El Strip Tease de Stalin

Por Venezuela Real - 31 de Agosto, 2006, 10:15, Categoría: Política Nacional

Roberto Giusti
El Universal
30 de Agosto de 2006

En verdad no me dejó buen sabor el papel representado por los alcaldes de Baruta y Chacao en los espectáculos tragicómicos de la semana pasada.

Uno podría entender que en la primera oportunidad fueron sorprendidos en su buena fe por el desfogue crapuloso de Barreto durante su desopilante arenga del teatro Teresa Carreño, pero caer de nuevo en la trampa de la Biblioteca Nacional, con la única finalidad de demostrar su buena voluntad y su intención de coordinar políticas en bien de la ciudad, deja ya de ser un gesto de tolerancia extrema para convertirse en sometimiento, seguramente involuntario, a la ofensa, el escarnio y la ruindad.

Después del discurso del martes no podía quedar la menor duda de que nadie de oposición puede trabajar en conjunto con un gobierno cuyo rostro dominante exhibió Barreto con toda impudicia. El strip tease ideológico y psicológico (menos mal que del otro no hubo nada) de Barreto constituye el primer reconocimiento explícito de la vocación totalitaria y, en este caso, stalinista, del régimen chavista.

Obviamente todavía quedan sectores democráticos en el chavismo, pero las condenas internas no se produjeron porque se esté, mayoritariamente, en contra de esa aberración política asumida por uno de sus principales dirigentes, sino por el daño electoral irremediable provocado por la confesión, con sus ingredientes de resentimiento patológico, en contra de una clase social que es la suya propia.

En otras palabras, el renegado Barreto se fue de lengua y si bien puso en evidencia algo que ya todo el mundo sabía, liquidó de un solo plumazo los esguinces retóricos y los sofismas alambicados a los cuales suele acudir José Vicente para proclamar la existencia de una democracia en Venezuela. A Barreto, ya sabemos, le gusta desnudar su ego ante multitudes y ese lujo de exponer en público las más íntimas miserias, que sólo se confían al sacerdote, al psiquiatra o a la pareja, bien sea en el confesionario, el sofá o la cama, le va a costar muchos votos a un Chávez que debe sentirse indignado por el desliz "del gordo".

En esas condiciones carecía de sentido presentarse al sacrificio y someterse a la necedad fascista, en un sainete hecho para todo menos para discutir propuestas contra la inseguridad, ante una claque predispuesta a morderte la yugular de cualquier modo y digas lo que digas.

Tolerancia y amplitud sí, pero hasta el punto en que la dignidad lo permita o que, con el poder en las manos, se pueda hacer, como lo manda la democracia, lo que Chávez y sus secuaces le niegan a sus adversarios. Mientras tanto, olvídense de coordinaciones o conjunción de esfuerzos. Este gobierno prefiere vulnerar los intereses y bienestar de una buena parte de la población, antes que prestarse a cualquier tipo de vínculo con el odiado enemigo.

Quizás por guardar las apariencias algunos convoquen a diálogos y hablen de consenso, pero, al final, siempre se hará lo que ellos decidan, de acuerdo con los intereses de la revolución, que son los suyos. La diferenciación por contraste puede resultar positiva hasta cierto punto. Pero de allí en adelante los electores exigen mayor resolución porque está claro que con alguien que pretende liquidarte, ofenderte y humillarte, no queda otra sino la confrontación. La civilizada, digo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog