El Miedo y las captahuellas

Por Venezuela Real - 17 de Agosto, 2006, 11:41, Categoría: Electorales

Diego Bautista Urbaneja
El Universal
17 de Agosto de 2006

ANUNCIO EL CNE que las captahuellas van. La relación entre captahuellas y miedo está bien establecida. Se sabe que es un mecanismo de amedrentamiento, pues se sabe que se ha instalado en los votantes la sospecha de que es posible que a través de las captahuellas se sepa por quien votó cada quien. Como también se sabe que las captahuellas no cumplen bien su cometido nominal, cual es de detectar a quienes pretenden votar más de una vez, el único sentido que conserva su aplicación es el de disuadir a los votantes, propiciando así la abstención. Vinculado con este sentido está otro, también muy claro: darle a quienes sostienen que hay que abstenerse de votar argumentos para sus tesis.

Pero hay otra conexión entre las captahuellas y el miedo. Se trata ahora del miedo de Chávez. La aparición de una candidatura unitaria, junto con ciertos números de encuestas que se rumoran por allí, hacen pensar que Chávez puede estar inquieto. De manera que urge estimular la división de la oposición entre abstencionistas y participacionistas, y para ello nada mejor que las captahuellas. De todos los instrumentos de que dispone el oficialismo, sólo ellas tienen la cualidad de que siembran temor. Ese es un disuasivo más poderoso que los otros instrumentos que tiene el oficialismo para estimular la abstención y para darle argumentos a los abstencionistas.

Así que Chávez quiere sembrar miedo para defenderse de su propio miedo. Las captahuellas son a la vez el emblema del miedo que el gobierno quiere sembrar y el emblema de su propio miedo.

CONTRA EL SPRAY. Ya es cosa de los demás, nosotros, aquellos a quienes se dirige la maniobra, caer en ella. No podemos permitir que la ola de optimismo que ha generado el lanzamiento de la candidatura unitaria de Manuel Rosales se disuelva con las aplicaciones del spray de una decisión del CNE. En su artículo del viernes pasado, Argelia Ríos decía y alertaba que "a la disidencia se le ha abierto una posibilidad, que el gobierno se encargará de evaporar pronto trayendo de nuevo las captahuellas. El propósito es mantenerla dividida a pesar de haber escogido a su mejor candidato". Es precisamente eso lo que no podemos dejar que ocurra.

Tenemos que ponernos en la disposición inequívoca de concurrir a las elecciones y de acumular la mayor fuerza electoral posible, con el tres de diciembre como horizonte, y haga lo que haga el CNE. Tenemos que mojarle la pólvora al CNE. Quitarle las armas con las que cuenta para dividir a quienes no estamos conformes con Chávez y su gobierno. Mantener la lucha por las condiciones electorales, pero hacerlo con el respaldo de una fuerza creciente, que lo será precisamente porque ha decidido no dejarse dividir. Es así que esa lucha adqui rirá su máxima eficacia y que tendrá la capacidad de producir puntos crí ticos.

RESPONSABILIDAD HISTORICA. Rosales y los dirigentes y las fuerzas políticas que lo respaldan como candidato unitario tienen una enorme responsabilidad histórica. No se está concurriendo a unas elecciones comunes y corrientes, ni los tiempos que seguirán a estas elecciones serán tiempos comunes y corrientes. Los acuerdos que han conducido a que Rosales sea el candidato unitario tienen que servir de base para acuerdos de profundidad que vayan más allá de lo electoral, y que tengan validez sea cual sea el resultado de las elecciones de diciembre.

Esto se ve claro en el caso de que Rosales sea el próximo presidente. Pero también ha de ser claro en caso de que no lo sea. En un nuevo gobierno de Chávez va a ser necesarísima la presencia de un frente opositor articulado en torno a unas grandes líneas estratégicas comunes, que enfrente con solidez y orden la ofensiva que Chávez nos anuncia todos los días. Todo esto debe adelantarse cuanto se pueda en estos tres meses.

Pero por ahora, toca insistir en que quienes queremos cambiar de gobierno no podemos equivocarnos otra vez en el asunto electoral. No podemos enredarnos nosotros mismos. Lo que ahora corresponde es tomar de una el camino de las elecciones. Como vía para el fortalecimiento y el crecimiento ese camino real es muy superior a cualquier otro que pueda proponerse.

MIEDO INUTIL. Que el miedo que Chávez quiera sembrar para curarse de su propio miedo nos tenga sin cuidado. Que se sepa que esta fuerza ha decidido crecer y fortalecerse, en torno a Manuel Rosales. Al paso en que se une y crece y se articula, a ese mismo paso se lucha mejor por las condiciones, en un proceso en el que nada permanece igual. Lo que hoy, digamos las captahuellas, nos parece un gran obstáculo, dentro de dos meses a lo mejor nos da risa. Sólo creciendo es posible cambiar los términos del juego.

dbu@etheron.net





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog