Cantv

Por Venezuela Real - 17 de Enero, 2007, 12:57, Categoría: Testimonios

 Si la privatización fue un acierto, como lo atestiguan los usuarios, la estatización es un error garrafal, con la cual, los mismos usuarios serán los principales afectados.

Gustavo Roosen
El Nacional
17 de Enero de 2007

He mantenido por principio no hacer de Cantv tema de mis artículos. Pocos lectores, sin embargo, entenderían que, en las presentes circunstancias, lo eludiera. Frente a la decisión presidencial de nacionalizar la empresa, resulta al menos pertinente establecer alguna comparación entre el antes y el ahora.

Comencemos con un testimonio.

En 2001, diez años después de la privatización de Cantv, el entonces director de Conatel, Jesse Chacón, expresaba: "Yo no creo que haya sido un error la privatización de Cantv.

Todo lo contrario, fue un acierto, porque el Estado en 1991 se había deslastrado de una operación que no era eficiente, y –definitivamente– la calidad del servicio que hoy percibimos de la Cantv privada dista mucho de la que ofrecía aquella Cantv estatizada".

Un repaso a lo ocurrido desde esa fecha no haría sino corroborar la afirmación.

Mucha gente recuerda la Cantv de 1991: 20 años de atraso tecnológico, un promedio de 8 años de espera para obtener una línea telefónica y de casi 6 días para su reparación, más de un millón de solicitudes pendientes, grandes pérdidas de tiempo para obtener tono de discar, enorme dificultad para una llamada internacional.

Los parámetros de hoy contrastan vivamente: 3.256.000 líneas fijas, 112.000 teléfonos públicos, 6.764.000 líneas celulares, 781 centros de comunicaciones, 592.000 suscriptores de Internet, 405.000 servicios de banda ancha, tono de discar en 3 segundos, reparación de averías en 15 horas promedio, 30 días promedio para obtener una línea, fácil acceso a llamadas internacionales.

Cantv ha consolidado una robusta red de transmisión de fibra óptica -más de 7.800 kilómetros– para unir todas las principales ciudades del país a través de 7 gigantescos anillos capaces de transportar datos a una velocidad de 10 gigabits por segundo sobre un par de hilos de fibra óptica y lograr una capacidad total de transporte de 160 Gbps. 90% de la red está digitalizada y permite más de 50 diferentes tipos de servicios, cuando en 1991 sólo ofrecía 4.

Movilnet, filial creada con posterioridad a la privatización, dispone hoy de la mayor red de telefonía digital, que le permite atender a toda población mayor de 3.000 habitantes en toda Venezuela.

Ninguno de esos logros habría sido posible sin una elevada y consistente inversión. En los últimos años Cantv se constituyó en la empresa de mayor inversión privada en Venezuela. Entre 1992 y mediados de 2006 ha invertido más de 6.700 millones de dólares, 447 millones promedio por año, ritmo no interrumpido ni siquiera en las crisis financieras y políticas vividas.

Para el éxito de la empresa, sin embargo, más que el monto de las inversiones ha pesado la consolidación de una cultura gerencial orientada hacia la eficiencia y el logro mesurable y, más aun, una fuerza laboral profesional y comprometida que ha sabido aceptar los retos tecnológicos de un negocio en cambio permanente y ha logrado altos estándares de eficiencia y productividad.

Para Venezuela, este es, sin duda, el mayor activo de la empresa.

Cantv es parte del patrimonio de miles de familias venezolanas y referencia obligada en los mercados internacionales. Su actual estructura de propiedad está conformada por más de 43.000 accionistas, entre los que se encuentran el Estado venezolano y experimentadas empresas de la industria mundial de las telecomunicaciones. Más de 15.000 personas, entre empleados activos, jubilados y extrabajadores de Cantv son también accionistas, igual que miles de pequeños inversionistas privados cuya confianza en una empresa altamente valorada por el mercado y reiteradamente reconocida como tal por voceros oficiales les ha motivado a comprometer en ella parte de su patrimonio, percibiendo a cambio rendimientos superiores a los de cualquier alternativa bancaria.

Desde otra perspectiva, de depender del presupuesto público –condición anterior a la privatización-Cantv ha pasado a ser uno de los contribuyentes fiscales más importantes y es el mayor contribuyente al Fondo de Servicio Universal para obras de telecomunicaciones sociales.

Líder del sector de servicios mejor calificado por la opinión pública en todas las encuestas, Cantv ha contribuido a convertir a las telecomunicaciones en motor de desarrollo y de mejoramiento de la calidad de vida del venezolano.

Quedan interrogantes por responder. ¿Detrás de los argumentos que se esgrimen para justificar la nacionalización de Cantv, como la inclusión de las telecomunicaciones en el campo de actividades estratégicas o reservadas al Estado, se esconde el no declarado de necesidad de control? ¿Responde a un modelo de concentración de poder que, además de detentar la condición de regulador, necesita las de propietario y operador? ¿Estará el Estado dispuesto a y en capacidad para hacer las inversiones que se requieren en un negocio en permanente transformación tecnológica y cada vez más globalizado? ¿Será una empresa del Estado abierta a la inversión privada? ¿Se mantendrá la cultura profesional y orientada a la eficiencia de su personal? ¿Gana una postura ideológica o gana la nación?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog