Alerta roja... rojita

Por Venezuela Real - 11 de Noviembre, 2006, 11:36, Categoría: Estado de Derecho

VenEconomía Opina
09 de Noviembre de 2006


El día de ayer se dispararon las alarmas democráticas cuando Federico Alberto Ravell, director general de Globovisión, denunció a la ciudadanía que a todos los canales de televisión que operan desde Mecedores, con autorización de Conatel, se les había prohibido abruptamente el acceso a sus microondas. Lo grave de la orden es que, a consecuencia de ella, se imposibilitó a los canales la transmisión en vivo y directo, con la absurda acotación de que se debían solicitar las autorizaciones de transmisión con 24 horas de anticipación.

Atribuir la prohibición a una orden aislada de un mayor de la Guardia Nacional que opera en el Core-5, sin el conocimiento "aparente" de la Vicepresidencia de la República, Conatel y el CNE, es algo bastante difícil de creer en un país donde el viento no se mueve sin la orden de Miraflores. Sin embargo, esto tendrá mayor relevancia, pues a la final, el mayor (GN) Rafael Medina y sus subalternos que cumplieron la orden, pasarán a ser "los chinitos de la Guardia", eso sí, sin amonestación o castigo.

Lo grave es que con este nuevo atropello a los medios de comunicación, se violó nuevamente los derechos constitucionales de todos los ciudadanos a la "información oportuna, veraz, imparcial, sin censura" como lo establece el Artículo 58 de la Carta Magna. Además de que puso en evidencia, una vez más, la debilidad de la seguridad jurídica en Venezuela y la discrecionalidad (e impunidad) que tiene cualquier funcionario para violar leyes y medidas cautelares de protección como la otorgada por el Tribunal Supremo de Justicia a Globovisión.

Este hecho adquiere además otras dimensiones por la cercanía de los comicios presidenciales del 3 de diciembre y por el cúmulo de atropellos que se han venido ejecutando desde el oficialismo en contra de sus opositores. Los ánimos están tan caldeados que no es una exageración preguntarse, si el secuestro de las microondas no fue más que un globo de ensayo para futuros escenarios en los días electorales. Nada que extrañar de un gobernante que el 11 de abril de 2002, se inventó una cadena presidencial y ordenó tumbar las señales de los canales de TV privados, cuando ya se había mandado a la FAN a aplicar el Plan Ávila y cuando afectos al oficialismo masacraban a una marcha de protesta pacífica de miles de ciudadanos.

Esto debería ser una señal de alerta para la Comunidad Internacional y para los observadores electorales de lo que realmente ocurre en esta Venezuela sin ley. Mientras que para Manuel Rosales, para los dirigentes que lo acompañan y para los ciudadanos, debe ser un recordatorio de lo que son capaces sus adversarios, aunque ello no los debe amilanar.

La oposición unitaria, con su candidato a la cabeza, debe ser firme e intransigente al exigir desde ya el respeto a los derechos ciudadanos y a las leyes de la República, incluyendo las electorales. Y, a la vez, deberá disponerse a "cobrar", si legítimamente los votos depositados le corresponden.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog