Los dos principales retos económicos del Presidente Chávez

Por Venezuela Real - 6 de Diciembre, 2006, 10:05, Categoría: Economía

El control de la inflación, racionalizando el gasto público y la diversificación económica, permitiendo la participación del sector privado, son los dos grandes retos de la nueva administración para el 2007-2013. De no afrontar, con acierto, estos retos, el país seguirá sumergido en la dependencia petrolera y en la pobreza para las grandes mayorías.

Aristimuño Herrera & Asociados
Banca y Negocios
06 de Diciembre de 2006

El presidente Chávez ha sido reelegido por seis años adicionales y en el tendrá que afrontar con eficiencia y prontitud una serie de retos económicos. Es hora que la discusión sobre el comportamiento económico se aleje de la retórica política.

Hemos señalado en muchas oportunidades la imperiosa necesidad de que el gobierno no desaproveche este boom petrolero, como ya igualmente se ha tenido en los años 1974, 1980, 1991 y 1996 y los cuales por una conducción económica equivocada por parte de los gobiernos de turno acabaron produciendo fuertes crisis económico-financieras en los años 1983 y 1994. Esta historia reciente debería servirle de espejo al gobierno. En esos años las ventas de vehículos también alcanzaron record, el sector comercio, igualmente, creció de manera importante, pero a pesar de ello no se pudo evitar las sendas crisis financieras.

Esta coyuntura favorable de los altos precios del petróleo que actualmente vive el país, nos deben permitir planificar nuestra economía con un criterio de mediano y largo plazo, aprovechando estos excedentes de ingresos para fortalecer las bases de nuestra estructura económica.

Consideramos la necesidad de un gran esfuerzo de compromiso nacional de todos los sectores del país y especialmente del sector público a través de sus políticas, con la finalidad de buscar trasladar el crecimiento económico al bienestar de toda la población venezolana. Somos de los que creemos que hablar de crecimiento económico sin bienestar colectivo es como decir que "somos ricos y seguimos siendo pobres". Las cifras de pobreza en Venezuela se siguen manteniendo en altos niveles. A pesar del alto crecimiento económico que hemos tenido, todavía, el Producto Interno Bruto per cápita está aún por debajo del producto per cápita de 1998. La reducción de la pobreza requiere crear pilares sólidos para estimular el crecimiento (donde la confianza y la inversión privada juegan un papel fundamental) y poner en marcha programas sociales efectivos, que se vayan combinando con la creación del empleo productivo formal.

Muchos de los indicadores económicos-sociales y el bienestar de la población siguen estando lejos de los niveles mínimos de satisfacción. A continuación señalamos, los dos principales retos a los cuales se debe enfrentar el gobierno en el 2007.

1. La inflación sigue golpeando, cada vez más fuerte, el bolsillo de los venezolanos. Una vez más la inflación venezolana será la más alta de América Latina, superando el nivel alcanzado el año anterior cuando se ubicó en 14,4%. Ya al mes de noviembre del año en curso este indicador se encuentra en 14,9%, no obstante los alimentos han subido 22%. El actual nivel de liquidez, que proviene de los propios recursos del gobierno, ya supera los Bs. 110 billones y es el principal factor del alza de los precios en el país. El gasto público venezolano, será igualmente el más alto en América Latina con un crecimiento del 28% en comparación a un promedio de la región del 7%. La producción de bienes y servicios en el país es muy pequeña con relación a la cantidad de dinero que circula en la economía, de allí la inflación.

Ante ese hecho, el gobierno tiene solo dos alternativas: O sube la cantidad de bienes al mismo ritmo de la masa monetaria, o baja la cantidad de dinero circulante al nivel de los bienes existentes en la economía. De no realizarse lo señalado no habrá posibilidad de reducir la inflación.

Igualmente, el actual nivel de inflación convierte el ahorro de los depositantes del sistema bancario venezolano en negativo en más de -8 puntos porcentuales. Esto significa que las personas que tienen su dinero depositado en cuentas de ahorro reciben una remuneración por debajo del alza de los precios que componen la canasta de bienes que a los efectos toma el Banco Central de Venezuela para medir la inflación. Estos cuenta ahorristas en lugar de ahorrar están desahorrando, pues su dinero vale cada vez menos. Actualmente un bolívar de noviembre de 2006 equivale a Bs. 0,0172 de enero de 1993.

2. Se requiere con urgencia, darle un mensaje claro y de confianza al sector privado nacional y extranjero con la finalidad de que traigan los capitales e inviertan en el país. Se debe entender con absoluta precisión que el sector privado debe ser el principal motor de la economía venezolana. Históricamente Venezuela siempre ha sido un país receptor de capitales extranjeros, debido al gran potencial económico con que cuenta el país, en industrias claves como la petrolera, manufacturera, turismo y además la agraciada ubicación geográfica, que la convierte en uno de los puntos de escala predilectos por aviones y barcos procedentes tanto de Norteamérica como de Suramérica, así como de Europa Occidental. Desafortunadamente la carencia de seguridad jurídica que propicie un clima favorable de inversión ha revertido esta tendencia nacional de ser un país atractivo para los inversionistas tanto extranjeros como nacionales, teniendo los venezolanos que invertir en otros países para poder generar una mayor rentabilidad para sus capitales dándole seguridad en el largo plazo. Según el BCV, el saldo de las inversiones directas venezolanas en el exterior fue $488 millones durante el tercer trimestre de 2006, lo que implicó que las inversiones venezolanas en el extranjero fueron superiores a las extranjeras aquí.

Las políticas gubernamentales y empresariales deben ser compatibles. Mientras esto no se de, las posibilidades de sostener el crecimiento van a ser muy difíciles por no decir imposibles. No se debe ver al sector privado como enemigo del gobierno. La promoción de la participación privada es imprescindible. El objetivo tanto de uno como de otro es crear riqueza. No debemos olvidar, pues así la historia lo ha demostrado, que esto es lo que permite el avance de los países, las empresas y las personas individuales.

Es solo a través del trabajo que genere riqueza para el país, que se alcanzará el bienestar que nos hace falta para poner un pie en la senda del desarrollo y de esta manera lograr de una vez por todas el relevo del capitalismo rentístico, del cual tanto se ha hablado.

El desarrollo del sector industrial no es un tema de soberanía en si mismo. Hoy nuestra economía muestra una seria contracción en lo que a su diversificación se refiere, siendo cada vez más dependiente del petróleo en la generación de divisas. El sector exportador no tradicional es cada vez más pequeño. Las exportaciones de productos no petroleros han perdido participación en el total de las ventas al exterior, cayendo a 9,8 por ciento en el primer semestre 2006, después de haber alcanzado en el año 1998 el 31,23 por ciento. Esto significa que de cada 100 dólares de ingresos por exportación, tan solo 9,8 dólares provienen de productos no petroleros. Por otro lado, del total de las exportaciones, el 90,2 por ciento corresponde al sector petrolero en comparación a 68.77 por ciento que representaba el oro negro en el año 1998.

Se debe ir disminuyendo ese 90,2% que representa el petróleo del total de las exportaciones, abriendo la posibilidad de una diversificación y de esa manera hacernos menos vulnerable cuando finalicen las coyunturas económicas favorables, protegiéndonos de los shocks que hemos observado en 1983 y 1994. El momento es propicio.

Si queremos ser competitivos a nivel internacional, más que proteger ineficiencias, debemos buscar incrementar la productividad de nuestras empresas.

Si el gobierno logra revertir en el 2007 los resultados logrados hasta la fecha en esos dos grandes problemas que afronta el país, estamos seguros de poder ir mejorando en paralelo los otros indicadores económicos y sociales, donde hasta la fecha no se han tenido los resultados esperados.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog