Las lecciones de un gran contrato

Por Venezuela Real - 24 de Octubre, 2006, 12:08, Categoría: Prensa Internacional

ABC - España
EDITORIAL
24 de Octubre de 2006

EL esperpéntico desenlace del famoso supercontrato de venta de aviones militares a Venezuela es el más claro ejemplo de cómo núnca debió ser gestionado un asunto de este tipo por parte del Gobierno español. Todos los elementos en juego -desde el prestigio exterior de España como socio comercial, los intereses de la compañía de construcciones aeronáuticas CASA, y hasta los de Venezuela- han salido perjudicados a causa de una decisión irreflexiva y en la que sólo se tuvieron en cuenta puntos de vista apasionados que se basaban en visiones y estrategias a muy corto plazo.

El vicepresidente venezolano Carlos Rangel ha tenido la descortesía de atribuir la decisión de anular el polémico contrato a «las limitaciones de la soberanía española», en un intento de señalar en este caso el criterio de Estados Unidos, cuya Administración siempre mostró su oposición a que se llevara a cabo la operación con el gobierno de Caracas. No se equivoca Rangel al hablar de «limitaciones» a la capacidad de acción de España, pero éstas no vienen de las obligaciones contractuales contraídas con anterioridad por parte de CASA, sino, precisamente, de la desastrosa gestión por parte de la diplomacia española, que se ha enmarañado innecesariamente en un camino que sabía de antemano que estaba lleno de trampas y dificultades.

Cuando el ministro Miguel Ángel Moratinos escogió cambiar la política hacia Cuba o hacia Venezuela, era consciente de que entraba en una zona en la que cada gesto supondría un malabarismo para mantener al mismo tiempo otros intereses de España en el mundo. Al apostar después y de forma decidida por el boliviano Evo Morales, el Gobierno ya debía ser consciente de los compromisos implícitos que significaba esta opción para el resto de la política exterior, y ello no fue óbice para que la mantuviera activamente, a pesar de las múltiples advertencias que se le hicieron desde instancias de toda orientación. Pasado el tiempo y en estas circunstancias, España ha tenido que elegir entre apoyar o no al candidato de Venezuela en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y entonces cabía preguntarse de dónde procedían y quién había urdido las «limitaciones» que estaban pesando sobre la capacidad de decisión de España.

Todo parece indicar que finalmente, al menos en algunos aspectos, la orientación exterior podría estar recuperando cierto grado de serenidad, y que ello ha empezado a tener consecuencias favorables en las operaciones comerciales de CASA. Naturalmente, el interés económico más inmediato tampoco debería ser el único motor que guíe la acción exterior de nuestro país, pero es un factor que no puede ser ignorado, como tampoco se puede pasar por alto el simple sentido común, como ha sucedido demasiado frecuentemente hasta ahora en este campo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog