Timoteo Zambrano: “Aquí habrá un voto castigo”

Por Venezuela Real - 27 de Noviembre, 2006, 18:37, Categoría: Electorales

Elizabeth Araujo
TalCual
27 de Noviembre de 2006

Timoteo Zambrano asegura que la intimidación a empleados públicos y beneficiarios de las misiones se revertirá contra el gobierno ocasionando la conducta típica del electorado venezolano

Cinco países figuran en la lista roja de la Cancillería bolivariana. Otros seis temen ingresar, según el estado de ánimo con el que despierte cualquier día el presidente Hugo Chávez. Como suele pasar en los regímenes personalistas, en la Venezuela actual basta una palabra o un gesto para que viejas relaciones diplomáticas entren en proceso de revisión, cuestionamiento y terminen por fracturase. A Timoteo Zambrano le ha tocado coordinar los equipos de profesionales que hoy discuten lo que se serán los ejes de la política exterior de Manuel Rosales. Eso ha significado desmontar el lobby "pagado por Miraflores" en el extranjero. Señala que desde grupos radicales en EEUU hasta publicaciones francesas parecen recibir una tajada de los ingresos petroleros para fines de difusión del chavismo que, según el ex parlamentario, "son los reales peor utilizados" por este gobierno.

–¿Cuáles son los aspectos que harían diferente la diplomacia en un gobierno de Manuel Rosales?
–En primer lugar, vamos hacer una política exterior de consenso, de Estado, de no injerencias en asuntos internos de otros países. Que tome en cuenta la diversidad y pluralidad existente en el mundo, lo que nos obliga a despolitizar la Cancillería para que vuelva a su condición profesional, de carrera y no ideologizada. Luego, en el plano económico, hemos dicho que la diplomacia no usará el petróleo como arma política para obtener respaldos automáticos a Venezuela. El petróleo debe ser una palanca para el progreso del país, y no puede ser empleado para amedrentar a la población interna como tampoco a los países vecinos.

–¿Podrán cumplir ese objetivo en una cancillería a la cual, en ocho años, han llegado operadores políticos, gente desvinculada con la carrera y cuya amistad con el Presidente es su única credencial?
–Es importante contar con un servicio exterior serio y profesional, que surja de la carrera diplomática; no a la carrera de los diplomáticos, como es el actual. Si revisamos lo qué ha sido históricamente la política exterior venezolana, aún con sus errores, se ha caracterizado por el respeto a quienes saben, conocen y han estudiado para ello. Hoy no. Hoy tenemos un servicio exterior ideologizado, y martirizado porque los embajadores son utilizados como kamikazes de los planes de Chávez. Por eso los escándalos frecuentes de nuestros embajadores en otros países. Es obvio que con ese personal no se podrá aplicar una política exterior de consenso, de Estado.

–Usted menciona un "lobby chavista" en el exterior. ¿Qué han hecho para desbloquear esa campaña mediática?
–Es obvio que no disponemos de los recursos con los que cuenta Miraflores. De manera que estamos utilizando creativamente una red de venezolanos en el exterior, quienes han venido trabajando en las principales capitales del mundo, denunciando la estrategia del gobierno que presenta a Rosales como "candidato del golpismo". Le hemos llegado a gobiernos, líderes políticos, intelectuales, a sindicatos y ONG. Igualmente le enviamos información a los medios de comunicación extranjeros sobre todo lo que está pasando en el país. No ha sido fácil, es verdad, porque el gobierno paga un lobby costosísimo, con la idea de crear una matriz de opinión con sondeos pagados en los que el candidato continuista aparece ganando. Creo que son los dineros del país peor gastados, porque muestra desesperación, además la comunidad internacional recibe del propio Chávez mensajes de su autoritarismo. A mi me llama mucho la atención que los corresponsales y demás medios en el exterior nos llaman con frecuencia para preguntarnos por las primeras medidas de Rosales como presidente. Eso no ocurría hace cuatro meses. En mi opinión, perciben que Manuel Rosales dejó de ser el candidato que presentan las encuestas del canal ocho.

–¿Cómo serán las relaciones con EEUU?
–Rosales ha dicho algo lógico: EEUU es nuestro principal socio comercial y es natural que mantengamos una buena relación con ese país, pero advertimos: de respeto a nuestra soberanía. Nos interesa incrementar esa relación comercial que todavía existe y dejar atrás las pugnas estériles que en nada ayudan al progreso de los pueblos. Pero esto también va con nuestros vecinos. Profundizar las relaciones con Colombia y con el resto de Latinoamérica. Sin entrometernos en sus asuntos internos, tal y como nos gustaría que pasara con los nuestros. Este gobierno está peleado hoy con cinco países y tiene en salsa a otros seis. En política exterior, eso sencillamente es una estupidez. Nosotros vamos a revertirlo.

–¿Y con Cuba?
–Igual que con EEUU: relaciones comerciales y diplomáticas de respeto y mutuo provecho. Con respecto a los convenios petroleros, Rosales ha dicho que tal y como está, ese convenio no es sostenible. Es un acuerdo político, basado en el trueque. Eso para un país que quiere modernizarse no es viable. Creemos que en la asignación de la cuota petrolera debemos buscar un equilibrio y suministrarle lo que Cuba realmente requiera y consuma. De manera que ese convenio será revisado.

–¿Cuál ha sido su percepción de los observadores de la OEA? ¿Están dispuestos a firmarle un cheque en blanco al señor Fischer?
–En estas situaciones, a ninguna organización se le puede firmar un cheque en blanco. Pero te daré mi percepción: te confieso que yo tenía un criterio con respecto al embajador Juan Enrique Fisher, jefe de la misión de observadores de la OEA y con la eurodiputada Monica Frassoni. Cuando he sido observador en otros países, trato de ser lo más neutro posible para no contaminar el trabajo que me toca hacer. Pero el pasado martes asistí a una reunión con la OEA, en Valencia, y fui gratamente despojado de cualquier prejuicio con respecto al embajador Fischer. Además, conozco algunos miembros de esa misión, y sé de su objetividad, su imparcialidad, como Elizabeth Spehar, jefa de la misión técnica de OEA, En fin, me dejaron muy buena impresión. Sé que tienen una tarea difícil. Este es un proceso electoral, tal vez el más complejo y de los más difíciles de América Latina. En cuanto a la UE, yo tengo discrepancia, con Willi Meyer, observador de UE y diputado de Izquierda Unida, quien se ha manifestado en contra de la oposición, y en muchas oportunidades ha declarado su fervor por Chávez. Ese señor está violentando el reglamento de observación y no puede expresar preferencias. Ahora bien, eso no quiere decir que vayamos a cuestionar todo el conjunto de la UE.

–Una de las armas del gobierno ha sido sembrar el miedo: quien vota contra Chávez le va mal ¿Qué porcentaje de electores estiman se abstendrá o no votará por Rosales debido a esa campaña?
–Mira, aquí habrá un voto castigo, y será justamente contra ese miedo. Castigarán a este largo, costoso y mal gobierno, pero sobre todo castigarán a un gobierno que los hostiga y humilla, obligándolos a ponerse una franela roja, a viajar desde el interior para los actos en Caracas, a asistir a reuniones ideológicas los domingos en la noche o los acosa en alcaldías y ministerios o para darles beca a sus hijos. Cada vez es mayor el descontento de la gente que ya no acepta ayudas de última hora, sin saber si mañana se la quitan. Es lo que llamamos el voto silencioso. Esos que llaman rojo por fuera y azul por dentro. Y eso está reflejado incluso en las encuestas que no publican y que les dicen que el candidato continuista baja, mientras Rosales sube.Y en ello tienen que ver mucho los "abstencionistas por miedo", que nosotros la hemos estimado en 15%.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog