Venezuela contra Venezuela

Por Venezuela Real - 3 de Diciembre, 2006, 14:13, Categoría: Prensa Internacional

Ángel Sastre
LA RAZON DIGITAL - España
03 de Diciembre de 2006

Un vendedor ambulante pesa su mercancía en una calle de Caracas

CARACAS- Hugo Chávez ha llamado «demonio» al presidente estadounidense, George W. Bush, ha dividido a los venezolanos y ha avivado la esperanza de los pobres a lo largo y ancho de Iberoamérica. Y si gana hoy la reelección, dice, su juego apenas estará comenzando.
Dadas las dramáticas divisiones, la elección de hoy será una prueba democrática para la polarizada Venezuela: sin importar quién gane, una buena parte de la población probablemente quedará enfadada, y mucho va a depender de cómo acepte la derrota el perdedor.

   Las dos Caracas

En el barrio caraqueño de Catia los ranchos (casas de ladrillos ilegales) se agolpan en los cerros. Al igual que en otras muchas ciudades de Iberoamérica como Río de Janeiro o Lima, son casas precarias que conforman el cinturón de la ciudad. Sin embargo, en Caracas, todas disponen de agua, luz y un centro sanitario cercano. Son los efectos de las «misiones» (obras sociales), la bandera de Chávez y su mejor arma electoral.

En su centro endógeno se coordinan diferentes misiones. Aparte de la asistencia médica, también florecen los mercados populares de la «Misión Mercal», donde los alimentos «made in Venezuela» se ofrecen un 50 por ciento más barato. Es difícil encontrar seguidores de Rosales en estas áreas. La cola para adquirir alimentos subvencionados supera la hora de espera. Durante el recorrido en los muros del costado, el rostro de Chávez aparece en innumerables ocasiones con logotipos del tipo «hasta la victoria siempre». Susana Valdez, de 45 años sonríe con paciencia y afirma, «agradezco a Dios y a su comandante estos alimentos».

En el otro lado de la ciudad, al este de la capital, la plaza de Altamira se erige como un oasis en Caracas. En términos de inseguridad: más de 90.000 personas perdieron la vida en muertes violentas. La mayoría de los responsables quedaron impunes; se ha elevado en más del 500 por ciento el secuestro en Venezuela. Altamira se ha vuelto el último reducto seguro de la capital.

En el centro comercial de San Isidro, situado en esta área, la clase media y alta se agolpa frente a los escaparates. Manuel Resmo es un funcionario de la estatal petrolera (PDVSA) y afirma que tiene miedo. «Todos los trabajadores de los organismos públicos estamos alerta sobre posibles represalias. Quién me asegura que tras dejar mi huella dactilar grabada, no podrán comprobar dónde fue mi voto».
 
Calma tensa

Precisamente en la plaza de Altamira, este corresponsal asistió en directo en la noche del viernes, a un enfrenamiento entre seguidores de Rosales y Chavistas. Varias motocicletas conducidas por «rojos, rojitos», increparon con palos a varios ciudadanos que hacían cola para conseguir la tarjeta de débito, «Mi Negra», (que otorgará 300 euros a las clases más pobres si gana Rosales).

Gracias a un cordón policial armado con fusiles de asalto que separó a ambos bandos, no hubo incidentes mayores, aunque quedó reflejada la tensión que se vive en las calles y la impunidad con la que «la marea roja» corta calles o se enfrenta a los agentes sin consecuencias.

Otro ejemplo son los carteles que inundan las calles de Caracas. «Si te atreves, te arrepentirás», advierten algunos mensajes en alusión al eslogan de campaña de Manuel Rosales: «Atrévete».

Además, la mayoría de los hoteles permanecen vacíos ante la advertencia de embajadas y empresas de abandonar la ciudad durante los comicios. También algunos venezolanos conjeturan con que la violencia podría estallar. Y con las tensiones en aumento, los consumidores han comprado enormes volúmenes de comestibles para almacenar.

«El presidente Chávez es una buena persona», dijo Felicia Olivera, de 70 años, quien esperó horas para escuchar un reciente discurso de Chávez bajo el intenso sol de Sabaneta, el poblado natal del presidente en el estado occidental de Barinas. «Él recuerda cómo era cuando las calles estaban llenas de barro y no había escuelas», añadió. «Por eso nos ayuda», dijo. La misión del Parlamento Europeo que observará los comicios presidenciales de hoy se mostró satisfecha porque la oposición aceptó el sistema de votación y escrutinio automatizado que se utilizará en la consulta. El eurodiputado español Manuel Medina, jefe de la misión, dijo a la prensa que ese reconocimiento opositor a la validez del sistema marca la diferencia entre la actual elección presidencial y los comicios legislativos de diciembre del 2005.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog