LA PAZ NO ES AUSENCIA DE GUERRA

Por Venezuela Real - 26 de Julio, 2006, 16:29, Categoría: Política Internacional

Oswaldo Alvarez Paz
24 de Julio de 2006

Ante el conflicto Líbano-Israelí

Tengo muchos amigos árabes, de distintas nacionalidades de origen y también de diferentes credos religiosos. Excelentes personas con familias bien constituidas, comparten principios y valores que nos permiten mantener caminar juntos en la vida. Esto es particularmente válido con relación a la colonia libanesa. El Líbano ha sufrido mucho, tanto como consecuencia de una historia conflictiva de siglos, igual que todos sus vecinos, incluido Israel, como por las guerras civiles que estremecieron al mundo durante décadas cercanas. Digo esto para que mis palabras no se confundan con prejuicios hacia los árabes en general y libaneses en particular.

Pero, en esta hora tan difícil y dramática para el Oriente Medio, considero un deber dejar constancia de mi solidaridad inquebrantable con la nación judía extendida por todo el planeta, cuya representación jurídica y política ejerce con firmeza el Estado de Israel, fundado  gracias a la resolución 181 del 14 de Mayo de 1.948 de las Naciones Unidas. Desde el mismo día de su nacimiento contemporáneo, Israel ha sido víctima de interminables y cruentas agresiones guerreras. Sus gobiernos, de todos los signos y matices ideológicos, en circunstancias diversas y hasta contradictorias, asumieron estoicamente la responsabilidad de luchar y triunfar frente a enemigos superiores en número y tecnología militar en los comienzos, hasta derrotarlos una y otra vez en la Campaña del Sinaí (1.956), cuando la locura de la Guerra de los Seis Días (1.967) la del Yom Kipur (1.973) y vencer el permanente esfuerzo de desestabilización por la vía del terrorismo. Todo ello los ha obligado a responder, en el pasado y en el presente, las agresiones concretas y potenciales de enemigos poderosos como la Organización de Liberación de Palestina de Yasser Arafat, Al Qaeda y, entre otros, más recientemente el grupo Hamas , el Hezbolláh y el fanatismo religioso del odio y el resentimiento. De esta relación contemporánea excluimos el sufrimiento histórico. Siglos enteros de persecución contra los hebreos, el permanente exilio y los avatares de la segunda guerra mundial y la postguerra. Sin embargo, el Estado de Israel construyó para la nación que representa, la Tierra Prometida que perdurará por siempre jamás.

Si antes sentía la obligación de combatir sin tregua al actual régimen venezolano, ahora se refuerza por la absurda actitud de alinearse en contra de Israel. El irresponsable que gobierna no está a favor de un Líbano, víctima del terrorismo de Hezbolláh y Hamas, a cuyo gobierno se le hace un favor, sino en contra de las raíces judeo-cristianas que alimentan la civilización occidental. El régimen Venezolano se hace parte en el conflicto y se abraza con los gobiernos y grupos más forajidos del planeta. Esto es más trascendente de lo que parece. Bien ha sido dicho: “Ninguna arma forjada contra Israel prosperará y Dios condenará toda lengua que se levante contra Israel en juicio” Isaías 54,17 (El profeta, no el fiscal).

oalvarez@telcel.net.ve







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog