Las elecciones más auditadas y observadas de Venezuela

Por Venezuela Real - 2 de Diciembre, 2006, 14:43, Categoría: Electorales

A pesar de los avances logrados para los comicios presidenciales quedan grandes sombras que punen en duda la imparcialidad del CNE: la participación descarada en la campaña de funcionarios públicos, ministros, gobernadores, alcaldes y del propio candidato presidente las irregularidades en el REP las presiones sobre los empleados públicos para que voten por el candidato a la reelección el miedo implantado por grupos violentos del oficialismo sobre la población de los barrios

JAVIER PEREIRA
El Nacional
02 de Diciembre de 2006'

Dos años y cuatro meses después del revocatorio, el sistema de votación ofrece hoy mayores garantías. El CNE permitió más controles y facilitó el acceso a todas las fases del proceso. Sin embargo, quedan dos grandes manchas: el brutal desequilibrio en la campaña y la contaminación del Registro Electoral

Los venezolanos asistiremos mañana a unos comicios presidenciales inéditos, por varios detalles.

Primero, jamás se congregó un número tan alto de observadores especializados, nacionales e internacionales: más de un millar de técnicos de la Unión Europea (126), la Organización de Estados Americanos (60), el Centro Carter (8), Ojo Electoral (400), Asamblea de Educación (400) y el grupo universitario Profesores por la Equidad (120).

El seguimiento se ejecutará en todos los estados del país y, por lo menos, dos de estas organizaciones (UE y Ojo Electoral) ejecutarán sistemas de conteo rápido para comprobar la veracidad de los resultados.

En segundo lugar, se empleó un exhaustivo esquema de auditorías previas y posteriores al sistema de votación automatizado, que supera las revisiones aplicadas en procesos anteriores.

Se aplicaron 12 revisiones previas, lo que incluyó auditorías a las máquinas captahuellas (que jamás se habían autorizado). En todas participaron representantes de los dos principales candidatos presidenciales.

Además, después del cierre de las votaciones se abrirán 17.558 cajas de papeletas (54,3% del total de mesas automatizadas), lo que representa la mayor auditoría posterior ejecutada al sistema automatizado de votación venezolano. En las parlamentarias de diciembre del año pasado se abrió 47% de las urnas; seis meses antes, en las elecciones locales, la cifra no superó 30%.

En el revocatorio presidencial de 2004, el CNE sólo autorizó contar papeletas en 1% de las mesas.

Ni en las elecciones automatizadas con las máquinas escrutadoras de Indra ni en los comicios manuales que se celebraron hasta 1993, un sistema de votación tuvo tantos controles de calidad.

Asimismo, se repiten las garantías técnicas básicas de protección a las transmisiones y de control de las actas de escrutinio.

En cuanto a las máquinas captahuellas, se lograron mayores garantías técnicas y físicas para proteger el secreto del voto y evitar la manipulación de estos dispositivos en favor de alguna parcialidad política.


Tareas pendientes
Sin embargo, estos comicios muestran dos grandes debilidades. Primero, el grotesco desequilibrio en la campaña electoral a favor del presidente Hugo Chávez. Sólo un ejemplo ilustrativo: según el informe encargado por el CNE a una empresa privada de monitoreo de medios, el candidato a la reelección ocupó 367.755 minutos de exposición televisiva durante el último mes de campaña; seis veces más del tiempo que recibió Manuel Rosales. Ese desequilibrio se hizo todavía más evidente en los medios del Estado: mientras Chávez ocupó casi 87 horas de transmisión en Venezolana de Televisión, Rosales no llegó a sumar más de 100 minutos.

Las sanciones por abuso de campaña también fueron evidentes: casi la mitad de los expedientes abiertos están relacionados con funcionarios públicos que promocionaron indebidamente la imagen del Presidente; más de dos tercios del total de investigaciones abiertas están referidas con excesos a favor de Chávez.

Y la segunda debilidad del proceso está en la contaminación del Registro Electoral. 1,3 millones de electores sin datos de dirección; más de 100 municipios con más electores que habitantes mayores de 18 años de edad; 16.475 electores nacidos en el siglo XIX; súbitos cambios de fecha de nacimiento a un grupo de zulianos nacidos el 15 de marzo de 1974; miles de migraciones inconsultas, y la señora Josefa Molina Lantz, que mañana podrá votar sin problemas en la Escuela Básica Carlos Soublette de Barinas, aunque haya nacido en 1831.

Todas estas sombras gravitan sobre el padrón de votantes y exigen la aplicación (el próximo año) de una auditoría integral, independiente y exhaustiva; parecida a la que los rectores electorales no permitieron ejecutar a las universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y Católica Andrés Bello.

Ahora bien, ¿Por qué Manuel Rosales aceptó participar en estos comicios con un Registro Electoral en tan malas condiciones? Los controles realizados por un grupo de técnicos del comando opositor concluyeron que estos errores, aunque graves, no tienen ningún sesgo político: son fallas administrativas, generalmente relacionadas con problemas en el Registro Civil y el sistema de identificación, que no han afectado resultados electorales en el pasado.

En líneas generales, las elecciones de mañana representan la gran prueba de fuego del sistema de votación automatizado y de la nueva directiva del CNE: el reconocimiento de los resultados por los actores políticos y los propios ciudadanos depende de que se cumplan todas las garantías ofrecidas. Sólo falta que los controles establecidos en el papel se ejecuten en la práctica.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog