"Las políticas sociales deben ser sostenibles"

Por Venezuela Real - 27 de Julio, 2006, 12:24, Categoría: Política Nacional

Francis Fukuyama / Ahiana Figueroa
Análisis sobre Venezuela
El Nacional
27 de Julio de 2006

El profesor Francis Fukuyama señaló, durante su participación en el 36º Congreso Internacional de Conindustria, que los países más exitosos son aquellos en los que el Estado tiene menos presencia en áreas que no le competen.

Francis Fukuyama, profesor de la Universidad John Hopkins, en Estados Unidos, y autor, en otras, de la hipótesis contenida la célebre obra El fin de la historia y el último hombre, afirmó que Venezuela encaja hoy en una categoría totalmente nueva en el mundo, acompañada por Irán, Bielorrusia y Rusia, donde hay cierto grado de legitimidad democrática pero donde se erosionan todos los demás mecanismos de responsabilidad política. "Si ustedes piensan en esos cuatro países que mencioné, tres de esos cuatro son naciones petroleras y posiblemente no sea un accidente, sino que es más fácil implantar un modelo en un país que tiene riquezas por recursos naturales. Pero es un modelo insostenible para cualquier otro tipo de sociedad". Durante su conferencia en el 36º Congreso Internacional de Conindustria, explicó que en todas las sociedades existen cuatro categorías para medir el grado de independencia de las instituciones hacia el Estado, y en éstas se consideran el grado de protección hacia los trabajadores, el grado de corrupción y la capacidad del Estado para llevar a cabo las tareas que le son inherentes. Señala que los países más exitosos son aquellos en los que el Estado tiene menos presencia en áreas que no le competen. Los países ubicados en la categoría uno son los que tienen menos preponderancia del Estado, mientras que los ubicados en la categoría cuatro son los más dependientes.

Sostiene Fukuyama que Venezuela junto con Irán, Bielorrusia y Rusia forman parte de una nueva quinta categoría. Reiteró que si un Estado no protege los sistemas comerciales, legales y de propiedad privada no habrá inversión y por ende tampoco habrá crecimiento económico.


Recursos solos no bastan

En Venezuela, desde 1998, –añadió– ha ido en contra de los demás países de América Latina en relación con las tendencias positivas de la región. "Ustedes los venezolanos son testigos de la politización en todos los niveles, tribunales centralizados y una dependencia hacia el Gobierno de las autoridades electorales. En vez de separar a los militares de los civiles, esta relación se ha ido incrementando y se ha prestado poca atención a una política social verdadera".

Destacó la pérdida de poder de la sociedad civil, y por ello los sistemas jurídicos quedan bajo el control de un Estado centralizado cuya única arma podría ser un plebiscito y donde tienen participación organismos no gubernamentales. Como muchos otros analistas, Fukuyama considera que la actual política social del Gobierno no es sostenible en el tiempo, en caso de que los altos precios petroleros registren una merma significativa. "Venezuela fue maldita con la presencia del petróleo en su subsuelo, debido a que eso estableció las condiciones para implementar las políticas particulares que se aplican actualmente", afirmó.

Política estúpida

A juicio de Fukuyama, es importante aplicar en la agenda de todo país una política social inteligente, porque "es muy fácil tener una política social estúpida, en la que sencillamente se transfieren los recursos de ricos a pobres. Esta es la equivocación clásica de un Estado militante, donde se crea una dependencia y un paternalismo y no se crean incentivos para que los pobres se ayuden a sí mismos", dijo.

Explicó que en todos los países latinoamericanos hay que prestar atención a las políticas sociales, puesto que el problema ha sido siempre la desigualdad social y la exclusión de muchos grupos; es por ello –aclaró– que hay que formular una política social que permita manejar la pobreza pero sin incentivos perversos que hagan empeorar la situación.

"Deben ser políticas sostenibles y fundadas en el crecimiento económico, tienen que estar diseñadas de manera que no obstruyan ese crecimiento, generando déficit presupuestarios, regulando en exceso o estableciendo leyes laborales que limiten la actividad económica".

Cree que es importante dedicar recursos a la política social, pero advirtió que éstos por sí solos no son suficientes. "Si los partidos o personas que aspiran a la democracia y al Estado de derecho no toman esto en cuenta van a perder las competencias hacia el futuro. Lo que distingue una política inteligente de una política tonta es la manera en que se apliquen las normas", aseguró.

Dos sencillos ejemplos

Para dar una visión más amplia de lo comentado en relación con la manera en que deben invertirse los recursos en las áreas sociales, Fukuyama citó dos ejemplos dignos de reseñar.

En primer lugar, recordó una medida aplicada por el presidente mexicano Vicente Fox a través de la cual se transferían pagos directos a la población pobre con la condición de que enviaran sus hijos a la escuela, modelo copiado por otras naciones, entre éstas Brasil. Otro caso es el del estado norteamericano de Nueva Jersey, en donde por orden de un tribunal se transfirieron en 1990 alrededor de 25 millones de dólares a los distritos escolares pobres, sin que ello significara cambios en la educación para aumentar su calidad,





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog