A confesión de parte..

Por Venezuela Real - 7 de Noviembre, 2006, 14:42, Categoría: Economía

VenEconomia Opina
03 de Noviembre de 2006

"A confesión de parte, relevo de prueba". Así reza un antiguo aforismo jurídico que viene como anillo al dedo a las declaraciones de tres funcionarios públicos del Gobierno de Hugo Chávez, publicadas en la prensa nacional de este viernes. Las palabras de José Vicente Rangel (Vicepresidencia), Erika Farías (Alimentación) y Rafael Ramírez (Energía y Petróleo y PDVSA) señalan cual es la ruta que espera al país de ganar Chávez la reelección el 3 de diciembre. Más claro no canta un gallo.

Las palabras de estos tres funcionarios de alta jerarquía revelan que el Gobierno (y quienes lo representan) no tiene respeto a la Constitución, ni a las leyes, ni al Estado de Derecho, y menos aún a los ciudadanos. Confirman también que las instituciones del Estado están descaradamente al servicio de un segmento político, que no representa ni al 50% de la población. Además, corroboran que el proyecto político que lideran es dictatorial, autocrático, y "rojo, rojísimo."

Por ejemplo, el vicepresidente de la República, José Vicente Rangel, confirmólo que ya había anunciado hace unos meses el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz: El sistema educativo que quieren imponerle a los venezolanos "no es neutral". Es una educación política y con una ideología sincronizada con su "comunismo del Siglo XXI".

Por su parte, la ministra del Alimentación, Erika Farías, evidenció la intolerancia con el disenso político, cuando afirmó que si "el enemigo" (léase quienes no apoyan a Chávez) se atraviesa, desde el Ministerio que comanda los va a "demoler".

No obstante, la declaración más inaudita de la semana fue la arenga política que el ministro de Energía y Petróleo y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, dio a un grupo de funcionarios públicos de primera y segunda línea que laboran en la estatal, cuyo video mostraron a la opinión pública, Gerardo Blyde, miembro del comando de campaña del candidato unitario Manuel Rosales, y el jurista Alberto Arteaga.

La arenga de Ramírez es una apología al delito y habría violado no sólo la Constitución, el Código Penal, la Ley Anticorrupción vigentes, sino también a la Convención Interamericana de Derechos Humanos. Su desparpajo al conminar a sus subalternos a "sacudirse de la cabeza el tema de que alguien nos pueda sancionar", reflejan la convicción de impunidad que les otorga el tener al Poder Judicial y a todas las instituciones venezolanas, bajo el control de su bando político.

¿Será que el oficialismo está comenzando a comprender que el éxito (legal) de su candidato está comprometido? Las confesiones de estos funcionarios de confianza del Presidente (y candidato) Chávez parecen que no son gratuitas, y que más bien obedecen a una estrategia de amedrentamiento y coacción. Pudiera, también ser una jugada para promover la abstención e intentar desactivar la intención de voto, especialmente, la de quienes se oponen a un proyecto político ajeno a la idiosincrasia del venezolano.

Del éxito o no de esta estrategia dependerá si en Venezuela se profundiza el comunismo de Chávez o si el país se enrumba hacia la reconstrucción de la democracia.

English version





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog