¿QUIEN GANO LAS ELECCIONES?

Por Venezuela Real - 10 de Diciembre, 2006, 9:47, Categoría: Electorales

Alberto Quirós Corradi
El Nacional
10 de Diciembre de 2006

UNA ACLARATORIA

Permítanme disipar las dudas desde el arranque. Este no es un artículo para desconocer los resultados numéricos de la elección del 3D. Para cantar fraude ni mucho menos para hacerme eco de las explicaciones fantasiosas que algunos pretenden calificar como reales para "explicar" cómo fue que el régimen cambió los resultados electorales de favorables a Rosales a un triunfo de Chávez. Tampoco para criticar a Rosales por haber reconocido la victoria electoral a "destiempo" y por no haber llamado a la oposición a la calle. Ya lo dije en un artículo publicado en este mismo diario ("Ganar y cobrar el 3D", 26-11-06) Para cobrar hay que ganar primero y no se ganó, al menos bajo el reestrictivo punto de vista de un simple conteo para calificar de ganador  a quien saque mayor número de votos.  

UN ANALISIS SOBRE EL PROCESO ELECTORAL

De nuevo aclaro que lo que sigue no es un intento de calificar a la elección del 3D como un acto equitativo para las dos partes. El régimen llevó a su candidato a las elecciones con una clara e injusta ventaja. El REP no estuvo todo lo depurado que debería haber estado. Probablemente votaron multicedulados y nacionalizados que no lo eran. El régimen abusó de los recursos de todos los venezolanos para efectuar una campaña electoral ventajista, abusiva y desconsiderada. Los funcionarios públicos violaron descaradamente restricciones legales al participar directamente en la campaña electoral no solo con recursos económicos sino con amenazas directas a quienes no votaran por Chávez. Eso y otras violaciones las conocíamos todos y aún así, a mi manera de ver correctamente, aceptamos concurrir a las elecciones del 3D. De manera que lo que tenemos que analizar ahora son básicamente dos cosas: Una, si en el acto concreto electoral del 3D hubo fraude y la otra qué debe hacer la oposición de ahora en adelante.

¿HUBO FRAUDE?

Veamos algunas de las razones que invocan los partidarios del fraude.

- "¿Cómo es posible que después de las avalanchas de las manifestaciones populares en todas las ciudades del país a favor de Rosales, éste sacara "solo" 4 millones y algo de votos?" La verdad es que los expertos que saben medir el volumen de los manifestantes le dieron a la mayor de Rosales algo menos de un millón de personas. Sinceramente no creo que en el resto del país hayan acudido más de 3 millones de personas. Cuatro millones de manifestantes son un verdadero gentío, Además, recuerden que la abstención total fue alrededor de un 25% pero, en algunos sectores poblados de la clase media la abstención pasó del 35%.

– "El régimen cambió los resultados en las actas correspondientes a las cajas que no se abrieron". Esto se explicó hasta la saciedad. Las actas se imprimieron antes de seleccionar las cajas que se iban a abrir para la verificación manual de los votos. Por lo tanto, una vez conocidas las cajas que se iban a abrir y las que no se abrirían era imposible cambiar el resultado de las no auditadas porque ya las actas estaban impresas.

– "Se cambiaron los resultados durante la transmisión de las actas al sitio de totalización central" (esto lo explican desde satélites, transmisiones inalámbricas, centros paralelos, etcétera) Lo cierto es que al tener la oposición todas las actas impresas en su poder antes de la transmisión de las mismas, los resultados finales no pueden ser distintos al total que resulte de sumar las actas ya impresas.

- La más increíble de todas, "Rosales ganó de forma abrumadora. Pero fue amenazado por el alto mando militar en Fuerte Tiuna. Chávez estaba dispuesto a bañar de sangre el país si Rosales no aceptaba una derrota que no era tal. Ante esta situación Rosales prefirió admitir una derrota para evitarle al país una masacre ciudadana". Pero, seriamente, ante las declaraciones de Rosales: "no fui a Fuerte Tiuna". "No me reuní con nadie" "La información electoral que tenía de mi comando coincidía con los resultados anunciados por el CNE", ¿Puede alguien creer en una fábula como esa?. ¿Es tan cobarde Rosales que se deja intimidar de esa forma? ¿Es tan mentiroso que repite y repite que esos fueron los resultados? ¿Es tan tonto que no anticipó que de ganar tendría problemas para cobrar? Por último, el comando de Rosales debe tener copia de todas las actas impresas por las máquinas y los resultados del conteo manual. Será fácil comprobar los totales. ¿O es que todos los testigos y miembros de mesa y Sumate fueron cómplices masivos de este fraude? (Sumate revisó más del 80% de los votos y sus cifras coincidieron por las dadas por el CNE) ¿Es que no leyeron las actas? ¿Es que no contaron los votos? ¿Cómo se puede inventar una trama tan absurda cuando hay múltiples maneras de negarla?

Hay otras teorías cada cual más fantasiosa que la anterior producto de no haberse tomado la molestia de oír todas las explicaciones que la oposición dió sobre los controles que se habían establecido, no para impedir un fraude pero si para detectarlo si ocurriera. A pesar de haber detectado algunas irregularidades, abuso por parte del Plan República. Apertura forzada de algunas mesas después de haber cerrado. Fallas en algunas máquinas electorales, la clave esta vez fue la buena organización del proceso. Los miembros de mesa de la oposición entrenados. Los testigos fueron a todas las mesas (más del 92%) y se aseguraron que se cumpliera con lo convenido. El comando tenía computadores instalados que le enviaban la información directa. Los exit polls funcionaron y, lo más importante, la oposición estaba preparada para denunciar a tiempo cualquier intento de modificación de las normas acordadas a fin de desconocer los resultados por incumplimiento de lo negociado, sin cantar fraude. Como se podrá apreciar, la oposición se portó de manera muy diferente esta vez a la del referendo revocatorio cuando se dejo abandonadas a más del 33% de las mesas electorales.

¿Y AHORA QUÉ?

El presidente Chávez en una declaración post triunfo electoral dijo, palabras más palabras menos "el pueblo no ha votado por mí, votó por un proyecto". Si Chávez piensa así, pudiera estar a punto de cometer el primer gran error político de su gestión. El pueblo votó por Chávez, no por su proyecto de socialismo siglo XXI. Ni por un régimen como el de Cuba. Ni por el trueque como forma de intercambio comercial. Ni por compartir la tesis de que ser rico es malo. Ni para abolir la propiedad privada. Ni por una guerra asimétrica con los Estados Unidos. Ni por un apartheid político. Ni por la política de repartir en el exterior los dineros que hacen falta en Venezuela para solucionar los graves problemas de la pobreza y la exclusión. Ni por la reelección perpetua. Ni por la inseguridad ciudadana actual. Ni por el desempleo y el crecimiento de la economía informal. Ni por una educación ideologizada. Ni por un lenguaje descalificador. Ni por la corrupción reinante. Ni por la tremenda ineficiencia de sus ministros y colaboradores. Ni por el control absoluto de los poderes públicos. El pueblo votó por Chávez, porque éste puso a los pobres y a los excluidos en el debate público. Porque después de él, cualquier mandatario tendrá que darle a la solución de los problemas sociales la prioridad que otros gobiernos le negaron. Porque, aunque, menos y menos, el pueblo sigue viendo en él a su legítimo representante y a su esperanza de superación. Le perdona, todo lo que no ha hecho, buscando excusas tales como "es que no lo dejan gobernar". "Sus colaboradores no lo ayudan", etcétera. El pueblo sigue teniendo con Chávez un vínculo emocional muy fuerte y "eso" es muy difícil de reemplazar por otra persona o por otra oferta. Eso sólo lo rompe la desilusión y es en el estímulo inconsciente de este sentimiento donde puede estar la debilidad de Chávez. Todas las encuestas de opinión, incluyendo a las comisionadas por el régimen, destacan un altísimo nivel de rechazo a los posibles componentes ya enumerados de su proyecto socialismo siglo XXI. Algunos como el régimen de Cuba y "ser rico es malo" tienen más del 80% de rechazo popular.

Tanto Chávez como Rosales han asomado la posibilidad de una reforma constitucional esto, a diferencia de otras ocasiones, puede provocar un verdadero y abierto debate nacional que el régimen no podrá evadir ni  presentar una reforma que incluya todo lo que el pueblo rechaza. No habrá manera de impedir la confrontación no ya de hombres sino de proyectos concretos y sentidos de dirección propuestos. Ya Rosales anunció la creación de un grupo de estudio sobre los posibles cambios constitucionales necesarios. En paralelo a esta discusión sobre una reforma constitucional el comando de la oposición debe poner sobre el tapete la inmediata revisión (base cero) del REP, sin la urgencia de elecciones inmediatas. Esto será necesario para recobrar la confianza en el voto. Nombrar un CNE más equilibrado. Crear leyes o disposiciones constitucionales que limiten el ventajismo oficial en las elecciones, como las hay, por ejemplo en el Brasil. Otro aspecto que debe recordar el presidente Chávez es que, según las encuestas, el único gobernador de el cual su electorado tiene una visión positiva sobre su gestión es Rosales. Eso abre un mundo de posibilidades de cambio, casi inmediato, de mandatarios regionales mediante referendos revocatorios.

Si la oposición se mantiene unida. Se nombran diferentes comisiones o un gabinete de sombra para abrir debates públicos sobre los variados problemas del país y se acuerdan reformas constitucionales, referendos revocatorios y hasta una asamblea nacional constituyente de acuerdo a como se presente el panorama político nacional, la pelea será peleando.

Todos debemos recordar que perdimos el acto electoral 60 a 40. Pero al revisar la larga lista de proyectos políticos que ha anunciado Chávez veremos que tienen en su conjunto entre el 70 y 80% de rechazo popular. Además, la oposición surge ahora bajo un liderazgo claro con una visión coherente de su nuevo rol. Con la consolidación de dos nuevos partidos nacionales (Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia). Con la emergencia de un liderazgo político joven (Leopoldo López). Con la presencia de políticos de experiencia como consejeros a tiempo completo (Teodoro Petkoff) y con el reconocimiento de más de 4 millones de ciudadano. Visto así creo que es lícito preguntarse: ¿Quién ganó las elecciones?.

Mi respuesta es, la oposición. Chávez no podrá mantener por mucho tiempo, ante una oposición unida y combativa, la dicotomía existente entre el hombre y su proyecto. Como ya se definió, la desilusión será el gran sentimiento que derrotará a Chávez. No será necesariamente la oposición como movimiento político aunque será imprescindible que esté allí, cuando los electores de Chávez estén listos para aceptar otras opciones de gobierno. Entonces será el pueblo que rechazará el proyecto seudosocialista.

No nos olvidemos que en política, como en muchas otras situaciones, ¡quien pone…quita!






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog