Vivir en el carro

Por Venezuela Real - 22 de Noviembre, 2006, 20:07, Categoría: Dimensión Social

GILBERTO GONZÁLEZ
El Mundo
21 de Noviembre de 2006

La gente que tiene automóvil o la que tiene que desplazarse en taxi, camionetica o en autobús, estará de acuerdo conmigo. En la mañana, al mediodía, a media tarde o en la noche, ya da igual. Atrás quedaron esos apuros para que no nos agarrara la hora pico.

Ahora el pico es a toda hora. De la cola sólo se salvan los motorizados que pasan raudos y veloces, como surfistas en un mar de carros. Yo los veo con envidia, lo confieso. Es que uno allí, atrapado como un pendejo en aquel cardumen automotriz, rodeado de humo y latón, se pone creativo y malicioso. Yo, en ese "delirio sobre el Chimborazo" que me producen las largas horas frente al volante y quizás algo motivado por una imperceptible sobredosis de monóxido de carbono, me pongo a soñar despierto con el día en el que la Ford, la Toyota o la Chevrolet comiencen a producir "carrocópteros" o que Bill Gates y su Microsoft aceleren su manía de volver al futuro y podamos teletransportarnos vía Internet, para llegar a tiempo a todas partes. Así fantaseo yo, mientras me saco la cartera del bolsillo trasero temiendo una escoliosis por tener tanto tiempo las nalgas desniveladas en mi odisea diaria atravesando Caracas desde El Marqués hasta Quinta Crespo (y viceversa).

Creo que me estoy volviendo loco. Si no lo estoy ya. Estoy pensando seriamente en comprarme un motorhome para vivir definitivamente en mi carro. Es que, en promedio, paso casi la mitad de mi tiempo laboral metido en las colas. Cuando no me toca de ida, la agarro de venida. De hecho, desde hace un buen tiempo, las agarro en ambos sentidos. Comience usted una conversación en cualquier sitio y toque el punto del tráfico. De inmediato conseguirá un sinfín de interlocutores dispuestos a echarle su casi tragedia griega automotriz. Uno le dirá que entró acabadito de afeitar en una cola mañanera y que se bajó del carro encañonado. Me refiero a los vellos en la cara. No vaya a ser que confundan lo de encañonado y piensen que estoy hablando de un atraco. Que a decir verdad, también están a tres por locha dentro de las colas, por cierto. Es que la vaina no es juego. Tomé la decisión de comprarme una moto. Ya saqué el certificado médico que piden para poder optar por una licencia de segunda.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog