La hipocresía de los presidentes del Mercosur

Por Venezuela Real - 20 de Enero, 2007, 17:40, Categoría: Gente de Chávez

Editorial
ABC COLOR DIGITAL-PARAGUAY
19 de Enero de 2007


La Cumbre del Mercosur que se realiza en Río de Janeiro se presenta como un nuevo fracaso del organismo. A esta altura de su existencia, ya nadie puede dudar de que el organismo está herido de muerte, a raíz del incumplimiento de sus objetivos principales, y porque se convirtió en una plataforma de gobernantes que se disputan la hegemonía de la región, algunos de los cuales, como Hugo Chávez, buscan además convertir el bloque en plataforma de sus delirantes ideas o de arrastrar a los demás socios para formar un frente de su irracional odio hacia los Estados Unidos. Al desinterés -o los intereses creados- de los líderes del Mercosur para guiar a sus pueblos hacia un destino superior se suma la miopía por cuanto son absolutamente incapaces de ver más allá de sus narices.

La Cumbre del Mercosur que se está desarrollando en Río de Janeiro entre los presidentes de los países que lo integran se presenta como un nuevo fracaso del organismo regional. A esta altura de su existencia, ya nadie puede dudar de que el organismo está herido de muerte, a raíz del incumplimiento de sus objetivos principales: el libre comercio que haga posible la libre circulación de bienes y servicios, y el fortalecimiento de la institucionalidad democrática. Además, porque se convirtió en una plataforma de gobernantes que se disputan la hegemonía de la región, algunos de los cuales, como Hugo Chávez, buscan además convertir al bloque en plataforma de sus delirantes ideas -como el socialismo del siglo XXI- o de arrastrar a los demás socios para formar un frente de su irracional odio hacia los Estados Unidos de América.

En el plano de sus objetivos iniciales, el Mercosur no ha avanzado un ápice desde su fundación, hace casi 16 años. Al contrario, en vez de constituirse en un factor preponderante para que el crecimiento económico sea posible, sobre todo de los países más pequeños, como Paraguay y Uruguay, se ha convertido en un serio obstáculo para que estas dos naciones desarrollen una expansión comercial y económica. Las reuniones de los presidentes de los países miembros en las frecuentes “cumbres” debieran haber servido para remover los diversos obstáculos que cada día oscurecen más el futuro del Mercosur, pero ellas no pasan de los discursos.

Los países grandes del Mercosur, Brasil y Argentina, no tratan, por su parte, de buscar la eliminación de trabas arancelarias o paraarancelarias que aplican a los socios menores, con efectos económicos sumamente perjudiciales para estos. Brasil y Argentina juegan al gato y al ratón cuando se habla de estos temas. No muestran ninguna seriedad, pero sus gobernantes son hábiles en el momento de hablar de integración y de cooperación entre los miembros del bloque.

Otra muestra categórica de la hipocresía y la absoluta falta de voluntad para el logro de una integración regional plena lo constituyen las trabas que pone Argentina al Uruguay en la construcción de una papelera sobre un río fronterizo por razones supuestamente ambientales; la Argentina, a través de su propio presidente, señaló que ni siquiera tiene la intención de tratar el problema en la presente Cumbre. No hablemos ya de que nuestros grandes vecinos acepten tratar la renegociación de los infames e imperialistas tratados de Itaipú y Yacyretá, a través de los cuales expolian a nuestro país desde hace décadas.

De esta forma, resulta muy claro que los países considerados pequeños hacen el papel de simples mirones o furgones de cola en el organismo regional.

Pero sumado al fracaso del bloque en el logro de su objetivo central, se suma ahora la peligrosa orientación política que va tomando el organismo con la presencia del presidente venezolano Hugo Chávez, ante la tolerancia de Brasil y Argentina, no obstante la violación de normas del propio Mercosur y de otros organismos. Luego del ingreso de Venezuela como miembro pleno del Mercosur, el organismo se está convirtiendo en una plataforma de propaganda política que pretende hacer triunfar un enfoque antidemocrático y con marcada tendencia autoritaria. Chávez, primero, se convirtió en dictador en su país, reformando la Constitución para su reelección, haciendo trizas la división de poderes y otras instituciones republicanas; luego, mediante los “petrodólares”, ha digitado elecciones en diversos países de América Latina, consiguiendo adeptos incondicionales, como Evo Morales, en Bolivia, y ahora Rafael Correa, en Ecuador. Pero nadie le saca en cara el principio de la autodeterminación de los pueblos ni las “cláusulas democráticas” consagrados tanto por la Organización de Estados Americanos (OEA) como en los pactos subregionales.

Debe recordarse también que Chávez ha cercenado la libertad de prensa, de opinión y de expresión al anunciar que no renovará la licencia a Radio Caracas Televisión, por ser “golpista”, según dijo, en clara violación de disposiciones del Pacto de San José de Costa Rica, del cual es firmante. Más recientemente, como si fuera una hazaña, ha mantenido reuniones en Quito (Ecuador) con el lunático líder iraní, Mahmoud Ahmadinejad, quien con frecuencia promete borrar del mapa a Israel y se mofó de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que le instaba a parar su programa nuclear, por representar un peligro en Medio Oriente. Y ayer, jueves, la Asamblea Nacional de Venezuela, integrada exclusivamente por sus partidarios, le aprobó por unanimidad su proyecto de ley que le otorga poderes especiales para dictar leyes, con lo que ahora concentra los poderes absolutos en sus manos. Pero, increíblemente, nada de esto ha causado la menor preocupación de los líderes de los países del Mercosur. ¿Esperan acaso que a consecuencia de estos errores y desatinos se produzca, primero, alguna hecatombe en la región para actuar?

Al desinterés -o los intereses creados- de los líderes de los países miembros del Mercosur para guiar a sus pueblos hacia un destino superior se suma la miopía por cuanto son absolutamente incapaces de ver más allá de sus narices. De esta forma, América Latina, en general, seguirá aún por largo tiempo relegado en la antesala de la historia.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog