Mensaje a la Juventud

Por Venezuela Real - 7 de Noviembre, 2006, 14:08, Categoría: Política Nacional

Es tan certero y emocionado este mensaje que debería ser´publicado para que especialmente los líderes aprendan de él y se conduzcan de acuerdo a sus enseñanzas. Ojalá todos los jóvenes tengan las mismas aspiraciones.

Douglas Barrios
Internet
Noviembre 2006

Tres de diciembre. Tres de diciembre de 2006. Recuerden esa fecha porque para bien o para mal ese día pasará a los anales de la historia venezolana como un punto coyuntural. Un momento clave en la vida política de nuestro país que contribuirá a definir el futuro a corto, medio y largo plazo de nuestra nación. Ése será el día donde 16 millones de almas tendrán no sólo el derecho si no el deber de hacer historia.

Será en ese glorioso día donde se deberá luchar contra la apatía, el abstencionismo y a favor de la doctrina imperante en la conciencia de cada cual y donde utópicamente se tomará el primer paso a favor de vivir en paz una vez más. Lo lamentable de ésta última oración es la necesidad de incurrir al uso de la palabra utópico. Es algo lamentable pero innegablemente cierto. Es utópico pensar que el 03 de diciembre todos nuestros problemas desaparecerán. Es utópico pensar que el curso de acción del actual gobierno podría sostener al país y dirigirlo hacia un desarrollo sostenible luego del 03 de diciembre, o pensar que un conjunto de promesas electorales nos van a rescatar de la oscuridad del déficit, del azote de la inseguridad, del frío escondrijo de la inflación y la trillada realidad del desempleo. Es utópico pensar que en un sólo día, con un sólo acto se desvanecerían décadas de gestión mediocre y lo que es más triste, es utópico pensar que en un sólo día y con sólo acto, recuperaremos la unidad y la paz en nuestra madre patria. La triste realidad es la siguiente: El 03de diciembre se hará historia, eso nadie lo puede negar. Pero la historia escrita el 03 de diciembre no salvará a nuestro país por sí sola.

Un gran filósofo dijo alguna vez que no hay nada más peligroso en la vida que luchar contra un hombre sin salidas, ya que peleará hasta la muerte porque no tiene nada que perder. Pareciera casi que estuviera hablando de nosotros, porque cada día tenemos menos salidas, cada días menos cosas que sacrificar, cada día menos dinero, menos vivienda, menos comida, menos libertad, menos futuro y eso nos lleva a dos estados posibles, a tener menos miedo o a tener menos voluntad y a vivir resignados.

Yo simplemente me niego a vivir resignado. Yo simplemente me niego a que mí futuro sea decidido por otros. Como herederos del futuro es obligación moral de nosotros los jóvenes asegurar el bienestar del presente. Es por esto que hago este llamado a la juventud, esa juventud que dirigirá los designios de la nación dentro de 10 años, pero que no puede esperar 10 años para empezar a tomar acción. Los dirigentes del mañana deben empezar por ser los activistas del presente. Deben formarse, deben comprender la complejidad de la situación en la cual estamos inmersos, no les debe bastar con criticar...Deben exponer soluciones. Ya basta de solo hacer oposición, ha llegado la hora de la proposición…

Ha llegado la hora de un nuevo liderazgo, de un liderazgo que salga de las filas de la juventud. No estoy invocando a una nueva generación de líderes mesiánicos, sino a una nueva generación con una conciencia política. Una nueva generación que conozca sus derechos y que los haga valer, a la vez que aplica con beneplácito sus deberes ciudadanos. No estoy exhortando a la formación de nuevos líderes paternalistas, sino líderes que formen a nuestra nación, líderes que tomen en cuenta a los excluidos, líderes que se dediquen a colocar a Venezuela donde merece estar.

La nueva generación no debe tener miedo a educar a su pueblo. Como ha sucedido en el pasado, gobiernos han ido y venido y han mantenido a este pueblo ignorante, porque un pueblo ignorante es manejable, porque al ignorante se le puede mentir y robar. Pues ésta nueva generación en alto debe proclamar que un pueblo ignorante es un instrumento para su propia destrucción y esto no lo podemos aceptar.

El liderazgo venidero debe poner de un lado las batallas míticas contra el “ imperio" a la vez que debe distanciarse de decisiones tomadas en base a intereses del extranjero. Los políticos del mañana deben reconsiderar las políticas económicas, petroleras, de seguridad y de salud, deben llevar acabo muchas tareas pero jamás deberán olvidar lo principal, el mantener la unidad y la paz social.

Este último aspecto es el que más le critico a los líderes de hoy. Más que la falta de seriedad en sus políticas, más que sus vagabunderías, la corrupción y las mentiras. Lo más despreciable del liderazgo de hoy no son sus políticas retrógradas e inadecuadas, no es el hecho que son los mismos líderes reciclados del ayer. Lo más desagradable del liderazgo actual es que buscan imponerse a través de la división, ya sea que busquen dividir por la izquierda o por la derecha. Por más que el pueblo no quiera, sus líderes los han llevado a una inevitable división y peor aún, no hay planes claros de reunificación, pacificación o de inclusión.

La nueva generación de líderes no puede aceptar esto. Es por eso que a la dirigencia actual les advertimos que el futuro liderato consiste en hombres y mujeres de paz y de trabajo, que no encuentran refugio en la violencia. Pero si el liderazgo de hoy destruye nuestra paz, si nos quitan nuestro trabajo y nuestras esperanzas, si intentan enfrentarnos unos contra otros, nosotros sabremos qué hacer. Nunca olviden que la fuerza y la sabiduría no son virtudes antónimas. Si nos dicen que debemos salvaguardar la democracia, les tomaremos la palabra y por Dios, Alá o cualquier deidad de su elección los obligaremos a cumplirla. Usaremos fusiles tal como los que ustedes nos quieren imponer, pero serán los fusiles de la lucha política, de las ideologías democráticas y del futuro incluyente. Los usaremos para defender nuestras vidas y la amenaza que se cierne sobre ellas .La amenaza la hemos visto y la conocemos.

Pongan los fusiles del trabajo, del progreso y de la educación en nuestras manos y los usaremos. Propongan consignas y nosotros las convertiremos en realidades. Entonen los himnos de batalla y nosotros los recogeremos ahí donde ustedes los abandonan. Nosotros, los líderes del mañana, nos apropiaremos de las consignas, de los himnos, de los fusiles y los usaremos para vivir. No se equivoquen, nosotros viviremos. Viviremos y sentiremos y amaremos y criaremos a nuestros hijos en tranquilidad y honestamente en paz. Ustedes programen las guerras. Ustedes los "amos de los hombres" programen las guerras y señalen el camino. Nosotros apuntaremos el fusil. Nosotros diseñaremos el futuro.

Juventud, el futuro es ahora, no le tengan miedo a su destino.

El 03 salgan todos. Salgan y hagan historia, pero que no se les olvide que el capítulo que nos toca escribir solo comienza. Es hora de que sangre nueva sirva de combustible para sueños viejos. Sueños de democracia y libertad.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog