¿Socialismo patronal?

Por Venezuela Real - 7 de Diciembre, 2006, 13:36, Categoría: Historia Oficial

 Interesante reflexión de un chavista, que según el teniente coronel, está entre los que votaron por el socialismo, pero que a todas luces voto engañado sin saber de que se trata realmente.

Tulio Camacho
www.aporrea.com
05 de Diciembre de 2006

En la noche de ayer, al igual que la mayoría de las noches me dispuse a ver el programa televisivo, "La Hojilla", que dirige el señor, Mario Silva, y que es transmitido por Venezolana de Televisión, VTV.

Los invitados de anoche eran el Dr. Carlos Escarrá y el Alcalde Mayor, Juan Barreto. Todo comenzó con una gran algarabía por la reciente victoria electoral de la candidatura del presidente Hugo Chávez Frías para gobernar Venezuela por 6 años más y otros aspectos habituales del programa que suelen hacer mofa de los diversos voceros comunicacionales que diariamente atacan frontalmente al gobierno nacional y al proceso revolucionario venezolano.

Ahora bien, hubo un aspecto que me llamó fuertemente la atención, cuando el Sr. Barreto se refirió a las demandas de los trabajadores contratados por obtener cesta ticket como algo "contrarrevolucionario", siendo esto una reivindicación de la clase trabajadora que debe ser promovida y respetada para mejorar su menguado poder adquisitivo y garantizarse algo tan esencial como la alimentación, e incluso según lo que le entendí, reclamar un derecho laboral como éste es "falta de conciencia revolucionaria", según Barreto. A todas estas yo me pregunto ¿que tiene en la mente este señor?. De por sí la existencia del sistema de contratados en la administración pública es algo insólito en un gobierno que se reclame revolucionario, socialista y más aún, obrerista. La ausencia de empleo estable depaupera la calidad de vida de la clase trabajadora, le somete a un permanente chantaje en el cual el reclamo de sus derechos pasa a estar condicionado por la no renovación del contrato y vulnera conquistas históricas del movimiento obrero internacional. Además un empleado contratado generalmente carece de muchísimas reivindicaciones laborales que son esenciales para mejorar su calidad de vida.

Por otra parte, el Dr. Carlos Escarrá a quien considero un hombre serio y muy culto no sólo apoyó esta idea, sino que reforzó diciendo algo así como que por conciencia revolucionaria nadie debería reclamar sus derechos laborales y sociales, mucho menos exigir cumplimiento a sus gobernantes, fustigó a las masas populares que protestan por una vivienda digna ya que estos entre sus consignas de lucha dirían que "si no nos resuelven el problema de vivienda, no les daremos el voto". Pues bien, estos señores al parecer no terminan de entender que quien hace una revolución no son cuatro personajes muy activos por TV y muy ácidos con las masas populares (tal como tengo varios testimonios sobre el Sr. Barreto), sino justamente EL PUEBLO VENEZOLANO. Además, se demuestra un profundo desprecio por una de las formas de participación y poder que tiene el ciudadano en una democracia, tal como es EL VOTO.

Y no pretendo con esto decir que usar semejante consigna en un momento electoral tan importante como el previo al 3 de diciembre sea algo correcto, es más, estoy plenamente conciente de que las instatisfacciones del pueblo han sido muy habilmente usadas por la derecha para hacer masa en contra de la revolución bolivariana, hecho ante el cual los que respaldamos de corazón éste proceso debemos estar muy alertas, pero de ahí a pretender justificar las fallas de los gobernantes para satisfacer demandas sociales esenciales bajo el chantaje de que si protestas eres "contrarevolucionario" me parece inaceptable. ¿No sería más inteligente acaso trabajar para que las demandas sociales sean satisfactoriamente atendidas?

Valdría la pena preguntarse ¿por que estamos luchando?, yo creo que la enorme mayoría de los venezolanos que votamos ROJO ROJITO, por este proceso revolucionario queremos un socialismo que le garantice al pueblo venezolano como derecho social inalienable, vivienda digna, empleo estable y bien remunerado, sanidad gratuita y de calidad, educación gratuita, libre, laica y de calidad, seguridad social, seguridad personal, equidad en la distribución de la riqueza e igualdad de oportunidades, queremos una democracia participativa y protagónica para que como pueblo dejemos de ser elementos pasivos espectadores de "la política" que una minoría corrompida y de espaldas a los intereses del pueblo llevaban a cabo, para que podamos ser nosotros mismos los que decidamos, los que elaboremos las políticas públicas, los que tengamos poder para controlar y pedir cuentas al poder constituido y que éste nos cumpla. Esos son los objetivos de la Revolución Bolivariana.

Por otro lado olvida el señor Barreto que socialismo no es adular a un mandatario, ni pasarse buena parte del tiempo frente a una cámara de TV, ni hablar mucho sobre Cuba, ni esconderse detrás de las barbas de Fidel Castro ni citas descontextualizadas del Che Guevara para justificar atropellos contra la clase trabajadora, eso que éste señor hizo anoche se llama MANIPULACIÓN, donde se pretende criminalizar como "contrarrevolucionaria" una demanda básica de la clase trabajadora como son los cesta ticket. Sería justo recordarle también al señor Barreto que no sólo existe la explotación del hombre por el hombre en la empresa privada, sino por parte del Estado también.

El señor Barreto, apoyado por Mario Silva y Carlos Escarrá, pareciera estar estrenando una novísima forma de "socialismo" uno que llamo "socialismo patronal", consiste en usar una retórica supuestamente revolucionaria, para de ese modo justificar tratos claramente injustos e incluso ilegales contra la clase trabajadora que labora en el sector público, ahora resulta que las demandas por mejoras laborales son "contrarrevolucionarias" y lo más revolucionario es quedarse calladito mientras tus derechos laborales son pisoteados por los que ostentan EL PODER.

En fin, no hay socialismo sin que se logre hacer la vida de la clase trabajadora más desahogada y alegre, no hay revolución sin pueblo y tampoco hay democracia sin el poder del voto ciudadano que puede recompensar o castigar al mandatario*.

* La palabra mandatario viene de mandato, el mandatario es el portador de un mandato que EL PUEBLO le dio para ser el ejecutor de unas políticas previamente ofertadas y favorecidas con el voto popular








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog