“El diablo” y el petrolero.

Por Venezuela Real - 28 de Septiembre, 2006, 21:20, Categoría: Prensa Internacional

Editorial
El Diario - Bolivia
26 de Septiembre de 2006

En la reciente Asamblea de las Naciones Unidas, llevada a cabo en New York, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al referirse al presidente de los Estados Unidos, George Bush, dijo que “ayer nomás estuvo aquí el diablo”, como si se tratara de un personaje siniestro, lo que nos hace reflexionar sobre la convivencia entre las naciones y el respeto mutuo, más aún si se trata de personalidades del mundo.

Pues bien, el Presidente Petrolero, llamémoslo así convencionalmente al presidente Chávez de Venezuela, se ha mostrado siempre suelto de lengua en sus expresiones, muchas veces hirientes y eso no es aceptable.

No se trata de defender a un Presidente en concreto, pero nos imaginamos que si se dijera algo en contra el Primer Mandatario de Bolivia, nos correspondería defenderlo –y con más vigor- por el honor y dignidad de nación y de las personas

El Presidente venezolano pretende mostrarse como una insignia en la América Latina y para ello ha escogido ser violento contra el Presidente de los Estados Unidos y la política que se profesa por allí. En algunas cosas, con evidencia, no estamos de acuerdo con el país del Norte, pero eso no nos impulsa a ser virulentos y soeces en contra de las personas y de los representantes de los pueblos.

El presidente Hugo Chávez merece todo el respeto, como todos los presidentes de la América Latina y del mundo, pero no es aceptable que, por ejemplo en relación con Bolivia, pretenda entrometerse, como vino haciéndolo de manera solapada y abierta en muchos casos. La violencia engendra violencia y no es conveniente arriesgar a los pueblos y llevarlos a situaciones peligrosas. La circunstancia de ser un Presidente que tiene mucho dinero por el petróleo que Venezuela exporta, no es justificativo para que sea suelto en las palabras y tenga el insulto a flor de labios. Cuando decimos el Presidente Petrolero nos aproximamos a una significación, pues Venezuela vende, y a los Estados Unidos, mucha cantidad de petróleo, tiene miles de puestos de venta en territorio estadounidense, pero esa dependencia que se tiene respecto al suministro de petróleo en el país del Norte, no justifica el apelativo de “diablo” que se ha difundido desgraciadamente.

Bolivia es un país pobre, pero tiene dignidad y no queremos, ni ahora ni nunca, que esa dignidad se pierda, menos con sometimientos de alguna naturaleza. De ahí que el retorno de las riquezas naturales, particularmente las de hidrocarburos, ha sido y es bien saludado por el pueblo. Es una muestra de dignidad, pero allí mismo, tenemos que actuar con mucha cautela frente a tantos intereses que se mueven alrededor.

Muchas de nuestras relaciones exteriores están vinculadas a recursos naturales, así como a que nuestras producciones diversas –aún en pequeña escala- tengan su mercado. Entonces, en el mundo de las interrelaciones nuestro deber es cuidar la compostura en los actos de nuestros gobernantes y medir acertadamente nuestras políticas de Estado que, por tales, son nacionales y deben ser vistas con la perspectiva de largo alcance.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog