El milagro de Rosales

Por Venezuela Real - 19 de Septiembre, 2006, 11:37, Categoría: Electorales

Asdrúbal Aguiar
El Universal
19 de Septiembre de 2006

LA DECLARACION del convaleciente Fidel Castro en cuanto a que Hugo Chávez tendrá éxito en la conformación de un "partido único" que reunirá a sus seguidores y clientela, da cuenta de nuestro inmediato porvenir: el "pensamiento único", negado a la disidencia, sin otra forma que no sea la revolucionaria y sin otro credo que no sea la revolución.

No se trata de algo inédito. Chávez quien audaz sabe ser y no por transparente lo dijo desde día en que se cargara al RR: "Evitar la transformación social de la organización de base en estructuras partidistas" y propender al "fortalecimiento de una instancia única de coordinación y toma de decisiones de las organizaciones con fines políticos que apoyan al proceso", como reza el manoseado documento sobre La Nueva Etapa: El Nuevo Mapa Estratégico de la Revolución.

LO QUE OCURRE es que estos hechos poco significan para el común porque cristalizan lentamente, sin aspavientos. Como buen discípulo del nazismo y del fascismo y de otras tantas experiencias totalitarias que le brinda la historia, Chávez está desmontando el puente de la democracia tuerca por tuerca. A pesar de su "jaquetonería" y de sus arrojos de cuatrero, a la hora de la verdad cumple con su regla de oro: dos pasos adelante, uno atrás. Ha sabido reducir las resistencias emocionales a su plan totalizante. Una buena parte del país, como parece, marcha hacia las cámaras de gas en medio de cantos e ilusiones. Nada más.

Así que, después de diciembre, qué duda cabe, sobrevendría otra iniciativa constituyente o suerte de reingeniería institucional que cuidando como antes los medios pero vaciándoles de contenido libertario hará cierta la Constitución socialista y la presidencia in aeternum. Seguiríamos, pues, en el jolgorio electoral, esta vez referendario y con vistas a un escena que sólo imagina el mandamás, donde las mayorías de buena gana se ponen la "sica" el puñal sobre el cuello y lo rasgan por acto propio hasta el desangramiento, hasta la muerte del soñar autónomo.

Y ES QUE, EN ESENCIA, nos hemos habituado a la normalidad de lo anormal. Los abusos del alcalde mayor contra la propiedad privada o las muertes extrañas que se hacen rutina si concitan comentarios de ocasión apenas nutren el diálogo de los almuerzos y se agotan al final del día, porque de todas "todas" se impone (sobre)vivir y seguir comiendo. Y nada más.

Allí está, verbigracia, la carta de Alvin Lezama, censor del Régimen, dirigida a Guillermo Zuloaga en virtud de las informaciones dadas por Globovisión sobre el cruel asesinato de los hermanos Faddoul: "... No se podrá hacer uso de técnicas amarillistas como deformación del periodismo que afecte el derecho de los usuarios y usuarias a ser correctamente informados...", dice el censor oficial, para luego exhortar al Canal 33 previa admonición de severas sanciones "a dar cabal cumplimiento a las mencionadas disposiciones, en procura de una administración corresponsable del espectro radioeléctrico en beneficio de los usuarios y usuarias de los servicios de televisión, contribuyendo así a una mejor formación de la ciudadanía".

Lezama y la Revolución, qué duda cabe, piensan por nosotros, piensan por Ud. y por todos para que ni Ud. ni nosotros nos ocupemos de pensar. Es tarea que, como puede verse, será exclusiva en lo sucesivo si las cosas siguen por donde van y no cambian a tiempo del jefe del partido único. Empero, el tema de Globovisión, insólitamente, si preocupa también tiene su tiempo y no más allá. La hora apremia.

Manuel Rosales, a todas éstas ha derivado en un milagro de unidad y a contracorriente desafía al "pensamiento único"; ese que progresivamente se instala en Venezuela y al que no escaparán incluso los partidos que apoyando al Régimen no hacen parte de su seno original.

ROSALES SE NUTRE de la diversidad y tiene disposición para la lucha. Si alcanzará o no su propósito es algo que dependerá más del colectivo que de él. Ha dicho que tiene ganas de guiar el combate y lo hace para asegurarnos que cada uno y todos podamos tener libertad para pensar y para discernir acerca de nuestros proyectos de vida en democracia, sin la angustia del "comisario cubano" sito en las puertas de nuestros colegios, de nuestras asambleas, de nuestras iglesias y paremos de contar.

La primera exigencia, pues, es la lucha. Los resultados serán a la medida del esfuerzo de los que creen en la urgencia de la lucha y en el cambio necesario. Existe una opción, sea para sustituir pacífica y milagrosamente al dictador, sea para demostrarle al país y al dictador que una parte no magra del país luchará sin tregua para que el país no se disuelva por abulia e indiferencia o por el pecado que degrada la dignidad humana y condena a quienes prohíjan el fatalismo: la resignación.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog