se hubiera dado jamás ese tipo de relación. Eso hubiera estado descartado con López Obrador o con cualquiera.
Pero el problema de fondo aquí es que López Obrador hubiera llegado al poder en una situación de muchísima ingenuidad e impericia en materia internacional y donde no hubiera medido, necesariamente bien, las consecuencias de sus actos. Y eso suele llevar a relaciones con presidentes como Chávez o como el Comandante (Fidel) Castro que pueden resultar muy perniciosas.

_ Visto a la distancia, los intentos de Chávez por impedir que los países firmen TLC con EEUU, como lo pretendió con los de la CAN, en relación con México luce imposible hasta para un presidente como López Obrador.
_ Todo eso hubiera dependido de la falta de experiencia e ingenuidad de López
 Obrador. Pero él no ganó y el nuevo presidente es Felipe Calderón.

_ ¿No puede ser López Obrador tan peligroso en la derrota como en la victoria, tomando en cuenta que está denunciando un fraude, la mitad de los mexicanos votó por él y todo parece indicar que no va a reconocer el triunfo de Calderón?
_ La mitad de la población no votó por él. Un 66 o 67% de los mexicanos no votó por él. Y no está para nada dicho que los votos por Madrazo y otros candidatos sean de él. Ahora, si quiere seguir cuestionando la elección y no aceptando los resultados, incluso su propia gente se va a cansar y lo abandonará. Al final la gente tiene que seguir viviendo, los diputados y senadores deben legislar, los gobernadores del PRD tienen que gobernar sus estados. Y si él quiere llevarlos por la aventura de la resistencia civil, el no reconocimiento y la ilegitimidad, hoy en día, en México, eso no va a funcionar. No funcionó con Cauhtémoc Cárdenas, en 1988, contra Salinas, cuando sí hubo un fraude y no estaban tan sólidas las instituciones. Hoy en día ese camino, en México, no lleva a ningún lado. Por tanto López Obrador tendrá que esperar seis años para volver a ser candidato y, a lo mejor, como muchos otros, aprende y así podrá presentar una propuesta más factible y más verosímil para el pueblo de México.

_ ¿Cómo vislumbra el gobierno de Calderón a la luz del fraccionamiento de un Congreso donde no hay ningún grupo con mayoría clara?
_ Será la misma situación que se presentó en la segunda mitad del sexenio de Zedillo y durante el sexenio de Fox. Por eso insisto en que la primera prioridad para Calderón debe ser la aprobación de las reformas institucionales que cambien el juego institucional: reelección de diputados y senadores para que haya rendición de cuentas. Referendo para modificar la Constitución, de manera que el Pre sidente tenga una vía de consultar al país sobre si quiere modificar la Carta Magna. Creación de un régimen semiparlamentario y semipresidencial para formar mayoría. Segunda vuelta en la elección presidencial, para que no vuelva a suceder lo que ocurrió ahora, cuando el Presidente tiene 35% del voto. Y las candidaturas independientes, para ir rompiendo las estructuras de la partidocracia. Si Calderón saca esto ahora, quizás podrá gobernar. Si no lo hace, buscará alianzas tema por tema, pero con un enorme desgaste y una gran fragmentación del Congreso y con unos esfuerzos y compromisos superiores a los beneficios. Seguimos moviéndonos hacia la izquierda.

_ Con los resultados de las elecciones en Colombia, Perú y México, ¿podría pensarse que se detuvo el flujo de la izquierda populista en el continente?
_ No. Esos tres casos son victorias de candidatos liberales, de centro o de centro derecha, pero con un fortalecimiento insólito de las corrientes de izquierda. Incluso, en el caso de Perú, de dos corrientes de izquierda, porque la centro derecha de Lourdes Flores quedó reducida a una muy pequeña expresión de 25% de los votos. En Colombia el candidato de izquierda obtuvo el mejor resultado de la historia para un aspirante de esta tendencia. En México sucedió lo mismo. No podemos olvidar que el PRD desplaza al PRI como segunda fuerza. López Obrador llega a 200 mil votos de la Presidencia y obtiene apoyo de muchas regiones. Entonces, aunque no siempre logra la victoria, la tendencia social e histórica está ahí. Pienso que el centro de gravedad político de toda América Latina sigue desplazándose hacia la izquierda. Y lo importante es que gobiernos como los de Calderón, Alan García y Alvaro Uribe, tomen nota del fenómeno y atiendan el mensaje que están enviando los electores. No con la respuesta de los populistas, pero sí con respuestas que funcionen para atender los problemas.

_ En ese sentido, ¿no hace usted diferencia entre las propuestas populistas, autoritarias, tipo Chávez y aquellas de la izquierda democrática y moderna como podría ser la que representa el gobierno de Michele Bachelet en Chile?
_ En un ensayo largo, publicado hacer un par de meses, he tratado de establecer las diferencias, a través de los orígenes, entre lo que podríamos llamar la izquierda moderna y la izquierda populista. Extrañamente la primera viene de la vieja izquierda, de quienes estuvieron en los partidos socialistas, comunistas, castristas, troskistas, en los años 60 y 70 y aprendieron la lección del fracaso del socialismo real, la Revolución Cubana y la URSS. Fue el chavismo sin futuro en la hora final de Castro.

_ ¿Tienen futuro los pujos de liderazgo continental que Hugo Chávez ha tratado de establecer en América Latina?
_ Mucho de lo Chávez es pura retórica, con excepción de la ayuda que sí le presta a Cuba y a algunos países del Caribe, además de su injerencia en Bolivia. Lo demás es pantomima, retórica que a veces puede ser muy desagradable, como los señalamientos contra el presidente Fox. Pero no pasa de allí y no le veo mucho futuro porque los países tienen intereses nacionales y éstos no son los de Chávez, Venezuela y mucho menos los de Fidel Castro. En ese sentido ya estamos viendo, luego de la reunión del Comité Central del Partido Comunista cubano, un final, el ocaso de toda esa época. Tardará un poco más pero ya Fidel está entrando en su etapa final.

_ En esa perspectiva de la decadencia definitiva de Castro, ¿cómo vislumbra el futuro del régimen chavista?
_ No he tenido oportunidad de seguir de cerca los acontecimientos venezolanos en los últimos meses. Supongo que Chávez tendrá la fuerza para ganar las elecciones de diciembre gracias al precio del petróleo, a su dinamismo y a su vitalidad y porque la oposición no se pone de acuerdo en torno a un solo candidato. No obstante, creo que va a entrar en un proceso de ofensiva internacional a ver si logra ganar el escaño en el Consejo de Seguridad de la ONU, lo cual no es seguro.

_ En México como en el resto de la América Latina el reto fundamental es el combate a la pobreza.
_ Ese es el mensaje de los votantes de López Obrador y debe ser atendido. En México el combate a la pobreza logró resultados significativos en los últimos 10 años. De todas maneras eso es insuficiente, hay que ir mucho más lejos y de una forma más duradera. El tema requiere de un conjunto de medidas de política económica y social que no serán posibles sin una serie de mecanismos de toma de decisiones, de los cuales carecemos, para tomar medidas porque nuestras instituciones provienen del viejo régimen autoritario y ya no sirven en democracia. Ese el problema a resolver.

- "Del éxito de nuestra revolución puede depender en un futuro la salvación del mundo", teniente coronel Hugo Frías Chávez.,
2006/05/20.
- Sin comentarios....
así como reconstruyeron sus partidos, sus ideas y sus maneras de hacer política, y hoy en Brasil, Chile y Uruguay estamos ante sectores que se están readaptando. Mientras, las izquierdas que vienen de un pasado populista, como Kirchner en Argentina, Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia y como podría haber sido el caso de López Obrador en México, no han pasado por este proceso de autocrítica, de reflexión y reconstrucción. Por tanto siguen inmersos en la vieja ideología populista, el autoritarismo, la relación directa del líder con las masas, el gasto de dinero y la retórica antinorteamericana vacía de contenido. Teodoro Petkoff las describió en Venezuela antes que yo. Nuestros argumentos no son son exactamente los mismos, pero en el fondo estoy totalmente de acuerdo con él.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog