La hora

Por Venezuela Real - 15 de Septiembre, 2006, 15:21, Categoría: Política Nacional

Argelia Ríos - Catalejos
El Universal
15 de Septiembre de 2006

A juzgar por su flaco esfuerzo, el presidente Chávez tiene poco interés en renovar su oferta. Con el mapa de Venezuela en la mano, traza en grandes líneas rojas sus proyectos futuros: los "ejes de desarrollo" y la desconcentración poblacional vuelven a ocuparlo... ¿Qué efecto buscará el mandatario con semejante dilación? Por lo pronto, su discurso electoral sigue luciendo como una divagación abstracta e incomprensible, que no termina de brindarle colorido a esta singular campaña, cuyo paradójico norte es impedir que los venezolanos crean en la palabra y en las reveladoras acciones del comandante.

Es cierto que entre sus afanes externos contra el imperialismo y los contrabandos discursivos con que mercadea el socialismo, Chávez se ha vuelto una voz extraña al país real, al que usa para su proyecto personalista... No obstante, el hecho de que apenas merodee por los problemas nacionales _subestimándolos en su agenda_ habla claro de sus convicciones íntimas. Por una parte, del dramático rol que ejercerá el desenlace de la votación de la ONU en la batalla electoral (que da como segura) y, por la otra, de la forma como ha calculado que operará la incredulidad de los venezolanos frente a las advertencias de la oposición en torno al norte ideológico del proyecto revolucionario.

Omitir la evaluación de su desempeño y reproducir las expectativas falsas sobre lo que será, en la práctica, el modelo político, económico y social propuesto, es parte esencial de la estrategia del jefe del Estado. Su mayor riesgo en este momento es ofrecer explicaciones nítidas acerca de lo que se propone emprender... Por algún motivo no hay ofertas efectistas que toquen el plano de la vida cotidiana de la gente... La abstracción, en este caso, parece un instrumento que, junto a la simbología del dinero desbordado, plantea una oferta del todo fantasiosa. Por simbólica, cada cual la interpretará a su manera, aunque en el cálculo presidencial el ciudadano asumiría la lectura más axiomática: esa no es otra que la de la manipulación en ciernes. La que asume como "imposible" un Estado comunista y totalitario.

Por Chávez hablan hoy las masas de dinero en la calle: ellas permiten desarrollar su intensiva política clientelar, pero también encubren lo que ocurrirá en lo sucesivo... El consumismo en el que está absorta Venezuela tiende un manto de indiferencia frente al inminente tránsito del país hacia el mar de la felicidad. Hasta podría decirse que el descreimiento de los venezolanos es el mal que amenaza con destruir por completo a la democracia...

En todas sus dimensiones, esa incredulidad es una aliada del Presidente, quien se favorece, también, con el desconcierto experimentado _todavía_ por la propia oposición frente al ostensible éxito de su abanderado. Demasiada gente no sale de su asombro ante las capacidades que muestra ese Rosales de evidente rostro popular... El asombro es parte de la incredulidad que, contradictoriamente, mantiene a los ciudadanos aguardando, en posición de testigos, lo que habrá de ocurrir... El caso es que no hay más espera. En tan sólo un mes todo estará definido. El gobernador zuliano está haciendo su trabajo con eficiencia. Falta el de los ciudadanos, verdaderos protagonistas, en cuyos hombros recae ahora la otra parte del esfuerzo. Esta es la hora y no hay más tiempo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog