MANUEL ROSALES : Gobernador de Zulia y líder de la oposición venezolana

Por Venezuela Real - 29 de Noviembre, 2006, 17:09, Categoría: Prensa Internacional

JAIME LOPEZ. Especial para EL MUNDO
El Mundo - España
29 de Noviembre de 2006

• «Chávez no es un demócrata porque quiere convertirse en presidente eterno»
• Candidato único del frente contra Chávez, se ha erigido en el gran actor de la regeneración política del frente opositor de cara a las elecciones del próximo domingo, enfrentándose al presidente, al que acusa de abusar de su cargo, de no respetar la autonomía de poderes y de ofrecer un modelo de gobierno «obsoleto»

CARACAS.- Dentro de un flamante todoterreno, Manuel Rosales (Santa Bárbara de Zulia, 1952) aprovecha cada minuto de los interminables atascos de Caracas. Llama por el móvil a sus colaboradores, coordina parte de su agenda y repasa todos los puntos de sus intervenciones. Como buen maracucho, bromea con los amigos y compañeros dentro del coche, aunque esa parte más visceral de su carácter cambia el tono de su discurso cada vez que un periodista pregunta por enésima vez por qué apoyó el Carmonazo [golpe de Estado contra Chávez en 2002] o por su nublado futuro político. «No hablemos del pasado», sentencia.

Rosales presume de una «trayectoria política» impecable, durante la cual ha ocupado «todos los puestos a los que puede aspirar un demócrata»: desde concejal hasta gobernador reelecto del estado de Zulia. «He sido el único que le ha dado dos revolcones [a Chávez] y el próximo 3 de diciembre será el tercero», señala, mientras recuerda sus victorias en el corazón petrolero venezolano.

Político de la escuela de los adecos [Acción Democrática], fundó en 1995 su partido, Un Nuevo Tiempo, con el que ganó la Alcaldía de Maracaibo (1996-2000) y, después, la gobernación zuliana. Rosales es, junto a Julio Borges (Primero Justicia) y Teodoro Petkoff, el gran actor de la regeneración política de la oposición, tras su retirada en las parlamentarias del año pasado. Tres figuras con pensamientos diferentes y tendencias políticas opuestas, pero con un objetivo común: derrotar a Chávez.

Pregunta.- Usted fue elegido en agosto candidato único de la oposición, ¿qué ha sido lo mejor de su campaña desde entonces?
Respuesta.- Desarrollar un trabajo en tres meses que debería haberse hecho por lo menos en un año. Ha sido intensa, de mucho esfuerzo, pero alegre y bonita. Con buenos resultados y positiva.

P.- ¿Y lo peor?
R.-Competir con tanta desventaja y desigualdad, contra un Gobierno abusivo que controla todos los medios; y que es obsceno en el manejo de la logística y del poder.

P.- ¿Qué cartas entregará a los observadores electorales de la UE, la OEA y el Centro Carter?
R.- Mi principal preocupación es que se cumplan las reglas establecidas, que no las cambien y no hagan trampas ni picardías, que gane quien tenga más votos.

P.- Hugo Chávez compara las propuestas electorales de ambos candidatos como el «socialismo del siglo XXI frente al capitalismo o al candidato del Imperio». ¿Cómo las define usted?
R.- Yo soy un socialdemócrata. No creo en el capitalismo salvaje, porque se ha equivocado en muchas de sus concepciones. Primero está el ser humano. Tampoco creo en las posiciones radicales de comunismo y socialismo de ultraizquierda, porque no justifican desde el punto de vista humano su postulado y sus ideas.

P.- ¿Y la propuesta de Chávez?
R.-Chávez hace una propuesta con un modelo de Gobierno parecido al de Cuba. Es obsoleto y atrasado. Acaba de hablar de trueque, o sea, en el siglo XXI él está hablando no de mejorar la calidad de vida o los salarios, sino del trueque.

P.- ¿Cuáles son los indicios más preocupantes del socavamiento de la democracia en Venezuela?
R.- En una democracia que funcione, el Poder Legislativo debe controlar al Ejecutivo. En Venezuela no ocurre eso. El ministerio público y fiscal debería impartir justicia, pero también está politizado y partidizado. Y así con todas las instituciones, que han perdido su vigencia, su valor, su estructura y funcionamiento.

P.-¿Qué pasará con otros seis años de Gobierno de Chávez?
R.-Vamos hacia un sistema parecido al de Cuba. Chávez quiere convertirse en presidente eterno. Un hombre que habla de crear un solo partido, que no respeta la autonomía de poderes y que abusa del poder no puede ser demócrata.

P.- Petkoff define el sistema político venezolano como un régimen autocrático y militarista, con una concentración de poderes ejercidos de manera no dictatorial. ¿Por qué?
R.-Venezuela es un país con una profunda vocación democrática. Ellos aspiran a establecer otro modelo en Venezuela, de forma gradual. Podemos decir que inteligentemente desde un punto de vista político. No pueden provocar una quiebra total del sistema democrático, porque fracasarían.

P.-¿Por qué gran parte de la población, sobre todo la más desfavorecida, ve en su figura a un político apegado a la Cuarta República?
R.-Así no me ve la gente. No sé, de donde sacas tú eso. Yo represento una generación distinta en Venezuela. Tuve un inicio en un partido tradicional como Acción Democrática (AD), que se desvinculó de su postulado y doctrina y por eso fundé un movimiento propio (Un Nuevo Tiempo). Con UNT fui alcalde reelecto de Maracaibo y dos veces gobernador. He sido el único que le ha dado dos revolcones a Chávez y le voy a dar el tercero [el 3 de diciembre].

P.-La gran pregunta que se hacen los analistas es qué pasará con Rosales si pierde el 3 de diciembre. ¿Será otro líder opositor muerto como Salas Romer, Arias Cárdenas o Enrique Mendoza?
R.-No soy un desempleado político. Pienso ser un líder en el tiempo; presente y futuro. Yo estoy aquí como consecuencia de una decisión colectiva que se tomó. De una aspiración de la inmensa mayoría, que creemos que Venezuela tiene que cambiar. Yo pude haber asumido una posición más cómoda y quedarme en el estado de Zulia como gobernador. Tengo la mitad de mi periodo por delante y una estructura política, que me permite subsistir o aspirar a cualquier posición en la región.

P.- ¿Liderará usted los próximos referendos revocatorios contra gobernadores y alcaldes chavistas como el que está preparando el Ejecutivo contra usted?
R.- Yo no creo en los revocatorios. Eso es una figura que distorsiona los gobiernos, que crea conflicto y no ayuda a la democracia. Creo que cada gobernante debe tener su espacio y su tiempo. Si lo hace bien, tiene derecho a reelegirse y si lo hace mal, el pueblo no lo vuelve a votar. Creo que los revocatorios deben desaparecer.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog