Guerra de percepciones

Por Venezuela Real - 10 de Noviembre, 2006, 16:37, Categoría: Electorales

Argelia Ríos
El Universal
10 de Noviembre de 2006

A juzgar por los hechos, en el país se baten dos mundos de percepciones opuestas

El ambiente vuelve a espesarse. Y no porque haya algo realmente nuevo. El video del ministro Ramírez, junto a las manifestaciones del presidente acerca del respaldo de la FAN al proceso revolucionario, constituyen una historia bien conocida por los venezolanos. A estas alturas del juego, tal vez el único valor que ambos incidentes poseen es aquél que le adjudiquen los observadores internacionales, aunque tampoco haya certezas de que éstos se concedan a sí mismos algún papel de relevancia.

De cualquier forma, allí están esos episodios brutales, expuestos para recordarle a los electores el tamaño de su responsabilidad. Y sobre todo, para advertirles que una vida jamás podrá ser plena mientras se halle asediada por el miedo. Romper ese acoso es la decisión más importante de la jornada. Desestimar este hecho es un acto de grave ingenuidad. Cualquiera sea el tamaño del temor, lo que él sugiere es una depreciación de la libertad individual y colectiva: una mengua de la felicidad personal y social.

Las elecciones del 3D constituyen una oportunidad para reclamarle decoro a los actuales administradores del poder, cuyo comportamiento en la campaña anuncia la tesitura de los tiempos que vienen, independientemente del resultado de la contienda. Por eso, parece claro que lo que estamos presenciando es un peligroso torneo del que difícilmente emergerá una luz estabilizadora. A juzgar por la evolución de los hechos, en el país se baten dos mundos de percepciones opuestas, muchas de las cuales no pueden expresarse a través de las encuestas.

Una parte del electorado sigue y cree con firmeza los dígitos y proyecciones de estas empresas. Otra en cambio los desconoce por completo, al amparo del grueso sentimiento de sospecha que ha venido anidándose entre los ciudadanos, a causa de su propio desamparo. La Venezuela descreída de hoy es la consecuencia de las mutaciones ocurridas en sus viejas élites, que no disimulan la búsqueda afanosa de su tajada petrolera.

Las encuestadoras -que en ocasiones similares suelen preparar al electorado para recibir los resultados- no han logrado ejercer ese rol. La desconfianza que pende sobre ellas es el soporte de esa confrontación de percepciones donde el árbitro se está viendo aun más neutralizado. Si el CNE ha perdido tal condición, cabe preguntarse quién arbitrará entonces este juego. El debate militar es una señal... Si ninguno de los dos países está dispuesto a creer en un resultado adverso, ya no será el CNE el que tenga la última palabra. El caso es que también en los cuarteles se desarrolla esa batalla de percepciones. Un síntoma terrible de que, probablemente, vamos caminando hacia territorios insondables.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog