ANTONIO ECARRI: "A los consejos comunales hay que meterles oxígeno"

Por Venezuela Real - 31 de Octubre, 2006, 17:09, Categoría: Política Nacional

 Una propuesta para los concejos comunales que se aparta de la tesis oficial de convertirlos en sustitutos de municipios y gobiernos locales.

CECILIA CAIONE
El Nacional - Entrevista
30 de Octubre de 2006

El federalismo popular fortalece a las organizaciones de base

En contraposición a la tesis planteada por el diputado Carlos Escarrá sobre la eliminación, en un futuro, de las alcaldías y gobernaciones para darle paso a los consejos comunales, un grupo de estudiantes de la Universidad Monteávila, junto con su profesor, propone convertirlas en la clave para la solución de los problemas de las comunidades

Con la premisa de que las universidades deben ponerse a tono con la realidad venezolana y presentar propuestas que contribuyan con el desarrollo del país, los estudiantes de la cátedra de Problemas Federales y Municipales de la Universidad Monteávila, junto con su profesor, Antonio Ecarri Angola, elaboraron un planteamiento que consignarán ante los comandos de campaña de los distintos candidatos presidenciales para su evaluación: el federalismo popular.

El catedrático aseguró que se trata de una tesis orientada a fortalecer las organizaciones de base para lograr la autonomía regional y consolidar la democracia. Agregó que es una idea distinta a la formulada por el diputado Carlos Escarrá sobre el poder popular.

–¿Qué diferencias hay entre la propuesta de Carlos Escarrá y la de ustedes?
–No es la primera vez que Carlos Escarrá asoma la posibilidad de eliminar los municipios. Esto ya se viene concretando en la Ley de los Consejos Comunales. En ese instrumento legal se le quita a los municipios y a los estados la posibilidad de legislar y de trabajar con los consejos comunales, y se crea una comisión presidencial de los consejos comunales. Incluso se reformó una ley dictada por la Asamblea Nacional que fue la Ley Orgánica del Poder Público Municipal. Sin tener un año de vigencia le raspan la competencia a los municipios y se la atribuyen nada más y nada menos que al Presidente de la República de manera excluyente.

Estamos haciendo en la universidad una contrapropuesta al diputado Escarrá. Él propone el poder popular que no es otra cosa que un disfraz del centralismo y del estado totalitario, porque un estado donde no hayan gobernaciones ni alcaldías termina siendo totalitario y absolutamente centralista. Ese centralismo termina siendo como un gran autobús pesado donde cabe un gentío, pero no termina de arrancar. Ante esto proponemos el federalismo popular.

–¿Qué significa federalismo popular?
–En un principio, guardar un equilibrio entre el poder hegemónico del Estado y las organizaciones de base, es decir, el poder del ciudadano. ¿Cómo lo hacemos? Vamos a fortalecer realmente a las organizaciones de base. Las experiencias más exitosas del país en materia de consejos comunales han sido impulsadas por las alcaldías y gobernaciones. No se puede construir y fortalecer a las organizaciones de base si no es por la vía de las gobernaciones y alcaldías, que son el día a día de esas instancias comunales.

Nuestra propuesta se basa en tres elementos fundamentales. El federalismo como concepción de Estado, donde haya autonomía de las regiones, pero autonomía de ver dad, con un Estado como un ente coordinador para que las decisiones estén más cerca de los ciudadanos; en la democracia y la cercanía con el ciudadano. Esas son las verdaderas bases del federalismo popular.

–¿Cómo concretarlo?
–Muy sencillo, primero con la redistribución del poder público en Venezuela. Planteamos por ejemplo que la salud y la educación deben ser totalmente descentralizadas, ¿por qué la Escuela Negro Primero de Caucagüita tiene que venir a pedirle al Ministerio de Educación que le reconstruya la escuela cuando eso es un problema que podría resolverlo la alcaldía? La atención primaria de la salud debe ser de los municipios; todos los ambulatorios deberían depender de los municipios y, además de eso, los hospitales deberían ser regionales.

–Pero para eso hay que darle recursos...
–A eso voy. También estamos planteando una redistribución de los recursos tributarios. En un principio, el Impuesto al Valor Agregado, al igual que en Colombia, era de los estados y se lo quitaron, porque el centralismo no es de esta República nada más, viene de atrás. Aquí se acabó la federación, luego de la llegada de los andinos al poder, pero sobre todo se termina de consolidar el centralismo en la Constitución de 1953. El constituyente del 61 abre un espacio, el del 99 nuevamente abrió un espacio para la descentralización, pero no se concretó. Tienen que ser atribuciones exclusivas y excluyentes de los estados el cobro del IVA. El IVA tiene que ser de los estados.

–¿Todo el IVA o un porcentaje?
–Completo. Porque si vamos a descentralizar grandes cosas, pues también tenemos que descentralizar recursos. En el mejor tamaño que puedas tener recursos financieros propios, en ese mismo tamaño será la autonomía. Además proponemos que el Impuesto sobre la Renta de las personas naturales sea para los municipios. Eso da la posibilidad de que se creen fondos especiales en los estados y municipios destinados a los proyectos de los consejos comunales.

–En esa propuesta, ¿cómo que darían los consejos comunales?
–El federalismo popular es la posibilidad de fortalecer en la práctica a las organizaciones de base. Que no me vengan con el embuste de que el poder popular las fortalece, mentira. ¿Cómo va a estar fortalecido un consejo comunal de Las Matas, en el estado Carabobo, si tienen que venir a buscar los recursos a Caracas, porque no tienen una gobernación o una alcaldía a la que pedirle? Cómo se fortalecen, eso es embuste. El centralismo no fortalece a las organizaciones de base.

Otra cosa que es bien importante, y que va acompañado de esto, es la de los bancos: el de la mujer, el del pueblo, han tenido mediano o pírrico éxito, porque están en la capital. La señora Juanita que está en Zara za y quiere montar su peluquería tiene que venir a hacer una cola en Caracas para que la reciba un funcionario que nunca la ha visto, y le tramite un crédito. Pero si realmente Juanita va a la alcaldía de su población no va a tener que perder horas de su tiempo y será recibida por alguien que seguramente la conoce y le dirá: `chica vas a pedir un crédito para tu peluquería, claro vamos a dártelo'.

Pero eso depende de cuán cerca están los recursos de la gente. Pueden existir muy buenas intenciones, pero el problema acá es de viabilidad. Los municipios y los estados no cuentan con los recursos suficientes. Por un trabajo de campo hecho como concejal puedo asegurar que los consejos comunales de Curiepe no han recibido ni una locha.

–¿Han presentado proyectos?
–Sí, han presentado proyectos, pero no han recibido nada, porque la alcaldía no tiene recursos para darles y tienen que venir a Caracas a hacer cola para pedirlos. ¿Eso qué significa? Que la Ley de los Consejos Comunales, que está creada con la ideología que plantea el diputado Escarrá, ya es un fracaso. A los consejos comunales hay que meterles una bomba de oxígeno, hay que darles oxígenos.

Otro de los pilares fundamentales del federalismo popular está en el poder judicial. Creemos en la descentralización del Poder Judicial. La Asamblea Nacional está en mora porque en el artículo 269 de la Carta Magna se establece la creación de las cortes regionales para desconcentrar al TSJ. Aquel que vaya a impugnar una ordenanza de impuesto a las actividades económicas en San Cristóbal, por ejemplo, tiene que venir a Caracas. Esto está redundando en la calidad de vida, porque lo que estamos haciendo es generar una sobrepoblación de Caracas. Y todo parte de una concepción de Estado, porque si todo el país tiene que buscar las cosas en Caracas, obviamente el colapso de la ciudad va a ser impresionante.

–Entonces ¿Se basa en descen tralización de los recursos?
–Es federación, descentralización y democracia. La estructura del estado federal es distinta a la del estado central. El estado central es un centro democrático creado por Lenin en la Unión Soviética, que es un estado donde todo gira en torno a un mismo eje. Al contrario, el estado federal es un estado donde la autonomía de las regiones es muy fuerte y el estado central es débil, pero coordinador. El poder popular es incertidumbre, no suena a libertad, a democracia.

–¿Sería necesaria una reforma a la Constitución?
–Ya que estos señores están planteando una reforma constitucional, pues bienvenida, para que cambiemos de una vez por todas el Estado venezolano y no sea el Estado federal descentralizado en los términos concebidos en esta Carta Magna: una suerte de Estado federal en los términos que a mí me convenga. En Venezuela debe haber un estado federal y punto.

Y no es que quiera volver a la vieja discusión que originó 500.000 muertos en el siglo XIX, de los federalistas versus los centralistas.

–¿Van a entregar su propuesta a los candidatos presidenciales?
–La pasaremos a los comandos de campaña para que sea evaluada por todos. Además vamos a enviar este proyecto a los 335 alcaldes y a todos los gobernadores. No es un problema del MVR ni de la oposición, sino de concepto de país. Tenemos que discutirlo ahora para que la gente sepa qué va a hacer en las elecciones. Hay que abrir un debate nacional, ya basta que en Venezuela nos pongamos a discutir por cosas chiquitas, es hora de que las universidades nos pongamos a tono con los tiempos y la realidad.












TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog