Chávez proclama el "socialismo o muerte"

Por Venezuela Real - 11 de Enero, 2007, 14:41, Categoría: Prensa Internacional

Casto Ocando
El Nuevo Herald
11 de Enero de 2007


Cambios radicales que abarcan nuevos sistemas de gobierno y de ciudades, nuevas entidades federales, una reforma constitucional, una ley que permita la reelección presidencial indefinida y una campaña nacional de ideologización en escuelas y centros de trabajo, formaron parte de los anuncios presentados ayer por el presidente venezolano, Hugo Chávez, durante su toma de posesión.

En un largo discurso ante diputados de la Asamblea Nacional, representantes diplomáticos y la jerarquía católica, Chávez prestó su juramento ante la Constitución para el período 2007-2013 pronunciando las palabras ''patria, socialismo o muerte'', en alusión a la frase popularizada por Fidel Castro, para simbolizar así el inicio de la nueva etapa de lo que llamó el proyecto nacional Simón Bolívar, para construir la República Bolivariana Socialista de Venezuela.

El mandatario juró ''por Cristo, el más grande socialista de la historia'', ''la construcción de un nuevo sistema político, de un nuevo sistema social, de un nuevo sistema económico'' en Venezuela.

En una reacción inmediata, líderes de la oposición cuestionaron la nueva orientación del gobierno anunciada por Chávez, mientras líderes de la Iglesia Católica continuaron exigiendo garantías de que el nuevo sistema ofrecerá ''las más amplias libertades'' a los venezolanos.

El dirigente opositor Manuel Rosales dijo en una conferencia de prensa ayer que el mandatario venezolano había comenzado ''con mal pie'' su nuevo período presidencial, y comentó que al hablar de reelección indefinida Chávez ``está diciendo que se quiere convertir en un dictador barnizado con una supuesta democracia''.

''Los venezolanos queremos una patria no de socialismo, sino de justicia, donde tengamos derecho'', abogó Julio Borges, el líder del opositor Primero Justicia.

El día anterior, el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Ubaldo Santana, había expresado su deseo de que el socialismo anunciado por Chávez fuese ''plenamente democrático'', y que ``no se vaya a emparentar con socialismos del siglo pasado que causaron tanto dolor, muerte y miseria en los países de Europa del Este''.

''Entramos de lleno al tiempo de construcción del proyecto nacional Simón Bolívar, que requería un fundamento sólido; lo que hemos hecho hasta ahora es echar un piso sobre el cual construiremos el edificio, es el proyecto socialista bolivariano'', dijo Chávez en sus palabras inaugurales.

En otro momento de su discurso, el presidente venezolano advirtió: "Esta revolución es pacífica pero no es desarmada; esta es una revolución armada''.

Al mismo tiempo admitió que se estaba redactando una propuesta de reelección indefinida del presidente para someterla a un referéndum popular.

El jefe de Estado adelantó que reducirá la cantidad de municipios porque ''hay lugares donde existe una cantidad innecesaria'', y es excesiva la burocracia.

Chávez dio un adelanto de la complejidad de reformas que piensa poner en práctica a partir de este año, entre ellas nuevos territorios federales con un sistema de ciudades en el cual 'la autoridad absoluta recaiga sobre el naciente poder comunal''.

Cinco ''motores'' o ejes impulsarán el llamado proyecto nacional Simón Bolívar 2007-2021.

El primero será la Ley Habilitante, que dará un cheque en blanco al mandatario para legislar durante todo su mandato. El segundo será una reforma de la Constitución que él mismo impulsó en 1999 para incluir, entre otros aspectos polémicos, la reelección presidencial indefinida y modificar el concepto de la propiedad privada.

El tercer eje es una campaña nacional de ''educación moral, económica, política y social'', que abarcará escuelas y centros de trabajo en ciudades y campos, una iniciativa que algunos críticos advierten será una "gigantesca campaña ideológica''.

El cuarto ''motor de la revolución'' será un cambio de la distribución político-territorial del país, lo cual dará lugar a la creación de nuevos sistemas de ciudades y territorios federales.

''Esta propuesta representa una innovación en la búsqueda de una forma que se adapte mucho más a nuestra realidad y a nuestras aspiraciones'', dijo el mandatario venezolano, sin abundar en la naturaleza de tales aspiraciones.

El último de los ejes es lo que Chávez denominó el ''poder comunal'', ''vital para conseguir soluciones reales a problemas que aún conviven con nosotros'', explicó durante su alocución.

''Este es el año de la explosión del poder comunal'', vaticinó Chávez.

Entretanto, los mercados financieros internacionales continuaron reaccionando a los anuncios del mandatario venezolano.

Analistas financieros en Londres aludieron a Venezuela como la causa de que el dólar continuara subiendo frente al euro.

Los anuncios de nacionalización impactaron ayer las bolsas europeas hacia la baja, principalmente porque alentó a inversionistas a abandonar activos considerados más riesgosos.

El banco alemán DZ advirtió ayer en un informe, que la ''revolución socialista'' de Chávez, con una ''expansión del gasto público y el incremento del dirigismo estatal'', representa un enorme riesgo para los inversionistas.

En Nueva York, las acciones de Cantv, la telefónica venezolana que Chávez ordenó estatizar, comenzaron a subir lentamente luego que altos funcionarios chavistas anunciaran que Venezuela planea compensar a las firmas de telecomunicaciones que serán afectadas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog