Tres planes para unas elecciones trampeadas

Por Venezuela Real - 20 de Noviembre, 2006, 8:55, Categoría: Electorales

Kaled Yorde /Abogado
La Verdad - Maracaibo
19 de Noviembre de 2006


Dentro de dos domingos, esa aberración política llamada revolución bolivariana que tanto ha ofendido la memoria del libertador Bolívar, procurará reelegir a su máximo líder, con lo cual se cubre ya la última etapa de apariencias legales y democráticas de un régimen de corte militarista-autocrático-totalitario con fuerte acento castro comunista-fascista-nazi-estalinista, que terminará por sepultar definitivamente al sistema de libertades individuales. Como quiera que el candidato de la unidad nacional, Manuel Rosales, alcanzó ya el primer lugar en las preferencias populares, se tienen preparado tres planes para un resultado trampeado que garantice la permanencia del caudillo amo de Venezuela hasta el 2030 o más allá, al mejor estilo cubano.

El primer plan de trampeo, el cual pudiéramos llamar Plan A, consiste en la obligatoria concurrencia a votar de todos los empleados públicos, contratistas, becados y destinatarios de las misiones, junto al 1.5 millones de votos virtuales y los dos millones de doble y triple cedulados. Este Plan A va aderezado de la operación "morrocoy", embotellando a los votantes en torno a las captahuellas para que el grueso de los electores opositores no tengan oportunidad de votar, habida cuenta que a las 5.00 ó 6.00 de la tarde cierran las mesas en los respectivos centros. También la operación "mudanza", poniendo a los votantes de una ciudad a votar en el otro extremo del país o del mismo estado o región. El segundo Plan es el B: Consiste en ponerle un techo a cada máquina, que puede ser de 150 ó 200 votos.

A partir de ese techo, todo voto que entre irá a engrosar automáticamente la lista del candidato oficialista que pretende ser reelegido. Este plan puede tener dos o tres modalidades diferentes, siendo una de ellas la de los números binarios codificados para que a Chávez le lleguen la mayoría de los votos que depositó la oposición a favor de Manuel Rosales. El tercero es el Plan C, el cual entraría en acción si se dan cuenta a media tarde que la cosa no les está saliendo bien. En este caso, ya una vez cerrados los escrutinios, le ordenarán a las máquinas para que inviertan el resultado, tal como ocurrió la fatídica madrugada del 16 de agosto del 2004 en el revocatorio. Para que este plan cuaje no le permitirán al único rector neutral del CNE entrar a la Sala de Totalizaciones, ni harán las revisiones del número de urnas acordadas.

Al fin y al cabo, el CNE es un órgano abiertamente parcializado a favor del caudillo y como los reservistas de las FAN son los que van a vigilar el asunto, se despacharán y se darán el vuelto ellos mismos. La pregunta que surge es la siguiente: ¿Qué irán a hacer la sociedad civil, el candidato Manuel Rosales, el Centro Carter, la Unión Europea y los observadores internacionales? He ahí la clave del asunto. Los regímenes de corte totalitario-comunista jamás entregan el poder por las buenas y éste que en mala hora nos ha tocado a los venezolanos, no va a ser la excepción. Pero frente a todo este descarado ventajismo, hay que ir a votar masivamente para dejar evidencia del cuerpo del delito que se va a cometer. Es absolutamente necesario.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog