Se desestructura a la FAN sin consenso ni debate

Por Venezuela Real - 24 de Noviembre, 2006, 8:07, Categoría: Temas Militares

ROCÍO SAN MIGUEL
TalCual
23 de Noviembre de 2006

Al mismo tiempo, presenciamos la ejecución de una política exterior “de militancia activa” orientada a edificar redes de apoyo al presidente Chávez

Hoy, a siete años de haberse iniciado formalmente el proceso de reforma militar en Venezuela, el país asiste a una desestructuración de la FAN fraguada sin consensos ni marco legal. Incluso ajena a un necesario debate social. Al mismo tiempo, presenciamos la ejecución de una política exterior “de militancia activa” orientada a edificar redes de apoyo al presidente Chávez a cambio de asistencia social oftalmológica y, ahora, de ofertas gubernamentales de empleo a extranjeros para que vengan a laborar como obreros en el propio territorio nacional, tal como ha sido difundido recientemente por el líder de la brigada internacional de los piqueteros argentinos Carlos Chile, quien vendrá a Venezuela con 40 integrantes del Movimiento Territorial de Liberación para colaborar en la construcción de barrios en el país.

Al servicio del gobierno y de un proyecto político partidista, la política exterior venezolana esta proponiendo hoy un esquema de trueque con grupos de izquierda en todo el mundo, para que además de ideologizar en lo interno mediante la labor social de entrenadores deportivos y médicos cubanos, expresen en sus propios países de origen su apoyo efusivo al comandante Chávez. Y por si fuera poco, como reto a la “creatividad” se ejecuta además una diplomacia militar encargada de expandir bases militares, la cual incluye entre sus modalidades la cooperación en gestión de crisis sociales (convenio militar Bolivia–Venezuela), teniendo como único aval para pretender asistir en tal asesoramiento la maniobra mortal que el propio gobierno venezolano adelanto el 11 de abril del 2002, en la ultima y más grave de las crisis sociales y políticas que han sucedido en nuestro país.

Todo ello en medio de una situación de violencia estructural promovida desde un discurso oficial que incita al odio, amenaza con guerras y dibuja enemigos por doquier, sin dar respuesta al problema central del país: la situación crítica en la que nos ha colocado la delincuencia y la impunidad.

En Venezuela, según datos del Plan 180° (Alcaldía de Chacao, Caracas, p.p.

39 -59), el número de homicidios en los últimos 8 años supera al número de víctimas de algunos conflictos armados.

90.027 homicidios en el país, entre los años 1998 a 2004 para ser más precisos, frente a 73.330 homicidios en Colombia entre 1985 y 2005. 63.500 homicidios en la Guerra del Golfo entre agosto de 1990 a febrero de 1992. 50.000 homicidios en Chechenia entre abril de 1991 y diciembre de 1994.Y 33.000 homicidios en Afganistán desde octubre de 2001 hasta la fecha. La impunidad aumenta en forma alarmante, con apenas un 7% de casos de homicidios conocidos por los tribunales para el año 2004.

Habiendo aumentado los secuestros y el número de víctimas por “resistencia a la autoridad” ocurridos en enfrentamientos con policías, siendo nuestro país uno de los Estados más violentos según la Unesco y Caracas la segunda ciudad con mayor nivel de homicidios en todo el continente.

En tanto, el presupuesto de gastos en inversión del Ministerio de la Defensa aumenta al punto de ser 80 veces mayor que el presupuestado en inversión de policías nacionales, regionales y municipales.

Un gasto militar que sólo en el presente año nos ha llevado a adquirir 100.000 fusiles AK-103, 43 helicópteros militares, 24 aviones de combate Sukhoi 30. E iniciar la construcción de ocho buques patrulleros, por mencionar los datos más recientes de las más sonadas inversiones militares de Venezuela.

Una revisión de las líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007, dan cuenta hoy de una debacle. Proponía entonces el Ejecutivo Nacional la utilización de la Fuerza Armada Nacional como instrumento para dar respuestas rápidas y eficientes a las necesidades sociales del país. A seis años de esta propuesta, continúa siendo esta la misma oferta electoral del presidente Chávez para la Fuerza Armada y la sociedad en su conjunto, con el desgaste a cuestas que su incumplimiento ha producido no sólo al gobierno sino a la propia Fuerza Armada Nacional y cuerpos de seguridad del Estado.

Por otra parte, el proyecto de desarme de la población simplemente no ha podido arrancar, siendo la ley respectiva un saludo a la bandera en un país donde no se tiene el menor control sobre “parques de armas policiales”, y mucho menos sobre los parques de armas bajo responsabilidad del sector militar. Y donde ya se estiman en mas de 6.000.000, las armas en manos de la población.

Sin duda, la evolución del contexto estratégico nacional, hemisférico y mundial imponen una impostergable reflexión de cara a la seguridad y defensa de Venezuela, como primera medida del próximo gobierno, donde el tema de la defensa nacional y la seguridad ciudadana encuentren finalmente un norte.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog