Chávez incluyó en la reciente compra de armas a Rusia el compromiso de abrir fábrica de Kalashniko

Por Venezuela Real - 21 de Agosto, 2006, 15:14, Categoría: Política Nacional

Natalia Springer - Columnista de EL TIEMPO
De Sur a Sur

Sus seguidores lo aplauden a rabiar. Alguno debería contarle que hizo un muy mal negocio. Ya se producen anualmente más de 8 millones de armas ligeras en el mundo.

¡Kalashnikov!

Conozco gente que no sabe ni leer ni escribir pero que es capaz de montar un rifle con los ojos cerrados en el término de un suspiro. Investigando sobre desarme, hice esta prueba en algunas zonas conflictivas: al preguntar al azar por ciertos personajes famosos, comprobé que pocos sabían de Gandhi, algunos identificaron a Marx, nadie tenía idea de quién era Marie Curie y todos reconocieron la Kalashnikov como un arma de asalto, aunque en realidad es el apellido de su inventor, un soldado ruso que durante la segunda guerra desarrolló el rifle técnicamente conocido como AK-47.

¡Kalashnikov! Incluso se han compuesto varias canciones en su nombre. La más célebre es probablemente la del maestro Goran Bregovic, quien recoge la sustancia de su significado popular. La compuso a las órdenes de Kusturica para la película Underground, en la que se retratan descarnadamente los sucesos de la guerra en Yugoslavia. Entre los versos se escucha**: "Dios, nadie cuenta los balazos, nadie detiene los disparos (...). Vamos a perder el control de una vez. No te preocupes, vamos a enterrarnos los unos a los otros de todas maneras (...). ¡Mira, hombre, una Kalashnikov nueva! Hagámonos matones a precio de regalo (...). ¡Kalashnikov! Boom, boom, boom".

En efecto, son los rifles más populares del mundo. Excepcionalmente resistentes. Hacen rondas de 600 balas por minuto. Y es cierto eso de que te haces matón a precio de regalo: puedes conseguirte uno por 50 dólares en muy buen estado y te lo entregan con munición, pero se consigue por menos en un zoco africano.

Las Farc acaban de publicar en su página oficial: '¡Buena noticia!: Kalashnikov hecho en Venezuela'. No es una buena noticia, pero es cierta. Chávez incluyó en la más reciente compra de armamento a Rusia el compromiso de abrir una fábrica de Kalashnikov en el país vecino. No tenemos noticia de los procedimientos técnicos para reemplazar el material bélico descontinuado, ni cual será la escala de producción. No importa. ¿Para qué sirven las armas si no es para asesinar y oprimir?

Las Farc celebran, pero no son las únicas. Aun si su objetivo es disuadir y aun bajo el mas estricto de los controles, es inevitable que un porcentaje muy importante de ese material termine en el mercado negro surtiendo a paramilitares, guerrillas, terroristas, delincuentes y a toda suerte de fanáticos y, por supuesto, asesinando a los más humildes de los países más pobres, que es donde proliferan las guerras y donde se necesitan verdaderas revoluciones.

Es una gran pérdida para Latinoamérica, pero especialmente para Colombia y para Venezuela. Chávez es un líder regional muy poderoso y tendría la capacidad de convencer a las Farc de sentarse a una mesa de negociación si comprometieran su garantía de verdad. Tiene una gran ascendencia entre las bases sociales porque ha planteado soluciones prometedoras en el tema de tierras y ha financiado las actividades de los "médicos descalzos" cubanos, que se han ocupado de atender gratuitamente a la población más pobre de Venezuela y de varios países del Caribe, América Latina, África y Asia. En varias ocasiones han sido la primera y más robusta misión médica en hacer presencia en zonas devastadas por desastres naturales en el mundo. Sus beneficios han alcanzado a millones de personas a unos costos ínfimos.

Pero Chávez prefiere gastarse 3.000 millones de dólares en un material bélico que le permita seguir provocando baldíamente, casi el doble de la deuda externa de Haití, que es el país más pobre de América, antes que aportarle soluciones de paz a este mundo en ruinas.

Sus seguidores lo aplauden a rabiar. Alguno debería contarle que hizo un muy mal negocio. Ya se producen anualmente más de 8 millones de armas ligeras en el mundo. Tenemos más que suficientes para asesinarnos mutuamente.

*Natalia Springer
Autora de 'Desactivar la guerra'
** La traducción es precaria y la edición, discrecional.

desurasur@gmail.com







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog