LOS PLATOS DE CHÁVEZ, EL DERROTADO

Por Venezuela Real - 2 de Diciembre, 2006, 14:53, Categoría: Electorales

Rubén Osorio Canales
Gentiuno
01 de Diciembre de 2006

Chávez está democráticamente perdido y él lo sabe. Su gente también lo sabe. Lo saben sus generales, sus coroneles, los hombres que conforman el anillo de sus lealtades. Lo saben otros oficiales altos y de media graduación que no están de acuerdo con sus propósitos de ser un presidente vitalicio.  Chávez, el único, el del partido único, el que nos quiere envolver en una  guerra asimétrica, ese que  dice ser el único capaz de gobernar a este país,  está sintiendo el desagradable olor a la derrota. La calle multitudinaria que acompañó a Manuel Rosales a lo largo y ancho del país,  se lo restregó  todo en su propia cara. La película que ha pasado por sus ojos en estos casi tres meses de campaña, ha sido demasiado contundente y de alguna manera insufrible para sus ojos y el de sus más  ciegos seguidores. Chávez está perdido, así las máquinas smartmatic y ese apéndice de su poder ejecutivo que es el CNE, digan lo contrario.
 
Chávez ya perdió sin necesidad de ir a votar hoy. Lo dijeron las calles de toda Venezuela, lo gritó el entusiasmo de millones de personas que siguieron en alegres avalanchas al candidato de la unidad nacional por toda Venezuela. Chávez está derrotado por ese pueblo que todos los días sale a  la calle a protestar su inconsecuencia, su incumplimiento, su falsa palabra.  A Chávez lo derrotaron  su torpeza para gobernar, su afán de dividir el país entre los que están con él y los que están en su contra; lo derrotó su soberbia, su falta de humildad y de ponderación, su verbo violento con el que siempre quiere pulverizar, satanizar y achicharrar a todo disidente.
 
Lo derrotó su sobre estimación, su delirio, eso que los psiquiatras llaman megalomanía. Lo derrotó el síndrome del rey absolutista, ese que confunde el miedo de la gente que lo rodea  con la lealtad. Lo derrotó haberse creído un ungido puesto en la tierra,  no para salvar a su pequeña aldea, sino para salvar el mundo. Lo derrotó haber confundido el acercamiento de un pueblo reclamando atención a sus necesidades y exigencias, con un amor incondicional y eterno.  Lo derrotó haber pretendido gobernar para eso que él, tan histriónicamente, llama “su pueblo” y no para los 26 millones de  venezolanos que habitamos en este país. Lo derrotó haber despreciado a todo aquel que expresara su disidencia, esos que estando él en su luna de miel con su “pueblo”,  con su verbo siempre  excluyente, llamó escuálidos, lacayos del imperio  y traidores a la patria. Lo derrotó su abuso mediático, haber pensado que la teoría goebeliana de repetir una mentira muchas veces hasta convertirla en verdad,  era infalible.
  
Aquel Chávez “redentor” del 98, que se presentó como una esperanza  para un pueblo muchas veces engañado por partidos apartados de sus doctrinas,  ya no es ni su sombra; ahora se erige en un poderoso más, alguien que tiene que recurrir al verbo amenazante, a la manipulación,  a la truculencia puestas en acto en sus anuncios de invasiones y otras ostras no comestibles. Este hombre  que pretende manejar el país mientras viva, éste hombre de mil rostros y mil discursos, que parecía invencible en cualquier terreno, le tocó perder en  pleno apogeo de su inmenso poder. Ahora sabe que muchísimo más de la mitad del país no lo quiere, que no fueron suficientes los billones de petrodólares tirados a la calle para conservar el amor de un pueblo que cada día se sintió engañado,  porque ese amor  tan teatralmente profesado, nunca cumplió con lo prometido, y en cambio, anduvo en las alas de un avión recorriendo otros cielos, chequera en mano, socorriendo a pueblos con menos necesidades de las que aquí tenemos. ¿Cosas de la geopolítica, o de las acciones de un narcisismo y protagonismo a ultranza, que le hizo creer que en verdad era el salvador del mundo?.
 
Después de esta derrota más que espiritual  del autócrata, sólo queda esperar que haya aprendido la lección,  cosa  difícil si vemos lo que fue su conducta después de su renuncia aquel fatídico abril, o después de aquel lastimoso revocatorio; sin embargo siempre tendremos un espacio para aplicar el beneficio de la duda, que se dice en derecho y en cortes donde la justicia existe, que no es precisamente el nuestro.
 
No importa si por cosas del laberinto electrónico, la doble y triple cedulación o cualquier otro factor, incluido el  de fuerza, el autócrata logra retener el poder, pero él sabe, su gente sabe, los que no lo quieren en su entorno, que son muchos, saben que Chávez ya fue derrotado por la calle, por la gente, por una sociedad profundamente democrática que no quiere su proyecto castro comunista y quiere vivir en libertad. Tal como bien lo dijera Manuel Rosales “el rey quedó  desnudo”. 
   
EL PLATO
            
Llegó la hora de la verdad. La hora de la conciencia. La hora de  decidir el camino de  la nación, la hora de tejer con el voto el futuro de todos y cada uno de sus habitantes. La hora de escoger entre la oscuridad y la luz, entre el pasado y el porvenir, entre la igualdad de la pobreza de todos y el crecimiento de todos por los caminos abiertos de la prosperidad. Escoger entre democracia y totalitarismo, entre libertad y opresión. Entre el autoritarismo y la imposición,  y lo que en verdad buscamos en la democracia que es el  consenso, la participación verdadera , la libertad y la paz.

Hoy prepárese platos livianos, muchas ensaladas y piezas al horno. No hay que satisfacer la gula, más bien hay que alimentarse muy bien pero sanamente, para resistir con el alma en paz los embates de los violentos si los hubiere y los embudos sin fin de las famosas capta huellas cuya única utilidad es obstruir el camino de voto.-
 
EL CONVITE

Ironías de la vida, sucedió que Chávez a manera de bofetada y desprecio, nunca quiso pronunciar el nombre de Manuel Rosales,  ese pequeño gran hombre que  a fuerza de corazón,  le quitó la calle y supo mostrarle de nuevo el camino del voto democrático  a 26  millones de venezolanos, el mismo que con inteligencia y visión de hombre de Estado, le opuso un proyecto de país posible en democracia y libertad,  a su proyecto lleno de retrocesos históricos. Eso lo confirmarán los votos en la urna y nuestra manera de defender el voto y el futuro de Venezuela.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog