Poder, absolutismo y soledad

Por Venezuela Real - 23 de Noviembre, 2006, 13:40, Categoría: Cultura e Ideas

RAFAEL DEL NARANCO
El Mundo
22 de Noviembre de 2006

El libro es una entrevista a Benito Mussolini realizada en el momento de máximo poder, por Emil Ludwig, biógrafo alemán cuya obra sobre Bismarck sigue siendo, aún en la actualidad, la mejor forma de conocer a un personaje y a todo un imperio en el instante mismo de la irremisible decadencia.

La conversación no tiene desperdicio. Son dos hombres que se admiran mutuamente durante una charla de varios días, sin lacayos ni secretarios. Están solos en los aposentos del Palazzo di Venecia en Roma. Mussolini abierto, dialogante, consciente de su inmenso poder. Ludwig, un judío que cambió su apellido y se hizo cristiano sin haber abjurado de su antigua fe rabínica.

Se comunican en italiano. El Duce es profundamente culto. Además de su lenguaje natal, el de la Romagna, habla fluidamente francés y alemán.

Lee permanentemente a Kant, Goethe y Santo Tomás de Aquino; también a los suyos: Maquiavelo, Mazzini y los tratados de Cavour. En un instante, Ludwig pregunta, tras haber hecho un recorrido por Julio César y Napoleón: ¿Un dictador puede ser amado? La respuesta es concluyente: "Sí, siempre y cuando las masas le teman al mismo tiempo.

La muchedumbre adora a los hombres fuertes. Es como una mujer." El alemán apostilla al dueño en esos momentos de Italia, Abisinia y Albania: "¡Dígame qué ocurre cuando uno de sus amigos de antaño entra en este salón! ¿Cómo logra usted la transición sin reabrir alguna de las viejas discusiones o heridas? En una ocasión usted escribió: Somos fuertes porque no tenemos amigos".

Mussolini guarda silencio. Después dice: "No puedo tener ningún apego. Por mi temperamento rehúso tanto la intimidad como las conversaciones. Si un viejo amigo viene a visitarme, la entrevista nunca dura demasiado. De todos modos, la soledad no me resulta incómoda.

Ludwig hace una dura pregunta: "Si la soledad le agrada, ¿cómo le es posible soportar la multitud de caras que tiene que ver cada día? "Simplemente, les escucho. No les permito entrar en contacto con mi ser interior. No me conmueven más que esta mesa y estos papeles sobre ella. En medio de ellos, preservo intacta mi soledad".

Cerrado el libro, en esas páginas creemos entrever a Hugo Chávez sentado en la vieja oficina de la revista Élite, sintiendo hoy la vuelta concéntrica dada por su vida, hasta envolverse en los atributos de un poder colosal.

Trabajó con ahínco el hombre y llegó Miraflores.

Ahora necesita un Emil Ludwig que desentrañe sus profundas contradicciones, dudas y miedos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog