Dos años de la muerte de Antonio

Por Venezuela Real - 23 de Noviembre, 2006, 15:36, Categoría: Derechos Humanos

Haydée Castillo
Internet
23 de Noviembre de 2006

¿Quiénes y por qué mataron a nuestro hijo? El juicio contra sus asesinos ni siquiera se ha iniciado.

¿Será verdad que lo confundieron con el general Néstor González González y por ello lo cosieron a balazos a las 10 de la mañana del 23 de noviembre de 2004 en las cercanías de la Plaza Venezuela?

¿Por qué la policía se niega a entregar a la Fiscalía las fotos de la autopsia? ¿Será para esconder que tenía un tiro de gracia debajo de la barbilla?

¿Será entonces verdad que el asalto a nuestra casa, la siembra de armas y explosivos y nuestra retención incomunicados en hacinados calabozos colectivos de un retén policial mientras robaban nuestra residencia fue para tapar la negligencia y alevosía de su asesinato?

¿De qué nacionalidad son los funcionarios que varios días después del asesinato realizaron 383 llamadas a Cuba por el teléfono celular de Antonio, que junto con otros objetos personales decomisó la policía en el lugar del crimen?

¿Por qué la insistencia de involucrar a Antonio en el asesinato de Danilo Anderson cuando según abogados que presenciaron el juicio a los presuntos autores allí no se le nombró ni una sola vez? ¿Será porque él, como abogado, acompañó a la señora Guevara a la Fiscalía a denunciar la desaparición de su esposo cuando se encontraba secuestrado?

¿Dónde está la denuncia por intento de extorsión que contra un funcionario del CICIP introdujo Antonio en la Fiscalía de Los Teques seis meses antes del asesinato y cuya copia se llevó el DIM cuando allanó su oficina?

¿Por qué ni a los fiscales, ni a nosotros, ni a nuestros abogados, nos dejaron ver el automóvil que conducía Antonio que, según algunos periodistas que estuvieron en el lugar del suceso, tenía más de treinta perforaciones de bala?

Los objetos personales de Antonio, su cédula de identidad, su pasaporte, las llaves de la casa, su cartera, su dinero, sus tarjetas de crédito, su chequera, su pluma, su maletín, su reloj, etc, etc, aún permanecen en la policía o en la Fiscalía, al igual que nuestro computador, nuestra impresora los equipos de buceo y de rappel, el álbum de fotografías, el kit de primeros auxilios, etc, etc.

¿Quiénes se llevaron de nuestra casa, en manos de la policía, el laptop de nuestra hija, nuestra colección de piezas de cristal de Swarovski, la calculadora financiera, el radio multibanda, la cámara de fotografías, la afeitadora eléctrica, los relojes, el anillo, las yuntas, las linternas, nuestras libretas de banco, el tostiarepas? ¿Por qué los oficiales del DIM que allanaron nuestro apartamento en la playa se llevaron el televisor, el horno de microondas, la aspiradora, la lámpara de mesa de noche, la escalera de aluminio, etc., etc? ¿Todo eso no es un delito de apropiación indebida y un abuso de autoridad?

¿Por qué pasaron catorce meses entre el momento en que los fiscales confirmaron nuestra inocencia y el momento en que el juez dictó el sobreseimiento de nuestra causa por ellos solicitado?

Estas y muchas otras preguntas esperan por respuesta. Algún día habrá justicia y se sabrá la verdad.


Al cumplirse dos años del asesinato de Antonio López Castillo, sus padres Antonio López Acosta y Haydée Castillo de López celebraremos una misa por el eterno descanso de su alma el jueves 23 de noviembre en la Iglesia de la Sagrada Familia de Nazareth, La Tahona, a las seis y media de la tarde.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog