Bajo el manto del bien común

Por Venezuela Real - 22 de Agosto, 2006, 17:13, Categoría: Derechos Humanos

Veneconomía
22 de Agosto de 2006

Este fin de semana el Gobierno escondió dos atropellos a los derechos de los venezolanos, bajo el manto del bien común.

El primer atropello se realizó el sábado, cuando el Presidente puso la piedra fundacional de la primera fase del "Centro Genético Productivo Socialista Florentino", en los predios del Hato La Marqueseña. El bien común está en que este centro apunta a ser líder en el desarrollo técnico agropecuario, dedicado a la investigación, aplicando la genética y la agronomía de avanzada. El atropello consiste en que este centro se construirá en los predios de La Marqueseña, una propiedad privada que fue arrebatada ilegalmente a sus legítimos dueños, violentando no sólo el derecho de propiedad que establece la Constitución, sino incumpliendo la palabra empeñada por el presidente Chávez en el acuerdo que él mismo bautizó como el "Método Cha-Az".

La Marqueseña no era legalmente expropiable, se comprobó que tenía en regla sus títulos de propiedad por más de 200 años como lo exigió arbitrariamente el Gobierno, y estaba en plena producción como manda la Ley de Tierras. Y más allá de cumplir con los extremos legales, La Marqueseña también era ejemplo de excelencia en la gerencia de la propiedad, y generadora de empleos en la zona. Su expropiación pareciera derivarse de un antojo presidencial.

El segundo atropello se esconde detrás de la inauguración del Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano, Gilberto Rodríguez Ochoa, realizada este domingo en la zona de Montalbán en Caracas. Una iniciativa muy positiva, en la cual se invirtieron Bs.277 millardos entre instalaciones de primera, equipos y tecnología de punta, para atender cardiopatías infantiles. Llamó la atención de los televidentes que siguieron el acto inaugural, la presencia de médicos cubanos en una relación casi uno a uno con los médicos venezolanos. El atropello a los venezolanos se escondía en la aclaratoria del ministro de Salud y Desarrollo Social, Francisco Armada, explicando que el hospital sólo recibiría pacientes remitidos por la cadena Barrio Adentro. Incluso los pacientes que tengan una emergencia no serían recibidos si no provienen de Barrio Adentro. Se trata de una política hospitalaria discriminatoria contra aquellos pacientes que no provengan de esta misión de salud del Gobierno, entre los que se encuentran la clase media y los ciudadanos que no son bolivarianos.

En Venezuela jamás se excluyó por razones ideológicas, políticas o de clase a ningún ciudadano de los centros de hospitalización del Estado. Es un acto criminal que ahora el propio Estado aplique el filtro bolivariano para la administración de salud, especialmente cuando de niños se trata.

English version





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog