Caimanes de un mismo pozo

Por Venezuela Real - 15 de Noviembre, 2006, 20:13, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

Antonio Sánchez García
Webarticulista.com
15 de Noviembre de 2006

Caimanes del mismo pozo, sólo los diferencia la circunstancia. Lula en Venezuela sería tan autocrático, corrupto y antidemocrático como Chávez. Chávez en Brasil, vestiría la piel de cordero que allí se ve obligado a vestir el ex líder metalúrgico trotskista

En un acto de clara e inaceptable ingerencia en nuestros asuntos internos, el recién reelecto presidente del Brasil Luis Inazio “Lula” da Silva se ha permitido violar nuestras normas constitucionales y las suyas propias. Un puente que debió inaugurar en septiembre, medida que le fue impedida por las leyes de su país que le prohibían actos proselitistas como la inauguración de obras públicas en medio de su propia campaña electoral, vino a ser inaugurada ahora, en medio de la campaña presidencial en la que está empeñado el teniente coronel Hugo Chávez. En Venezuela se puede y se debe pisotear la constitución: en Brasil no. Ese es el cartabón que aplica el izquierdista brasileño cuando de lo que se trata es de servir al entronizamiento del caudillo venezolano.

No es necesario citar las palabras del líder metalúrgico brasileño elevado a las alturas del Estado de la primera potencia regional para demostrar la justicia de nuestra indignación. Aunque nunca estarán de más para demostrar cuán auténticamente demócratas son los izquierdistas latinoamericanos cuando no están vigilados por instituciones y ejércitos garantes del respeto a la constitucionalidad de sus actos: “El mismo pueblo que me eligió a mí, que eligió a Kirchner, que eligió a Daniel Ortega y que eligió a Evo Morales sin duda te va a elegir presidente de Venezuela” (El Universal, 14 de noviembre de 2006).

Tal declaración es absolutamente inaceptable y debe ser repudiada de la manera más categórica por la oposición venezolana, muy en particular por aquella porción que se declara solidaria de la figura del líder metalúrgico brasileño. Y aún más repudiables son los términos con que se permitió criticar a la oposición venezolana misma, al declarar a Chávez y declararse a sí mismo “víctimas de incomprensiones y preconceptos de personas que gobernaron durante siglos y no aceptan a alguien que piensa diferente, que se quiera ocupar del pueblo. Se acostumbraron a gobernar para 30 o 35% de la población”. Una ofensa a nuestro pasado democrático, que podría darle lecciones de democracia al Sr. Lula.

La diplomacia se rige por un principio sagrado: es diplomacia entre Estados, entre Naciones, entre Pueblos. Lula ha violado ese principio sagrado al venir a Venezuela a actuar no como presidente del Brasil, sino de la parcialidad política que lo eligió. Y no ha venido a enaltecer la Nación que lo recibe diplomáticamente, sino a respaldar la candidatura de una parcialidad política. Ofendiendo de paso a la que muy posiblemente ya constituye una mayoría nacional: la oposición al despotismo, la autocracia, el desgobierno, la corrupción del teniente coronel Hugo Chávez.

Caimanes del mismo pozo, sólo los diferencia la circunstancia. Lula en Venezuela sería tan autocrático, corrupto y antidemocrático como Chávez. Chávez en Brasil, vestiría la piel de cordero que allí se ve obligado a vestir el ex líder metalúrgico. Es bueno que lo sepa esa izquierda que se babea por el actual presidente de Brasil, creyendo que hay dos izquierdas: una buena y otra mala. Luego del espaldarazo del hermano bueno al parecer sólo hay una y actúa al son de las circunstancias: dictatorial si puede; democrática si no le queda más remedio.

Es bueno saberlo.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog