Doctor Barreto

Por Venezuela Real - 23 de Agosto, 2006, 15:40, Categoría: Historia Oficial

Tal Cual - Editorial
23 de Agosto de 2006


Ayer el alcalde metropolitano, doctor Juan Barreto, víctima de uno de sus proverbiales ataques de hidrofobia, protagonizó un espectáculo deplorable, insultando y agrediendo a sus colegas de Chacao y Baruta, a la clase media en general, a la cual consideró "putrefacta" y "embrutecida por el dinero" (no sabemos si se refería a esa a cuyos saraos asiste gustosamente, para fotografiarse en las páginas sociales) y finalmente lanzó su amenaza favorita; por enésima vez amenazó con expropiar los campos de golf de La Lagunita, para "construir viviendas populares", con el añadido del increíble comentario de que si le da la gana podría expropiar un municipio entero. Nunca había ladrado tan duro el doctor Barreto, en cuya gestión concreta no muerde a nadie y es protagonista de un colosal fracaso en su gestión como burgomaestre metropolitano.

Tal vez allí resida parte de la explicación de su actitud de matachín. El fracaso; el horror en que está convertida la parte de la ciudad donde se ejerce mayormente su mandato, con la ayudita de su rival Freddy Bernal –quien, por cierto, se queja de que el doctor Barreto perturba su gestión con constantes intromisiones inútiles e ineficientes–, y que contrasta clamorosamente con aquellas partes del área metropolitana donde los agredidos por él se desempeñan bastante más eficazmente. El insulto y la violencia fueron un mecanismo de compensación para su ego, maltratado por su propia incompetencia e incapacidad para hacer nada constructivo.

Pero no es sólo eso. El doctor Barreto es también expresión de la inquietud y preocupación que ha comenzado a recorrer algunos vericuetos del poder, ante la perspectiva de unos resultados electorales que ya no autorizan el triunfalismo de los 10 millones de votos y de las dos manos extendidas para simbolizar la cifra. Ya Chávez nos hizo una "rebajita" y redujo la meta a 6 millones. A las dos manitos van a tener que serrucharles cuatro dedos, lo cual deja cinco en una y uno en la otra, en esa clásica posición con la cual chocando ambas manos, con el índice de una entre el índice y el pulgar de la otra, el venezolano dice "¿Seis millones? ¡Por aquí!" La percepción de que se les angosta el espacio, de que la oposición aparece unida y con una cara visible, mientras los pleitos internos en el MVR y entre estos y sus socios carcomen su campaña, comienza a producir desesperación. Aquellos que no pueden controlar sus nervios, como Juan Barreto, incurren en esos desatinos brutales y lamentables, con los cuales creen poder manipular a los sectores populares que antes confiaron en ellos y que ya no les creen ni el credo. Caracas, sobre todo en sus dos extremos del oeste y del este, es un polvorín social que ha desbordado completamente a los alcaldes del oficialismo y al doctor Barreto. No pueden con esa carga y el pueblo lo percibe cada vez más claramente.

Eso tiene al doctor Barreto incómodo, ya no puede controlarse. Lo que si nos da curiosidad es ver como haría para expropiar un municipio entero. Sería un hito histórico a escala universal.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog