Elecciones de 2007 serán la prueba de fuego de las centrales obreras

Por Venezuela Real - 3 de Enero, 2007, 11:34, Categoría: Electorales

ANA DÍAZ
El Nacional
03 de Enero de 2007


La Confederación de Trabajadores de Venezuela y la Unión Nacional de Trabajadores deben celebrar comicios internos en 2007 con el fin de legitimar sus juntas directivas. Las dos más importantes centrales obreras del país retoman la materia luego del receso del 3-D.

La CTV y la UNT tienen dificultades para llevar adelante sus procesos electorales, indispensables para que los integrantes de las juntas directivas sean reconocidos como legítimos por los trabajadores. Las elecciones sindicales son una prueba de fuego y están inmersas en situaciones muy complejas.

La CTV no tiene la simpatía del Gobierno, que se niega a reconocerla. La UNT tiene el respaldo oficialista, pero las fuertes divisiones internas son el obstáculo.

La dirigencia cetevista insiste en que contarse es la mejor manera de demostrar cuál de las dos centrales es la más representativa. Las elecciones de primer grado –cuyo proceso se hace manualmente-permitirán dilucidar cuál es la organización mayoritaria.

La hora de la verdad

La CTV tiene previsto realizar elecciones en el primer trimestre de 2007, para lo cual actualiza el padrón electoral (lista de trabajadores afiliados) con la información suministrada por un millar de sindicatos y 40 federaciones regionales y nacionales por rama de industria.

El secretario general de la confederación, Manuel Cova, explica que desde noviembre de 2004 -fecha en que venció el período del comité ejecutivo actual– se hacen las gestiones de legitimación, pero éstas no fueron posibles por las trabas del Ministerio del Trabajo y del Consejo Nacional Electoral.

Inicialmente, se estableció celebrar los comicios sin la presencia del CNE porque esto viola el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que prohíbe la intervención de los gobiernos en los asuntos internos de los sindicatos.

Sin embargo, como la Constitución faculta al CNE a participar en las elecciones sindicales, la CTV optó por seguir las reglas del país.

Además, la nueva directiva del organismo ha facilitado los procesos de los sindicatos de base y algunas federaciones cetevistas.

Pero la posibilidad de elegir el nuevo comité ejecutivo depende de que el Ministerio del Trabajo autorice el cambio del estatuto electoral interno solicitado por la CTV el 11 de septiembre pasado.

En la UNT el debate es más a fondo, porque hay facciones inclinadas a realizar las elecciones antes de marzo de 2007 y otras a posponer la fecha. La participación del CNE también produce diferencias: la coordinadora Marcela Máspero la aprueba y el dirigente Franklin Rondón la rechaza.

La organización todavía funciona con los coordinadores nacionales y regionales designados de manera provisional en el primer congreso de abril de 2003 con el compromiso de realizar elecciones y lograr el reconocimiento de la OIT.

Se esperaba que en el segundo congreso –celebrado en mayo de 2006– se designara la comisión electoral para convocar los comicios. Entre abucheos y discusiones de los seguidores de las tendencias se impuso al final la posición de Máspero de trabajar en la consecución de los 10 millones de votos para el presidente Hugo Chávez Frías.

Esto difirió las elecciones de la UNT, pero pasado el 3-D, las facciones vuelven a la carga. Las de Franklin Rondón y Orlado Chirino y la Fuerza Bolivariana de Trabajadores insisten en celebrar ya los comicios, pero la de Máspero se toma las cosas con calma.

Ana Yánez, del último grupo, señala que se deben llevar a cabo varios procedimientos como actualizar las listas de trabajadores afiliados para elaborar el padrón electoral y acudir al CNE, el cual también fijará los diferentes pasos y plazos que se llevan tres meses.

Marcela Máspero asegura que la UNT tiene en sus filas 1,3 millones de miembros, lo que para Elías Torres, directivo de la CTV, luce exagerado porque no todos los trabajadores se inscriben en los sindicatos, pues la membresía es voluntaria.

El cierre de las empresas y la proliferación de las cooperativas han disminuido el número de trabajadores en el sector formal, el de mayor capacidad de adhesión sindical –de los 3,4 millones de empleados menos de la mitad está sindicalizado–, mientras que en la economía informal 40.000 de 6 millones de personas están organizadas.

La CTV revisa las listas de afiliados activos enviadas por sus sindicatos y federaciones. Para los comicios de noviembre de 2001, la central obrera tenía 1,2 millones de personas en el padrón electoral.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog