Catalejos: Ecuación invertida

Por Venezuela Real - 8 de Septiembre, 2006, 14:30, Categoría: Política Nacional

Argelia Ríos
El Universal
8 de Septiembre de 2006

Los vientos no soplan a favor del mandatario. Ya no es aquel hombre capaz de conectarse de inmediato con las gentes humildes. El afán de transformarse en una referencia del contrapoder internacional le distanció de los problemas domésticos. Su discurso grandilocuente se ha vuelto incomprensible para los sectores populares, en donde las nuevas promesas de Chávez suenan huecas, sepultadas en el foso de su interminable "bla-bla"... Lo que el poderoso jefe se ha encontrado a su regreso es un ambiente de indiferencia. La geopolítica mundial terminó produciendo un creciente desinterés de las masas, que no comprenden siquiera el glosario empleado por quien creían su mejor intérprete.

El desvanecimiento de la magia con la cual se había recreado la relación mística entre los pobres y el Presidente ha abierto paso al desencanto. Los oídos de la pobrecía ya no son un monopolio del jefe único que está viendo cómo el pueblo pone una sorpresiva atención sobre el nuevo oferente. En medio de la más espectacular bonanza experimentada por Venezuela, los sectores más humildes van ponderando, cada vez más, la parvedad de lo que Chávez les ha dado.

La ineficiencia que el Presidente no resuelve _porque todo termina en enroques y cambios cosméticos en su equipo_ ha sembrado progresivamente la idea de que el líder sí tiene una importante cuota de responsabilidad en el desastre de la gestión del Gobierno y de que no existe un compromiso de acero con los pobres: sólo una relación utilitaria, en la que el voto encuentra una retribución apenas simbólica y residual.

"Probar" con un nuevo líder ya no es una posibilidad negada a rajatabla. Quienes tienen poco que perder _lo poco que Chávez les ha dado_ comienzan a aceptar "que no estaría mal un cambio": un castigo aleccionador, cuya expresión podría ser, bien la indiferencia materializada en abstención de la clientela, o bien un decidido salto de ésta hacia el territorio de lo novedoso... El hecho de que el Presidente ya ni siquiera considere a la pobreza una condición deplorable del ser humano (porque lo malo es ser rico, y estrenar en Navidad, y aspirar a una mejoría de las condiciones de vida), es una sentencia tatuada en el inconsciente de esos humildes que observan con curiosidad al otro rostro.

Ciertamente, no hay decisión todavía, pero sí un merodeo por la alternativa. Como dice Oscar Schemel, de la empresa Hinterlaces, la gente ya reconoce que el Presidente, siendo un "hombre bueno", resulta "inconveniente" para los intereses de Venezuela: porque no ha sabido armar un equipo competente (ni siquiera en este año electoral, lo que es revelador de su desinterés y de su incapacidad para hacerlo); porque no escucha al pueblo y ha involucrado a Venezuela en una maquinación externa que desvía, hacia otras naciones, recursos que necesitan los pobres para alcanzar una expectativa digna de vida.

En definitiva, los papeles se han invertido. Ahora es Chávez quien tiene problemas para reconectarse con el sector popular. Ahora es él quien presenta un discurso errático y repetitivo. Ahora es él el que sufre la división de su alianza y la amenaza de que muchos de sus aliados _ante el decisivo debate ideológico y el "para siempre"_ le jueguen "la cachúa" para debilitarlo... Chávez sabe que vienen tiempos de traiciones y reacomodos, tanto en el mundo social, civil, como en el militar... El dinero no le bastará.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog