Catalejos

Por Venezuela Real - 11 de Agosto, 2006, 10:52, Categoría: Política Nacional

Argelia Ríos
El Universal
11 de Agosto de 2006

La revolución luce descosida. Los factores políticos que la respaldan la han condenado al fracaso administrativo. Los 10 millones de votos lucen cada día más inviables. El chavismo es hoy un verdadero saco de gatos. La ausencia de referentes internos distintos a Chávez está produciendo una riesgosa satelización dentro del paisaje bolivariano. Maduro, Diosdado, Jesse y José Vicente son apenas una manifestación del forcejeo, que se reproduce en las regiones con los nuevos caciques estadales y locales... En el fondo, nadie manda: sólo la figura ausente del Presidente.

Entretanto, el Estado parece un barco de corsarios a la deriva, con el timón abandonado bajo el fragor de las batallas protagonizadas por los grupos que componen la tripulación. Ninguno posee conciencia revolucionaria. Los cuadros sólo quieren acumular espacios de influencia, territorios de dominio. Como las mafias, aunque sin espíritu de cuerpo.

Las consecuencias del fenómeno son ostensibles: el mandatario no ha podido recrear el vistoso ambiente de éxito que necesita construir para restarle obstáculos al "gran salto". La lucha entre los diferentes fragmentos revolucionarios está demoliendo la imagen de la gestión. Ya no hay forma de ocultar el desdén de los gerentes públicos _con el jefe a la cabeza_ frente a los dramas del país. La campaña electoral que Chávez desarrolla fuera de Venezuela le puede costar muy caro. Quizás el comandante se quede corto en su cálculo.

El peligro de que los segmentos que lo apoyan le retiren su confianza al comandante nunca estuvo más cerca. En el país se siente un extraño silencio, que se asemeja al de los desengaños de los pueblos cuando inician una nueva búsqueda... Hace meses la revolución era mercadeada con un tren que, entre vítores y glorias, transportaba a las misiones sociales. Al rutinizarse éstas _y al entrar en un punto de rendimiento decreciente_, el Gobierno se ha expuesto a un oscuro desnudo.

En este año crucial, antesala de una probable Asamblea Constituyente, todas las ofertas de dignificación social continúan en veremos. ¿Cómo vender el socialismo a partir de una obra que ya es derecho adquirido y que ha perdido los resplandores de la novedad? El proceso estaba obligado a reciclar su oferta a partir de una obra concreta que describiera el potencial de la próxima fase. Sin embargo, a 16 semanas de las elecciones todo se mantiene detenido. Los discursos del oficialismo suenan vacíos, como el "bla-bla" de la IV República cuando se anunciaba su cataclismo.

Lo único tangible hoy es el desorden general. ¡Ni el comando de campaña dirigido por Ameliach dio resultados! Ante esta circunstancia, a la disidencia se le ha abierto una posibilidad, que el Gobierno se encargará de evaporar pronto trayendo de nuevo las captahuellas. El propósito es mantenerla dividida a pesar de haber escogido a su mejor candidato.

Rosales no es sólo un político que conoce cómo diseñar triunfos. Además tiene una obra social cuya superioridad frente a las misiones convirtió, a él y al Zulia, en piezas democráticas inderrotables. Si toda la oposición se une alrededor de su candidatura, Rosales pudiera transformar esta historia en un antes y después "de". El abstencionismo debería darle libertad de acción y de palabra para intentar desarrollar un liderazgo nacional que le permita desafiar a Chávez y a su ministerio electoral.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog