Se necesitan más labores de inteligencia en frontera

Por Venezuela Real - 22 de Septiembre, 2006, 15:50, Categoría: Política Nacional

Jesús Gerardo Hernández
El Mundo
21 de Septiembre de 2006

El alcalde del municipio Jáuregui del estado Táchira, Macario Sandoval, considera que la solución frente al secuestro, la extorsión y el sicariato es la prevención y para lograrla es necesario una buena labor de inteligencia. Asegura que la población tiene miedo a denunciar y eso hace difícil la actuación de los órganos de seguridad

Un pueblo típicamente turístico, dedicado a la agricultura como La Grita, se convirtió por obra y gracia del hampa común y la subversión colombiana en escenario policial y por ende en noticia de última página.

Desde hace dos años, a la zona comenzaron a llegar "personas extrañas" y con ellas se iniciaron una serie de homicidios que han sido calificados como sicariatos dada las características de las muertes.

Para presentar propuestas a la Comisión de Reforma Policial, el alcalde del municipio Jáuregui del estado Táchira, Macario Sandoval, se trasladó hasta la capital para solicitar a las autoridades gubernamentales nacionales la ejecución de acciones prioritarias, entre ellas la implementación de un plan de inteligencia que permita la prevención de los secuestros, la disminución de las extorsiones y la erradicación definitiva de los sicariatos en la zona.

-¿Cómo ha evolucionado la inseguridad en la zona montañosa del estado Táchira?
-Históricamente hemos sido comunidades muy tranquilas, unos pueblos de trabajo cotidiano. Los andinos por excelencia somos emprendedores, y en los últimos tiempos nos ha llegado una práctica, una cultura que no es nuestra, que cuando aparece la gente se alarma con toda razón porque eso no es costumbre de los tachirenses. Nuestros vecinos, al otro lado del río Táchira, tienen un conflicto interno muy añejo que se ha ido complicando con otras cosas, porque lo que era una causa revolucionaria ha ido revirtiéndose a otras actividades ilícitas que no tienen nada de revolucionario y es el hecho de montar una industria para aprovecharse del dinero de quienes lo han obtenido de forma honesta, sacarlo de circulación, de su actividad económica.

Sandoval describe la situación apelando a la metáfora de una montaña que quema. "Del lado de Colombia la pradera está encendida, tiene llamas que han logrado pasar el cortafuego y ese incendio se ha pasado a nuestro territorio y nosotros pensamos que el Estado venezolano, independientemente de los gobiernos que por ahí han pasado, no han hecho lo que han debido hacer".

Aunque cree que la presencia de la policía o de la Guardia Nacional es importante para el resguardo, agrega que lo sería aún más si la misma estuviera acompañada con labores de inteligencia, pues sería más preventiva.

-¿Cómo debe desarrollarse esa inteligencia en la frontera?
-El Estado debe preparar un contingente de hombres y mujeres que desarrollen esa inteligencia a través de una sala situacional, la cual tendrá información fresca y de primera mano sobre lo que ocurre a cada momento. Esto evitaría que sucedan cosas que generalmen te ocurren porque pareciera que no hay quien esté atento para prevenirlas.

-¿Desde cuándo se vienen presentando secuestros en la zona de montaña del Táchira?
-Este fenómeno apareció el año pasado y en lo que va de este año en La Grita, porque anteriormente los secuestros acontecían en La Fría y en el Sur del Lago de Maracaibo. Si se habían llevado algunos productores de La Grita, pero no los secuestraban dentro de nuestra jurisdicción. Lo más resaltante fue el secuestro de la pareja Arellano Guerrero, que ocurrió en el mes de enero de este año, y posteriormente el rapto de su hermano José Martín, para que se completara el pago del rescate.

El mandatario local relata que este hecho desestabilizó no sólo a una familia o a una empresa -que tuvo que comenzar de cerosino al municipio.

"Luego se llevaron al médico Freddy González, y en este caso al parecer no pagaron, pero esto generó especulaciones pues al parecer se lo llevaron para que hiciera algunas curas a enfermos de grupos subversivos y uno no sabe si se trata de grupos guerrilleros o de paramilitares, pero sea lo que sea, eso es delincuencia. En algunas ocasiones se hacen diferencias en tre unos y otros, como si unos tuvieran razón de hacer lo que hacen. Eso es inaceptable, nadie tiene derecho de someter a alguien en contra de su voluntad en una situación como la del secuestro. Además están los otros elementos como la presión que ejercen para que se les cancele una cantidad determinada de dinero, convirtiendo al secuestro en una práctica donde se mueven muchos recursos.

-¿Maneja información de que en La Grita los productores están cancelando vacuna?
-Ese es otro flagelo. Cualquiera que haya vivido en el Táchira sabe que hasta hace pocos años atrás no era normal pagar vacuna, pero como reza el dicho, cría cuervos y te sacarán los ojos, se comenzó a ma nejar una tesis de que aquí no hay gobierno ni autoridad, generando una matriz de opinión que si agarra fuerza genera situaciones contraproducentes porque entonces el delincuente comienza a realizar una práctica, ajusticiando a personas, mayormente a las que están vinculadas al narcotráfico, pero que no son las cabezas de esas redes. Los matan en plena vía pública y pasan luego por el comercio diciendo que están haciendo limpieza para que paguen, para ellos garantizar la presunta profilaxis que hacen en el pueblo, es decir, se dan la autoría intelectual de esos casos, y la gente del comercio empieza a pagar y no hay quien denuncie.

Ante esta situación, Macario Sandoval recomienda que es prioritario superar el miedo, pues el temor conlleva a que la gente no haga denuncia, incluso en algunas ocasiones por la misma desconfianza que se genera hacia los organismos policiales.

"En mi caso personal tuve una experiencia con el fiscal del Ministerio Público que estaba en La Fría y lo que él me dijo es que si no estaba claro en lo que yo estaba haciendo debía atemorizarme, me lo dijo como para que me quedara quieto, y resulta que posteriormente a ese fiscal lo detuvieron cobrando un dinero producto de una presunta extorsión. Si eso sucede con el órgano ante el cual debe hacerse la denuncia y que debe estimularla, qué se puede esperar de la justicia.

-Evidentemente la gente no denuncia por miedo.
-Debe haber una forma de proteger al denunciante, en otros países existen estas figuras, así como existen los jueces sin rostro, porque los que quieren ser honestos también reciben amenazas, pero en ese buen sentido lo que quiero decir es que en algunas comunidades han tenido que traer a quienes les cuidan y pagar una especie de vacuna lo que puede ser un peligro porque ese protector comienza a conocer tus pasos, y a veces hay personas que llegan a ganar una confianza tal, que hasta hacen los depósitos en los bancos. Lo que uno no sabe es que ese dinero que se paga por extorsión puede servir para que compren el armamento con el que luego ejecutarán los siguientes secuestros.

 "Del lado de Colombia la pradera está encendida, tiene llamas que han logrado pasar el cortafuego y ese incendio se ha pasado a nuestro territorio"


 Realidad y percepción
Para el alcalde de La Grita, la percepción del pueblo es que los delincuentes son más inteligentes que el propio Estado. "Uno detecta que los que cometen el delito lo hacen de una forma tan perfecta que a veces cuesta precisar a qué hora lo hicieron, cómo y dónde, es decir, ni los vecinos se enteran". Señala que la Policía del municipio Jáuregui ha agarrado a varios cobradores de vacuna "pero los que nos han llamado para hacer la denuncia posteriormente no quieren ratificar el hecho y nos toca que soltarlos y prácticamente pedirles disculpas". Una de las recomendaciones que presentó Sandoval es que "cuando se descubre un eslabón, es decir, uno de los sujetos que actúa como extorsionador y se reporta a las autoridades, inmediatamente a los días esa persona aparece muerta. Eso hace difícil hacerle un seguimiento a esos grupos. Agrega que los organismos de seguridad deberían proteger a los detenidos y evitar que la misma banda a la que pertenecieron los mate.

"Lo peor es que en ocasiones uno no sabe si se es la misma autoridad quien lo saca de circulación, que lo elimina, para tratar de protegerse". -¿Cuál es la situación de sicariato en la zona? -En menos de dos años han asesinado cerca de nueve personas. En Seboruco, un municipio adyacente también han matado algunas personas, pero en esa cercanía de tres municipios que incluye a la población de El Cobre van entre 12 y 15 personas asesinadas, y si revisas su identificación descubres que son personas que no pertenecen a la localidad sino que venían de otras poblaciones como el Sur del Lago. Siempre tras estos homicidios se establece como móvil el ajuste de cuentas y la verdad habría que ver si esto está tipificado como para que eso no se investigue. Yo le hice entrega de una carta al Ministerio Público, cuando la cifra iba en cinco muertes, porque uno se preocupa al ver que no se investiga quién y cómo los mató.

 "El Estado debe preparar un contingente de hombres y mujeres que desarrollen esa inteligencia a través de una sala situacional"











TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog