El reto de Rosales

Por Venezuela Real - 12 de Septiembre, 2006, 10:54, Categoría: Política Nacional

Manuel Felipe Sierra
El Nacional - A4
12 de Septiembre de 2006

Se están dando circunstancias parecidas a las que estimularon la enorme activación política de 2001 y los años siguientes. En aquel momento, una oposición deprimida por el agotamiento de los partidos cobró una inusitada fuerza con el torrente social que advirtió la amenaza autocrática envuelta en el decreto 1011 sobre la educación privada y los 49 proyectos de la Ley Habilitante. Hace dos meses, para los opositores el horizonte lucía nublado. Una inmensa mayoría condicionaba su participación en las elecciones al respeto por el CNE, a la Constitución y la Ley del Sufragio. Se cobraba conciencia de que Venezuela es el único país en América Latina (con la excepción natural de Cuba) que no dispone de un sistema electoral confiable. Pero al mismo tiempo era evidente que los partidos entraban en el juego de las candidaturas y las estrategias particulares. Súmate hizo un llamado a la escogencia de un candidato unitario mediante primarias, que fue rechazado con desdén por los aspirantes presidenciales. La unidad resultaba, entonces, un ingrediente indispensable para activar la confianza en el electorado antichavista.

La aparición de la candidatura de Manuel Rosales como producto de un acuerdo unitario ha estimulado a los principales actores de la oposición. En los últimos días, la fórmula presidencial ha evidenciado un significativo impacto en los sectores populares, y Rosales parece entender en su discurso que no se trata de un torneo floral o de una competencia regida exclusivamente por el marketing, sino de una confrontación entre los valores democráticos y un proyecto de socialismo ya en marcha, copiado de la fallida experiencia fidelista.

De esta manera, la opción de Rosales se nutre no solamente de las estructuras partidistas, sino principalmente del inmenso caudal social que ha marcado el rumbo de las acciones contra Chávez en los últimos años. Si para algunas organizaciones el evento electoral es la posibilidad de acumular fuerzas al margen de su resultado, para construir nuevos partidos y convivir cómodamente con el chavismo (como si ello fuera posible en el marco del totalitarismo), para los actores de la sociedad civil que sin tregua han combatido en defensa de los derechos ciudadanos, la vía electoral es el escenario para una lucha que trasciende al 3 de diciembre y que pasa, previamente, por la exigencia de condiciones de transparencia.

Un enfrentamiento que el propio Chávez propicia con fuerza desde 2004 y que remataría en 2007 con el partido único, lo cual implica la liquidación de la disidencia democrática y la amenaza cierta de su perpetuación en el poder. Rosales no representa en este momento el típico fenómeno electoral, y su éxito no estará guiado por la experticia de los magos de la imagen.

Su responsabilidad es aún mayor: ha recibido la excepcional oportunidad histórica de encabezar un combate, cuyo desenlace dramático supone la salvación de la democracia o el ingreso de Venezuela a una etapa de oscurantismo, represión y exterminio de la propiedad privada. De esa dimensión es el reto del líder zuliano.



 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog