Leonardo Carvajal: "Es un rumor que el Estado le quite la patria potestad a los padres"

Por Venezuela Real - 2 de Enero, 2007, 9:44, Categoría: Educación

 Es un deseo de muchos, que se mantenga la educación privada, por razones de libertad, de eficiencia y de beneficio para la nación. Sí bien las acciones del gobierno no son, por el momento, abiertamente en contra de los colegios privados ni de la enseñanza religiosa, como lo señala Carvajal, el temor que ello suceda, bajo un gobierno que impone y no dialoga, no se borra, fácilmente, de la mente de muchos padres y representantes.

IRALIS FRAGIEL
El Universal.com
01 de Enero de 2007

El presidente de la Asociación Civil Asamblea de Educación califica como "inventos" y "paparruchadas" informaciones que aseguran que el Gobierno eliminará la educación privada y estima que el derecho a la libertad de enseñanza se mantendrá en el país

Aunque el docente y presidente de la Asociación Civil Asamblea de Educación, Leonardo Carvajal, ve aspectos positivos en la llamada educación bolivariana, discrepa de prácticas que adelanta el actual Gobierno como la sobrepolitización y disminución de la calidad de la educación en Venezuela.

En entrevista exclusiva a eluniversal.com desmitifica matrices de opinión y analiza las verdaderas amenazas que, a su juicio, enfrentará la educación en 2007. Es así como Carvajal adelanta que la organización a la que pertenece se dedicará este año a dictar talleres de formación y asesoramiento a profesores para conozcan la Constitución y enseñen con sentido "crítico" el contenido de la Carta Magna.

- ¿Qué tipo de contenidos se regularán en 2007?, ¿los religiosos, por ejemplo?
- Los obispos dicen que el Estado venezolano es laico, pero que ese Estado ha coexistido con las posibilidades de enseñanza religiosa a los niños. Hay Estados convencionales, laicos y antirreligiosos. Estos últimos son aquellos como la Unión Soviética o Cuba, en los que se impedía cualquier tipo de educación religiosa. Los confesionales son países como Ecuador, Colombia o Chile en los que el Estado dice que la religión oficial es el catolicismo. Un Estado laico es aquel que ni en el pensum (materias obligatorias) impone la religión como materia obligatoria. Y este es el ejemplo de Venezuela, donde tradicionalmente el Estado no se mete en cuestiones religiosas, no las prohíbe, pero tampoco las ataca. Eso es lo que los obispos esperan que se mantenga. En la última versión del proyecto de Ley de Educación de julio de 2005, lamentablemente se vuelan lo que era el artículo 62, que habla de la atribución de tienen los padres de decidir si sus hijos recibirán educación religiosa.

- ¿Cuáles son los rumores que empañan el destino de la educación en Venezuela?
-  Para mí es un rumor cualquier idea que insista en que el Estado le va a quitar la Patria Potestad a los padres con respecto a sus hijos. Eso es una bagatela mental una pamplina frita. Eso nadie lo ha dicho. Ningún funcionario de este Gobierno lo ha escrito. Cuando uno quería saber qué quería hacer Hitler uno buscaba el libro "Mi lucha". Cuando uno quiere saber qué va a hacer Chávez en política internacional, él tiene multitud de discursos en los que dice que si pudiera se caería a palos con el imperialismo norteamericano.

- ¿Cómo calificaría la matriz de opinión que insiste en que el Gobierno eliminará la educación privada?
- Es un invento, una paparruchada. El año pasado hubo planteles, me dijeron de uno en Chuao concretamente, en el que el director reunió a los padres y dijo: después de semana santa el Gobierno nos estatiza. Todavía lo están esperando.

- ¿Pero el hecho de regular el pago de matrículas no atenta contra colegios que no puedan mantenerse?
- El derecho a la libertad de enseñanza está consagrado en el artículo 106 de la Constitución y yo apuesto a que no lo van a cambiar. No he visto la más mínima intención de cambiarlo. Lo que sí se da es un mecanismo de control de la actividad educativa. Desde que ha existido el Estado ocupándose de la educación, supervisa y controla. Solamente ha habido cinco años en nuestra historia (1915 a 1920) cuando se estableció una legislación liberal por el ministro, Felipe Guevara Rojas. Él se basó en criterios tales como que no se necesita permiso del Estado para crear planteles privados ni de su supervisión a lo largo del proceso. Ahora, el Estado tiene que certificar que las competencias que adjudican son verdaderas. Lo que el Estado no puede permitir, y estoy citando casi textual su razonamiento, es que alguien que sea médico, no sepa curar.

Realidades

- ¿El control no deriva en la inminente desaparición de colegios?
- Actualmente, si se contrasta los aumentos de los cuales se habla y lo que autoriza el Ministerio de Educación y el Indecu hay un desfase. Y allí si puede habar una política perversa de insinceridad, porque so pretexto de apoyar la situación económica de las familias se han establecido dos años consecutivos de disparidad. Los más débiles de esos planteles privados quebrarán. Si se autoriza un aumento del 15% y los gastos se incrementaron a 21% se está perdiendo. Es un sistema de ahorcamiento lento. Pero el Ministerio ha aceptado el hecho de que los padres por contribuciones voluntarias puedan ayudar a la situación financiera de los planteles. Es un poco aquello que dicen los abogados: el que hace la ley hace la trampa. También es verdad que el Ministerio está dando cerca de medio billón de bolívares y el año pasado se dieron 460 millones de bolívares para la educación privada popular. Está costeando jubilaciones que es una reivindicación que el maestro de escuela privada no tenía. Por otro lado, si no existieran los privados el Estado venezolano estaría obligado a tener un pupitre y un maestro para cada ser humano que tuviese minoría de edad. Los privados le están descargando económicamente de una obligación al Estado.

- Es decir, ¿que al Gobierno le conviene que existan colegios privados?
- Sí. Es una operación económicamente favorable. La educación privada tiene unos niveles de eficiencia que permite que, con menos dinero, atiendas a los mismos alumnos. Si los privados pertenecieran al sector oficial el Estado tendría que pagar más. La última memoria y cuenta del Ministerio de Educación contabiliza que de 8 millones 500 mil venezolanos, de maternal a educación superior, un millón 700 mil estaban en educación privada. Eso es el 20%. Si se revisan las cifras del siglo XX se encontrará que la educación privada siempre fluctuó entre 12 y 17%. Quiere decir que el siglo XX terminó en su nivel más alto. En los años de Chávez se han creado 7 instituciones oficiales y 22 privadas. Una relación de 3 a 1. Estamos hablando de colegios universitarios y universidades. De manera que no han estado prohibidas ni se han inhibido los inversionistas para hacerlo.

- ¿Cuáles otros mitos existen sobre la educación en Venezuela?
- Tanto el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, como el presidente Chávez, de una manera profundamente injusta adjudican a los años de democracia la supuesta culpa de haber privatizado la educación. Así como hablamos mitos que cree gente crítica del Gobierno, este es un mito que el Gobierno crea y se lo cree también. No sé de dónde sacan esa peregrina barbaridad. Los gobiernos de AD y Copei lo que hicieron es darle una formidable expansión a la educación oficial. Cuando se fue Pérez Jiménez (ex dictador) había 7 instituciones de educación superior, y cuando llega Chávez, 40 años después, había más de 100.

- Entonces, ¿cuáles son las verdaderas amenazas que enfrentará la educación en 2007?
- Mucha gente se preocupa si van a convertir en bolivariana a la educación privada. Cualquier tipo de experimento que hace un Gobierno, con la ideología que sea, siempre lo hace en sus planteles. Si le gusta lo que experimentó lo generalizan a toda la educación. Pero en Venezuela siempre ha sido así. El modelo bolivariano va. Creo que contiene varias cosas positivas y otras negativas. Estoy de acuerdo con volver a la vieja división de escuela privada y liceo. Creo que es mejor que coincida el ingreso a la educación media con el ingreso a la libertad. El hecho de que las asignaturas se trabajen relacionadas unas con otras me parece positivo. Esta es una tendencia de las ciencias. También estoy de acuerdo con enfatizar lo social, pero no se puede descuidar el aspecto competitivo. La educación sirve para competir y compartir. No estoy de acuerdo con lo que dice Aristóbulo que antes la educación formaba para el individualismo, y que ahora formará para el sentido social de la existencia. Allí está mintiendo. Si eso fuera así sólo se explicaría por un milagro la existencia de Chávez y Aristóbulo. También estoy en profundo desacuerdo con tratar de rebajar las exigencias de rendimiento estudiantil. Eso es una vergüenza, porque nos empareja a todos en las profundidades ya no de la mediocridad, sino de la terciocridad (palabra inventada que significa estar en el tercio de abajo). Mi oposición es frontal cuando uno ve a niños o a maestros endiosando a un dirigente político, esas personas están perdiendo su dignidad. Dejan de ser soberanos para convertirse en vasallos. Estamos viendo una sobrepolitización sesgada hacia otros valores que no son los republicanos.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog