Las Verdades de Miguel: Entrevista al general Raúl Taborda

Por Venezuela Real - 10 de Octubre, 2006, 18:56, Categoría: Gente de Chávez

  Esta entrevista fue el motivo por el que el pasado sábado  fue retirado el periódico que la publicó. Léala cuidadosamente.

Miguel Salazar / Donald Mailer Jr
Las Verdades de Miguel
12 de Octubre de 2006

Entrevista al general Raúl Taborda. Se trata de un alto oficial del Ejército venezolano. Desde hace muchos años viene siendo una de nuestras principales fuentes en la Fuerza Armada Nacional. Su nombre y apellido es uno más en el acontecer de los cuarteles. Es obvio que no quiera identificarlo, como no quiso nunca Hugo Chávez decir cuál era el verdadero nombre de aquel militar descontento que se movía como un gato en los terrenos de la conspiración. Sobre Raúl Taborda no faltarán las dudas y siempre habrá quien las arroje sobre mí. Pero a las pruebas me remito, por algo hemos tenido el mayor número de aciertos en el periodismo venezolano de la última década. Como testigo de excepción asiste Donald Mailer (The Food Café), a quien convoqué desde principios de esta semana. Mailer llegó a Caracas el pasado lunes y de inmediato nos embarcamos para el hato donde entrevistaríamos a Taborda. El curso grave de los acontecimientos nos hizo tomar esta determinación, y una vez más las páginas de Las Verdades de Miguel se abren para alertar a la conciencia venezolana sobre los difíciles momentos que estamos por vivir. Todos sin distingo de clase. Esta entrevista está hecha a dos manos: Donald Mailer y Miguel Salazar

Ahora estamos en una cómoda casa de hacienda del infinito llano. No hay elementos para describir la soledad intensa y un silencio que sólo lo interrumpe uno que otro bramido lejano. El sol declina y el calor deja de ser sofocante porque la humedad cede y sopla viento de agua, ese que nos permite desafiar a los mosquitos y recostarnos en sendos chinchorros tejidos con palma de moriche, con la laboriosidad y paciencia que sólo saben lucir los más rancios de los descendientes aborígenes de la sabana.

–General, por qué decidió proponerme esta entrevista, hemos hablado en distintas ocasiones a través de todos estos años y desde marzo de 2002 no lo veía tan preocupado.
–Amigos, con lo que viene lo que ocurrió entonces aparecerá en la historia como un juego de niños. La semana pasada no pude comunicarme con Miguel, quería que conociera de nuestros números, ya lo hicimos con Perú, ahora lo tratamos con Brasil. Avizoramos que Lula no alcanzaría los votos necesarios para imponerse en la primera vuelta.

–Lo cual no significa que sea derrotado en la segunda.
–Allí está el meollo del asunto; los líderes disidentes del PT (encabezados por Heloisa Helena) son los únicos que pueden voltear la tortilla a favor de Lula…

– ¿Lo harán?
–No. Hay una diferencia radical entre Lula y quienes siendo revolucionarios denunciaron la corrupción que puede dar al traste con el Gobierno brasileño.

–Helena acusa a Lula de arrogante y lo etiqueta de cobarde político…
–Sí, porque Lula se ha amparado en su prestigio de hombre honrado para no enfrentar a los corruptos con decisión. Parece una contradicción, porque si es realmente pulcro debería ser un paladín en la lucha contra la corrupción.

–Efectivamente, pero dime con quién andas y te diré quién eres.
–Bueno, no todo es tan simple, pero sí parece que Lula se ha dejado llevar por la prepotencia que invade a todo aquel que se hace del poder mediante el fervor popular.

¿Está diseñando un retrato hablado?
–Es como si Venezuela y Brasil (con sus variantes, que las tienen) estén transitando caminos similares. Hace unos meses Lula era imperdible, hoy todo es distinto. Lula ha llegado al terreno al que lo llevó el enemigo y va a pelear ahora con desventaja. Hay mucho dinero invertido para sacarlo del Gobierno. De lo contrario, aunque resulte inverosímil, el futuro de Brasil se decidirá en los cuarteles. No olvides que en ese país se dio una de las más oprobiosas dictaduras; después que el 1 de abril de 1964 sacaron a Joao Goulart (bajo el pretexto de la amenaza comunista), los militares desataron una cacería contra la izquierda, quizás más cruel, por lo selectiva, que la de septiembre de 1973 por Pinochet en Chile.

–¿Estamos hablando de una represión similar a la desatada en Indonesia tras el derrocamiento de Ahmed Sukarno?
–Sí, en términos relativos. En Venezuela el patrón no va a ser distinto. Pero déjame darle forma a la idea. En Brasil está planteado nuevamente el golpe militar… ocurrirá siempre y cuando Lula no sea derrotado el próximo 28 de octubre.

–La historia parece una fatalidad…
–Por más dialécticos que seamos debemos admitirlo. En la década de los 70 América Latina vivió una situación semejante, asistimos entonces al escenario que dio paso a los experimentos antiimperialistas (Goulart, Allende, Torres, Velasco), además del renacimiento del peronismo en Argentina y el fenómeno Tupamaro en Uruguay. Lo que vino después fue muy duro para el movimiento revolucionario. Ahora, en esta primera década del 2000, estamos en el umbral de una historia que habrá de superar en represión a los años perdidos de los 70.

–En este tiempo se inicio como una especie de resurrección del movimiento popular, pero después vino como un estancamiento que no ha sido advertido.
–Coincido contigo. En Ecuador, siguiendo Perú y más reciente México, se inició el descalabro. En América Latina, por ahora, no habrá invasión norteamericana, porque esta vez invierten en el tablero de ajedrez en que se ha convertido nuestra política, ahí nos están derrotando. Tengo información de inteligencia que da cuenta del comienzo de la hora regresiva para Venezuela.

–Antes de entrar en detalles del caso que nos atañe y que nos trajo de urgencia a esta casa, además de decidir que teníamos que hacer pública esta entrevista, primero por la importancia y lo documentado que está nuestro entrevistado acerca de los pasos seguidos por la reacción en nuestro continente, y específicamente en Venezuela, que señalan los informes que poseen acerca de las causas donde se apoya el Departamento de Estado para sacar a Lula, subrepticiamente, del poder. Digo subrepticiamente porque considero que en la manipulación a su favor de los errores de Lula, es como la reacción se ahorra una intervención militar.
–Lula nunca pudo dar el paso para desalojar del poder a los dueños del Brasil. Porque esa tesis de abrirle la senda al socialismo mediante un Gobierno que atienda las necesidades de los pobres en el plano estrictamente social, no da resultado. Lula le dejó la otra parte a los corruptos. Se entendió con los grandes consorcios cariocas y no pudo resolver la gigantesca pobreza que reina en el nordeste brasileño. El sueño de Lula no es compatible con la democracia que libró a los gorilas militares del pasado de toda responsabilidad sobre la violación de los derechos humanos. Lula está enredado en su propia doble vida; por un lado gobernar para los pobres del Brasil, y por el otro lado gobernar con sus socios capitalistas, esa es su tragedia. Si llega a ganar la reelección estará todavía mucho más atrapado, porque así serán las concesiones otorgadas que pudo retener el poder.

–Y el coletazo Lula, ¿cómo afecta el futuro de Chávez en Venezuela?
–Es casi determinante; ahora mismo el esquema utilizado para tratar de sacar a Lula, es el mismo al usado para Venezuela. Si Lula ha sido arrogante, no menos lo ha sido Chávez, con la desventaja para este que nunca ha podido contar con una organización política ni siquiera parecida en coherencia y cuadros al partido de Lula.

–¿El talón de Aquiles de Hugo Chávez?
–Él ha cometido un error imperdonable: ha reunido casi todos los errores del pasado en uno solo. Chávez ha abusado del poder para burlarse de sus adversarios, pero, paralelamente, les ha permitido la impunidad y ello ha socavado la moralidad del pueblo, sobre todo en los niveles de la pobreza extrema, donde reina la justicia del Talión, el ojo por ojo, y el diente por diente.

–Pienso que posiblemente ese sea un enfoque correcto, pero estimo que Chávez ha vivido con dos espíritus irreconciliables entre sí y por ende contradictorios; uno el revolucionario, y el otro el fascista que le viene de la formación militar, para Chávez la vida es un cuartel y con ese criterio gobierna, no acepta disidencias, por el otro quiere ser revolucionario y explota sin piedad algunos símbolos.
–Oye Miguel, a veces pienso que estuviéramos analizando los hechos bajo una misma óptica. Claro que es irreconciliable el militar como tal y el revolucionario. Ese empeño de Chávez de insistir en una plataforma militar en todos los aspectos de su Gobierno, lo hace exponerse peligrosamente en el esquema de un tirano. No quiero decir que los militares lo sean por naturaleza, no, te quiero decir que el militar atiende al mando del superior, obedece y punto. Puede que alguien disienta y entonces, el jefe, en un acto de bonhomía decida cambiar su criterio, pero siempre lo hace bajo la premisa de que él es el elegido (por su jerarquía) para conducir a la que considera su tropa.

–En nuestro caso, Venezuela sería la tropa de Hugo Chávez.
–Sí, pero muy alejada de un criterio revolucionario y mucho más cercana a una conducta fascista que tuvo su florecimiento bajo el gobierno de Stalin, y que luego la adoptaron casi todos los Gobiernos revolucionarios que emergieron en el mundo. Esa conducta consiste en considerarse imprescindible a la hora de conducir la nave a puerto seguro. Generalmente, cuando estos líderes desaparecieron, sus proyectos se derrumbaron estrepitosamente.

–¿Peligra o no la reelección de Chávez?
–Oye bien lo que te voy a decir. Ciertamente, este Gobierno se ha esforzado en llevar adelante un programa de cambios que ha modificado el aspecto coyuntural del país, pero estructuralmente, poco o nada ha cambiado de la Venezuela que dejamos en los años 90. Entiendo que es mucho pedir si al menos este Gobierno se hubiera distinguido de los anteriores en cuanto al manejo de la impunidad, pero no, el encubrimiento está a la orden del día.

–¿La Paragua?
–No exagero si digo que La Paragua es un común denominador en Venezuela. Si hay algo que molesta a la comunidad internacional es la violación de los derechos humanos.

–Chávez es un hombre sumamente respetuoso de los derechos humanos, me consta, es más, no es partidario de la violencia aunque su discurso pudiera insinuarlo; prefirió rendirse el 4F antes de permitir que corriera la sangre inocente, igual le ocurrió el 11A, cuando prefirió ir a dialogar con los alzados reunidos en el Fuerte Tiuna a mantenerse a sangre y fuego, con los resultados que todos conocemos...
–Es cierto, pero ahora te repito, no vale para él aquel dicho de "dime con quién andas y te diré quién eres". Es verdad que el Poder Judicial debe ser autónomo, pero Chávez nada pierde (todo lo contrario gana) deslindándose públicamente de aquellos gobernadores que a diario, de manera comprobada, violan los derechos humanos, o en el caso de sus funcionarios corruptos e ineficientes. Por ejemplo, ¿qué ha pasado en el caso de los ineficientes?, ¿los ha destituido?, sí, para luego enviarlos al servicio exterior… la lista es larga.

–Mencione algunos de esos funcionarios ineficientes.
–Jesús Pérez, Adina Bastidas, María Urbaneja, Nora Uribe, Ana Elisa Osorio, Julio Montes… la lista es larga, todos (o casi todos) ahora son embajadores. Creo que Ana Elisa está en Pdvsa con poderes plenipotenciarios. Te hablo sin contar a la dirigencia política corrupta, hay diputados que ni hablar. Por cierto, en estos días pude ver a Samuel Moncada en una entrevista que le hizo Vanessa Davies en VTV, ni hablar, pensé que el entrevistado era un banquero de los más opulentos.

–La burocracia enferma es una de las mayores plagas que llevan a la ruina a este Gobierno.
–El Presidente no puede decir que no se le ha informado del asunto. Desde la propia DIM siempre ha estado al tanto de lo que ocurre a su alrededor, pero, parece mentira, mientras más denuncias hay contra el funcionario cuestionado, más Chávez lo atornilla.

–El Presidente pide pruebas…
–El que tiene ojos que vea… por ejemplo, ustedes denunciaron el caso de la boda de uno de los subalternos militares de Chávez, de una boda estrambótica por el gasto y el lujo, después se supo de la residencia que le regalaron a la pareja y, ¿qué hizo Chávez?, saludarlo cada vez que puede.

–Por qué no pasamos a la página de nuestro amigo Donald Mailer, quien nos ha prestado su columna para continuar esta entrevista que considero no tiene desperdicios…
––De acuerdo.

Las Verdades Desde The Food Café
Donald Mailer Jr.

La espera ha sido fructífera... He asistido a una de las entrevistas más interesantes de los últimos tiempos, puedo dar fe de ello. Porque no se trata únicamente del hombre que maneja toda la información del mundo, sino de la claridad de criterios, aceptados o no, siempre bien fundamentados. Miguel sigue con el testigo en la mano:  
   
–¿Usted sabe? Pienso que (usando el lenguaje del beisbol) el Presidente siempre está esperando las 4 bolas malas a ver si recibe la transferencia y se embasa sin mucho escándalo.
–Tienes toda la razón, Chávez en la pelota no fue un bateador de poder y mucho menos un lanzador de recta endemoniada, todo lo contrario, pero acostumbraba a salir del paso inventando "marramucias", recuerda su siempre mencionado lanzamiento "rabo e" cochino". Ese es el mismo que usa para salir del atolladero en política. Dejar hacer, dejar pasar; después, cuando ya nadie se acuerde del asunto, entonces le pasó factura. Por ejemplo, al general Rafael Martínez Morales siempre le perdonó su indecisión, y si se quiere su deslealtad, terminó premiándolo como el mandamás del Ipsfa…     

(Interrumpo) –No me gustaría mencionar a Martínez porque es mi amigo…
 –Ese es el problema, te reto a que lo menciones, porque en un sistema de complicidades al amigo ni con una rosa. A Martínez lo ascendió a general de división porque privó lo del amigo. Pero hay amigo de amigos, por ejemplo, Jesús Urdaneta.

–Él prefirió irse antes de aceptar una embajada.
–No lo sé, no creo que se la hayan ofrecido. Yo pienso que Chávez guarda más afecto por Luis Miquilena, que por su compadre.

Tengo entendido que Miquilena estuvo en el centro del golpe de abril.
–Creo que te lo dije una vez… pero es un problema de maquiavelismo político, Miquilena le resultó a Chávez más productivo que Urdaneta. Este último vino convertido en el más incorruptible de los jacobinos y de vaina no resulta fusilado, mientras que Miquilena sirvió como nunca a los propósitos particulares de Chávez.

–¿Se ha enriquecido el entorno de Chávez, si o no?
–Hay suficientes indicios como para pensarlo afirmativamente, aunque no puedo señalarlos a todos, pero por qué Istúriz no explica su relación tan cercana con quienes llevan la póliza del seguro en su ministerio, por ejemplo, o por qué no se dice quién ha recibido las comisiones por la compra de equipos militares, o por qué no se investiga al estamento militar en profundidad. Qué diga el gobernador de Vargas, tan allegado a Chávez y abucheado por Vargas hasta el cansancio, quién es su mecenas y su testaferro. Aquí no parece que hubiera hueso sano y por ese despeñadero se está yendo un sueño.

–La corrupción no es una creación del Gobierno revolucionario…
–¡Ay, amigo!, insistes en llamarlo revolucionario, bueno, respeto tu punto de vista, pero el caso de que no haya nacido con este Gobierno no significa que la toleremos y convivamos con ella. Mira, por el camino que va, la revolución agoniza… los corruptos se la llevan en los cachos…
(Interrumpo)

–Huele a azufre…
(Risas) –¡Y bastante! La única manera que ha encontrado el enemigo de socavar una esperanza es corrompiendo a quienes militan en ella; ya ocurrió en Nicaragua y en otras experiencias latinoamericanas… droga y robo por el buche.

–El tema del narcotráfico es de primer orden.
–¡Claro!, en qué consiste mi denuncia: en que a Hugo Chávez lo aguardan para llevarlo a una corte norteamericana bajo los cargos de cooperación con el terrorismo y el narcotráfico.

–El Presidente lo sabe, conoce la estrategia Noriega y sabe que su nombre es tan apetecido por los halcones como lo es el de cualquiera de los jefes de la resistencia afgana. Pero me cuesta creer que le imputen esos cargos, mucho menos ahora que se ha constituido en una figura internacional.
–Dejará de serlo cuando caiga en desgracia. La campaña en su contra es intensa; por ahora arrecia de una manera sin parangón en historias de guerra sucia. La derecha pretende resucitar el discurso de la Guerra Fría y lo lleva al terreno de la confrontación cuando le menciona la ideologización comunista.

–Chávez lo ha explicado en sus últimos discursos.
–Sí, pero a los estrategas contrarios eso poco le importa porque la masa no cuenta, a esa la someterán a fuego si confronta. Este país no está preparado para una resistencia. La mayoría de los dirigentes terminará dispersándose y dejará al pueblo a su suerte.

–¡No me diga que se metió a brujo!
–En absoluto. Puedo decirte que muchos de los dirigentes afectos al Gobierno han sido captados. Todos ellos botarán tierrita y no jugarán más. En cuanto a los más poderosos económicamente, esos se plegarán a una eventual dictadura militar porque hay instrucciones de que sea así. Chávez no escucha o se hace el desentendido…

–Hay un discurso mesiánico que lo atrapa.
–Sí, como atrapó a Mussolini. Es un mito de que pelearán hasta en el pico Bolívar si es posible. No deja de ser un decir eufórico aplaudido por las masas con franqueza y en tono burlón por los adulantes.

–¿Qué me dice de los radicales?
–Se tragaron la comunicación. Los canales manejados por el Estado parecen seccionales del buró de prensa del desaparecido Soviet Supremo. Dan pena ajena. Eso no es comunicación, más bien repele. Los mecanismos para la publicidad van con la modernidad y la comunicación del Gobierno es paleolítica, salpicada de adecos disfrazados de comunistas.  






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog