¿Por qué votar?

Por Venezuela Real - 26 de Octubre, 2006, 19:25, Categoría: Electorales

Luis Ugalde
El Nacional
26 de Octubre de 2006

Aun mes de las elecciones, todos nos preguntamos por qué votar y por quién votar.

Más de 80% de los venezolanos (no importa su preferencia partidista) queremos defender con nuestro voto algunos aspectos fundamentales de la vida democrática, de la unidad nacional y de la superación de la pobreza, con oportunidades de trabajo y de vida digna, hoy negadas a la mitad de los venezolanos.

Por qué voy a votar

En este momento crucial, al ver la realidad nacional, conocer otras experiencias políticas, tomo mi decisión de votar desde mis principios cristianos, la doctrina social de la Iglesia y defensa de la democracia. Por lo tanto, no tengo inconveniente en decir por qué voy a votar:

Votaré porque nunca se haga realidad la promesa de "Cuba y Venezuela unidas para siempre, una sola bandera, un solo camino, una sola revolución" (7 de octubre de 2006). En Cuba hay un solo empleador, una sola televisión, prensa, radio y escuela. Todo en exclusiva del Estado y sus dueños, que llevan medio siglo decidiendo qué deben leer los cubanos, qué deben pensar, por qué deben simular acuerdo con el régimen. Al que disiente lo discriminan, lo criminalizan y va a la cárcel. Esta tiranía impera luego de medio siglo de revolución, con una pobreza inaudita para quienes no poseen dólares por no estar en el poder y no venderse. En diciembre nos jugamos la vía cubana, sí o no, para Venezuela.

Votaré para que miles de empresas creen millones de empleos con inversión nacional y extranjera. Ahora hay siete millones de venezolanos que carecen de empleo digno con seguridad social. Porque ellos no tienen oportunidad de trabajo, quince millones de venezolanos están sin poder salir de la pobreza.

Votaré por un gran pacto nacional educativo con un gobierno que convoque y sume todas las fuerzas sociales para revolucionar la escuela, sobre todo la de los más pobres. Un proyecto público ambicioso y amplio elaborado con los padres y representantes, a cuya elaboración y ejecución confluyan los educadores y mejores talentos de la sociedad civil, y sea la prioridad financiera del Estado. Educación plural, abierta y con valores y no impuesta como indoctrinación partidista.

Votaré para que florezcan las organizaciones sociales de base con autónoma en sus decisiones, sin tener que ponerse determinada franela, ni someterse al control partidista discriminatorio para acceder a los créditos, a servicios públicos de calidad y al trabajo.

Votaré para que los esfuerzos de millones de familias para mejorar su mísera vivienda y hábitat encuentren un gobierno que responda con servicios básicos de urbanismo y créditos asequibles, al tiempo que aborde el déficit acumulado de más de un millón de viviendas con políticas de construcción efectivas y variadas con recursos e iniciativas plurales, públicas y privadas.

Votaré para que las necesarias ayudas para la población carente de empleo y de ingresos mínimos para alimentación, educación y salud, suya y de sus niños, lleguen sin discriminación partidista, sin humillaciones y sin exigir sumisión al poder.

Votaré para que los militares recuperen la estima de los venezolanos por su regreso al cuartel, a su especialidad y preparación para la defensa de la nación.

Votaré para que ningún presidente pueda perpetuarse en el poder, haya alternancia democrática, sin partido único y funcionen los poderes legislativo, judicial, electoral y moral, independientemente de la decisión presidencial para recuperar la rendición periódica de cuentas de los gobernantes a quienes los eligieron. El soberano no es el presidente, sino todos los venezolanos en torno al bien público común como nación.

Votaré para que en Venezuela haya seguridad sin asesinatos ni secuestros, para que no se siembre el odio y la guerra de unos contra otros, para que volvamos a respetarnos los que pensamos de diversa manera, y cese la persecución política y la estigmatización de los opositores como leprosos.

Votaré para que tengamos relaciones positivas y abiertas con todos los países (incluidos Estados Unidos y Cuba), pero sin servilismos ni injerencias que impongan sus intereses sobre los venezolanos.

Votaré contra la corrupción y la incapacidad en la gestión pública del Gobierno, agravada por el clientelismo en el nombramiento de incapaces partidarios y por la falta de controles y de rendición de cuentas a una sociedad civil más despierta y participativa.

Votaré por el rescate de las instituciones públicas que deben ser transparentes, eficientes y de trato igualitario para todos.

Votaré por una iniciativa privada abundante y con responsabilidad social que unida a unas leyes que exijan que el interés propio de cada venezolano sea compatible y contribuya al éxito como nación.

Estos son algunos de los puntos que están en juego el 3 de diciembre. Luego será tarde para llorar. No importan las preferencias partidistas, sino el acuerdo fundamental de país que queremos la inmensa mayoría de los venezolanos.

¿Por quién votar?

Cada quién sabrá por quién hacerlo para que en Venezuela tengamos una efectiva democracia social para todos. Para que los inmensos ingresos petroleros se conviertan en preparación y riqueza humana de la población y en inversión generadora de empleo. Para financiar la educación, salud, seguridad, vivienda y las estructuras básicas comunes en una sociedad de productores de riqueza y de ciudadanía responsable. Si no, se condenará a la mayoría al desempleo, a la pobreza y a la exclusión política.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog