¡Viva Zapata!: La campaña admirable de un corredor de fondo

Por Venezuela Real - 2 de Diciembre, 2006, 13:38, Categoría: Política Nacional

Antonio Sánchez García
Webarticulista.net
01 de Diciembre de 2006


Entre las muchas sorpresas que nos ha deparado Manuel Rosales, no es la menos importante haber desarrollado una táctica y una estrategia absolutamente indescifrable por su contrincante Hugo Chávez, el sabelotodo de la partida. Yace derrumbado, con un gran interrogante entre las manos. ¿Por qué no supo cómo enfrentar a un corredor de fondo que minimizó hasta el escarnio, para ser literalmente vapuleado en estos tres meses en que Rosales nos demostró una fortaleza física, un temple y una voluntad dignos de un gladiador?

Hasta hoy, cuando estamos a horas de la decisión final, Chávez no tendrá la respuesta. Hablachento, sobrado, habituado a arrasar en donde aparezca, dominador apabullante, atropellador y dueño del poder más omnímodo que haya poseído gobernante alguno desde los tiempos del despótico Juan Vicente Gómez, se ha visto arrinconado en  su propia esquina, sin comprender ni un solo instante qué  es lo que le estaba pasando, quién lo golpeaba y desde dónde le lanzaba esos golpes demoledores. Y ello por una sola razón: porque le ocuparon su espacio, le descifraron sus golpes y lo fueron desnudando hasta dejarlo completamente inerme y desorientado. Peor aún: le arrebataron su esquina.
   
Recuerdo esa maravillosa película de Elia Kazan llamada Viva Zapata. Llega Zapata-Marlon Brando entre un grupo de campesinos desarrapados a una entrevista con el dictador Porfirio Díaz y entre murmullos y regañadientes le enseña zamarro y evasivo el futuro del mortal duelo que le espera. Se hace a la revolución, triunfa y ocupa el Poder. Hasta que debe recibir a un grupo de campesinos alzados de entre los cuales surge una figura anónima – copia fiel de la suya de antaño - que le enrostra los mismos vicios que él le enrostrara en su tiempo al dictador. Es el inexorable, el irrebatible giro de la historia.

De las profundidades del Occidente venezolano ha surgido un hombre sencillo, parco, casi inexpresivo. De una fortaleza física y espiritual y un temple verdaderamente excepcionales. Lo vimos absolutamente solo, la mirada fija en su meta, caminando desde Catia hasta Petare, 26 kilómetros, con un ritmo y una decisión de un corredor de fondo. Sin entornos, sin guardaespaldas, sin la asquerosa parafernalia de lujo y Poder que rodea al que un día fuera un flacuchento teniente coronel con ánimos proféticos.  Sin sus gesticulaciones demagógicas ni sus saludos al vacío para complacer el ojo cómplice de fotógrafos comprados. Con una sola idea: atravesar la ciudad de Oeste a Este para sacudir sus adormecidas conciencias y levantar del lodo a un pueblo humillado, zaherido, comprado y violado por una de las conciencias más tenebrosas que haya conocido la república. Lo hemos visto sacudirse el polvo y recorrer de esa manera todos los pueblos y ciudades del país, sin desmayar en su empeño: como Venezuela no lo vivía desde tiempos inmemoriales.

No ha rehuido el combate en ninguna circunstancia. Ha desafiado al país arrodillado y los ha conminado con su gesto y sin palabras  a ponerse de pié. Ha retado al contrincante en todos los terrenos. Le ha puesto a sus seguidores metas casi imposibles de cumplir. Y ha sido tan sincero, tan generoso en sus exigencias, tan sobrio en sus expresiones y tan cumplidor de sus promesas que su pueblo le ha respondido con millones y millones de almas dispuestas a seguirlo adonde vaya: porque ya está absolutamente claro hacia dónde se encamina: hacia la reivindicación de la Patria, hacia la libertad de nuestro pueblo, hacia el engrandecimiento de la Nación. No importa lo que suceda este 3 de Diciembre, que nuestro pueblo ha dicho basta y ha echado a andar. Y no habrá dictadura que lo detenga.

No le ha dejado a su contrario ni una sola bandera. Se las arrebató todas. Y en un insólito calco de la escena de Elia Kazan ha llegado al extremo de reptir textualmente sus palabras: si no erradico el mal de los niños de la calle, que me saquen de Miraflores.

¿Lo habrá escuchado Chávez, que no se atrevió a reclamar sus derechos de autor? Da lástima: los ojos vidriosos, consumido por la ira, mintiendo hasta el asombro y rumiendo su rencor con las piernas flaqueantes de quien está golpeado de muerte. Chávez ya está liquidado: pueden escribirlo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog