La oposición venezolana, ganadora en la derrota

Por Venezuela Real - 6 de Diciembre, 2006, 19:33, Categoría: Prensa Internacional

CASTO OCANDO
El Nuevo Herald
06 de Diciembre de 2006

Después de la reelección del presidente Hugo Chávez, el futuro de Venezuela se debate entre la preocupación, la incertidumbre y la esperanza, con una oposición que en la derrota, paradójicamente, parece haberse fortalecido, indicaron analistas.

El triunfo de Chávez, que lo mantendrá durante seis años en el poder --en caso de que no se produzca un referéndum a mitad de período-- fue descrito por el propio mandatario en su discurso tras declararse ganador el pasado domingo como una ``gran victoria de la revolución, de la paz y la esperanza''.

Adelantando lo que aspira para el nuevo período, Chávez dijo en su alocución en Miraflores: "Este 3 de diciembre es un punto de partida. Comienza una nueva época que tendrá como línea estratégica fundamental la profundización de la revolución bolivariana, en la vía venezolana hacia el socialismo''.

Pero según analistas y expertos consultados por El Nuevo Herald, la nueva etapa presidencial podría llevar a Venezuela a diversos escenarios que incluyen una radicalización del proceso, el desencadenamiento de conflictos sociales, así como el resurgimiento de una oposición más poderosa y unificada con esperanza tangible de convertirse en una opción de poder.

''No le hemos firmado un cheque en blanco [a Chávez]'', dijo Leopoldo López, opositor alcalde del distrito capitalino de Chacao. ''Seguimos en la lucha, con corazón, con fuerza, con ánimo'', agregó.

Para el ensayista y ex guerrillero Américo Martín, ``estas elecciones si bien consolidan al presidente Chávez, también generan por primera vez en mucho tiempo una oposición poderosa, una oposición que era nada y que en cuatro meses se configuró como un movimiento nacional de enorme poder. Ese liderazgo se va a enfrentar a toda pretensión totalitaria de Chávez''.

''Si Chávez es inteligente, debería reconocer una oposición que se ha legitimado y con la cual tiene que sentarse'', dijo la politóloga María Ignacia Andrade. ''Hay un 38 por ciento de oposición que es innegable que existe, que está aceptando el triunfo de Chávez, pero que está pidiendo el derecho a disentir'', acotó Andrade.

Teodoro Petkoff, editor del vespertino Tal Cual y estratega del opositor Manuel Rosales, escribió ayer en un editorial que ``en este país hay una mitad, en números redondos, que no está dispuesta a aceptar mansamente el avance de un proyecto autoritario y militarista, con fuertes rasgos totalitarios, sin más ni más''.

''Queda mucho paño por cortar y ésta es la hora de la tenacidad'', acotó Petkoff.

En contraste, para Francisco Arias Cárdenas, el actual embajador de Venezuela en la ONU y compañero de Chávez en el golpe de estado de 1992, lo que debe venir es ``la revolución dentro de la revolución para cimentar todos los espacios y que esta experiencia no se regrese''.

''Al presidente le corresponde ahora pensar con visión clara de pasado y de porvenir, con criterio claro de estadista, de figura con carácter y fuerza histórica'', apuntó el diplomático, quien era un antiguo opositor de Chávez.

Haber logrado 60 por ciento de los votos no garantiza al comandante bolivariano un segundo período libre de dificultades.

''La situación social puede complicársele a Chávez porque las expectativas de la gente son cada vez mayores. La gente no sólo tiene esperanzas, sino que también quiere mejorar efectivamente su vida, y mejorar la vida implica escogencia y diversidad, no pensamiento único e imposición'', dijo Mercedes Pulido, una analista y ex ministra de la Familia.

Desde la perspectiva económica, el futuro inmediato de Venezuela continuará signado por los altos precios del petróleo, pero esta situación no necesariamente encubrirá los problemas económicos del país.

''En realidad las dificultades se difieren por un plazo, pero los desequilibrios económicos se acumulan, se agudizan'', advirtió el economista Orlando Ochoa.

Según el especialista, para el 2007 se producirán tres efectos con gran influencia en la esfera social y productiva.

Ochoa detalló que la alta inflación reducirá el poder adquisitivo del salario, los costos de producción nacional subirán, junto a una creciente importación de productos, y el gasto público real caerá ante los altos precios y los ajustes salariales.

''Ante este panorama, Hugo Chávez revela graves limitaciones bajo el sesgo de una ideología radical antimercado'', precisó el economista.

''Vamos a pasar por un tiempo difícil hasta que se apruebe la reforma constitucional [anunciada por Chávez] y se desarrolle'', dijo el economista Luis Zambrano Sequín, académico de la Universidad Católica Andrés Bello.

Por otro lado, ''la incertidumbre que ha reinado en la economía venezolana se mantiene, en el entendido de que no está todavía muy claro hacia dónde va el gobierno en materia de política económica'', señaló el economista.

En cuanto al futuro de las relaciones entre Venezuela y Cuba, el ensayista Martín aseguró que la política radicalmente antiimperialista de Chávez ``contradice por completo la actual política de Raúl Castro''.

''La política de Raúl significa un acercamiento con los países industrializados, y específicamente con el exilio cubano y con los Estados Unidos. Eso es totamente contrario a lo que propone Chávez'', apuntó Martín.

''En segundo lugar'', continuó el ex guerrillero, ``Raúl propone relaciones basadas en las necesidades económicas y no políticas, como ha hecho China, que es lo contrario a lo que ha hecho Chávez''.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog