VENEZUELA VOTA / Las medidas de seguridad

Por Venezuela Real - 2 de Diciembre, 2006, 14:54, Categoría: Prensa Internacional

RAMY WURGAFT
El Mundo - España
02 de Diciembre de 2006

• Gigantesco despliegue militar ante las elecciones de mañana
• Los electores venezolanos que se nieguen a imprimir su huella dactilar antes de emitir el voto serán acusados de sabotaje

CARACAS.- Junto con el privilegio de elegir al próximo presidente, los ciudadanos que acudan a las urnas este domingo obtendrán un beneficio adicional: el de ver de cerca cómo es la vida en los cuarteles. Porque estas elecciones serán las más militarizadas en la historia democrática de Venezuela.

El Plan República, como se denomina el operativo de seguridad electoral, consta de una dotación de 125.786 efectivos, con mejores armas y mayores prerrogativas que los 70.023 militares asignados para el mismo fin en los comicios presidenciales de 1998, los primeras que ganó el líder bolivariano Hugo Chávez.

El jefe del Comando Unificado de la Fuerza Armada Nacional (CUFAN), Wilfredo Silva, anunció que los electores que se opongan a imprimir su huella digital antes de emitir el voto serán puestos bajo arresto preventivo y acusados de sabotaje. «Se les mantendrá sentaditos y bajo custodia hasta que venga el fiscal y les abra un expediente», precisó el militar. A la mayoría de los electores, estas nuevas medidas les tomaron por sorpresa, ya que horas antes el Comité Nacional Electoral (CNE) había indicado que las autoridades se conformarían con privar a los renuentes del derecho a voto.

El uso de las famosas maquinas caza-huella, un mecanismo estudiado para evitar la doble votación o que sufraguen los muertos, se ha prestado a las más variadas e inquietantes conjeturas. Se rumorea que el dispositivo permitiría a los agentes de Hugo Chávez fichar a quienes voten por el opositor Manuel Rosales para luego incluirlos en la lista negra de los enemigos del régimen. Aunque los medios de comunicación han insistido día y noche en que el sistema dactilar es inofensivo, no es fácil desarraigar las sospechas de una población habituada a las mañas y los abusos del Poder. En algunas aldeas remotas de la Amazonía se habla incluso de brujería.

Reglas draconianas

La pregunta que surge ahora es quién dicta las reglas en este proceso: ¿el CNE o el Estado Mayor del Ejército? De los comentarios que se escuchan en la calle o de las opiniones de los analistas, se puede deducir que para todo el mundo la palabra del general Wilfredo Silva es ley.

Desde la perspectiva de este oficial, un ave rara que jamás se involucró en conspiraciones políticas, toda persona que no acuda a votar y regrese de inmediato a su casa será considerada como un agitador potencial. En muchos países está permitido que los ciudadanos observen el recuento de los votos en los colegios electorales. En Venezuela, no. «Los partidos cuentan con representantes en todas las mesas de votación para garantizar que el proceso sea limpio. Para lo único que sirven las aglomeraciones es para sembrar el caos. Cualquiera que permanezca en los recintos sin autorización habrá cometido un acto de sabotaje y de perturbación del orden», señala Silva.

Muchos venezolanos que no pecan de autoritarismo opinan que, ante la polarización que se ha generado en el país, es bueno que el Ejército imponga reglas draconianas. «No creo en los planes de desestabilización de los que hablan los opositores y el Gobierno. Lo que hay que prevenir es la acción solitaria del provocador que actúa por cuenta propia. Y, para ello, mientras más tropas se desplieguen en los lugares estratégicos, mayores serán las probabilidades de que todo esto termine bien», dice Julio Grisanti, sociólogo de la Universidad Simón Bolívar.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog