Reordenamiento del territorio implica migración poblacional

Por Venezuela Real - 21 de Enero, 2007, 9:51, Categoría: Dimensión Social

Esta propuesta de migraciones forzadas tendrá idéntica resistencia a la que se intentó realizar con los damnificados de Vargas. Estos burocratas de mentalidad estatizante, creen ciegamente que son los únicos poseedores del secreto del desarrollo y del bienestar de los pueblos.


NARELA ACOSTA RAMÍREZ
El Nacional
21 de Enero de 2007   

Para la construcción de la "nueva geometría del poder", anunciada por el presidente Hugo Chávez, no sólo será necesario modificar el mapa de Venezuela. Los especialistas que desde hace dos años afinan el proyecto proponen retomar la noción de zonas de desarrollo y, por ejemplo, crear ciudades intermedias a lo largo del eje Apure-Orinoco. "Para habitar lugares con cadenas productivas", explicó el presidente de la Subcomisión de Ordenamiento Territorial de la Asamblea Nacional, Manuel Briceño.

Además, según el especialista, se requieren nuevas formas de gestión política, como la federación, que tengan como núcleo los consejos comunales.

Antes de ser diputado y presidente de la Subcomisión de Ordenamiento Territorial, Briceño trabajó durante seis meses con el Ministerio de Planificación y Desarrollo en la elaboración de los planes de desarrollo económico y social, en los ejes centro llanero, oriental y del sur.

Era necesario esperar una coyuntura política, económica y social, como la que comenzó el pasado 3 de diciembre con la reelección de Chávez, para empezar a hacer.

"Porque ya llegamos al llegadero", acotó Briceño, uno de los artífices del nuevo mapa venezolano y, por tanto, voz calificada para facilitar la comprensión de tal cambio


No se trata de eliminación de estados ni de municipios, ha asegurado el presidente Hugo Chávez y también quienes han trabajado en el proyecto de reordenación y división política del territorio durante los dos últimos años.

El nuevo modelo socialista exige, en todo caso, la fusión o la redistribución del territorio. Si con ello se disminuye la cantidad de unidades territoriales, sólo sería un efecto colateral porque la misión es ahora, y desde hace tiempo, estructurar un "espacio geográfico socialista, porque los espacios tienen contenidos políticos". Así lo entiende Manuel Briceño Méndez, ex director del Instituto Forestal Latinoamericano del Ministerio del Ambiente y, desde hace un año, diputado y presidente de la Subcomisión de Ordenación Territorial de la Asamblea Nacional.

Para generar nuevas áreas de desarrollo, los técnicos del Gobierno prevén poblar localidades, y serían éstas las que se estructurarían como ciudades federales. Aseguró que esta idea nace del trabajo que desde hace dos años desarrollan los ministerios de Ambiente, de Infraestructura y de Planificación y Desarrollo; y abarca una nueva distribución territorial y política, una nueva institucionalidad y un inédito modelo productivo. En total, un equipo de 15 técnicos elaboró parte del plan nacional de ordenación del territorio en el que hoy se sustenta el discurso presidencial.

Este plan incluye, como pieza fundamental, el desarrollo urbano de algunas zonas del país. Por ejemplo, el Eje Fluvial Orinoco Apure, que representa algo más de 30% del territorio nacional, con 12% de la población del país, se caracteriza por tener poco dinamismo en sus actividades económicas. Para poblar estas zonas se tiene previsto la creación de un sistema de ciudades intermedias, que sean consideradas cadenas productivas, explicó Briceño.

"Es tal la importancia que tendrá a mediano y largo plazo el desarrollo de las vastas regiones cruzadas por este eje, que puede ser considerado como un aporte fundamental a la construcción de un nuevo modelo de organización del espacio geográfico nacional", señaló Briceño en su libro Desa rrollo, ambiente y ordenación del territorio, publicado en octubre de 2006 por la Asamblea Nacional.

Sin embargo, aún no se conoce públicamente cuánto tiempo tomaría desarrollar un plan de este tipo ni cuánto sería la inversión ni cómo se movilizaría la población.

Desequilibrios

Briceño explicó que cada modelo exige una estrategia de distribución del territorio y aseguró que esto se cumple en Venezuela desde hace tiempo. "Después de la Segunda Guerra Mundial hubo un proyecto nacional de modernización con Marcos Pérez Jiménez. Se hicieron las autopistas ValenciaCaracas y Valencia-Puerto Cabello, esta última, la obra más grande de ingeniería que había en América Latina. Eso tenía una intencionalidad: se estaba creando un modelo para el desarrollo del país y para sustituir las importaciones. Montamos una industria ensambladora de partes fabricadas en otros lugares y que llegaban en barcos. En Valencia estaban las ensambladoras y en Caracas el mercado consumidor más grande. Es un tema de racionalizar costos".

Según Briceño, esa visión privilegió ciertas áreas. Cree que llegó ahora el momento de desarrollar el modelo endógeno. "Ya no hacia afuera, o desde afuera, sino desde adentro; con lo que tenemos y con lo que somos, que es lo más importante, porque se trata del factor humano".

Las unidades territoriales, que se estructuran por las afinidades regionales, como los Andes o los llanos, serán reconvertidas. La visión es crear ejes y regiones de desarrollo que tengan "afinidades territoriales". Para ello resulta indispensable el factor humano porque, según señaló Briceño, esta reconversión implica movilización de población para crear nuevos espacios que permitan dar respuestas a sus necesidades.

Explicó Briceño que, aunque Mérida y Amazonas, por ejemplo, tienen sus propias especificidades, deben responder a una misma línea estratégica de desarrollo. En ese contexto aparecen las ciudades federales, consideradas como instancias que se gestionan y definen a partir de una federación de consejos comunales. "Estamos creando otra forma de expresar la función pública, la institución, la competencia pública, para que no sigan siendo islas".

Descartó que los territorios federales sean gobernados por autoridades elegidas a dedo por el Presidente. Lo que se busca es que sean figuras integradoras de pequeñas parcelas (comunidades), y eso exige redefinir esas figuras federales.

"Se trata de la geopolítica interna de integración territorial que redimensiona el ejercicio de la función pública. Estamos reinventando otra forma para las instituciones del Estado. Ese es el socialismo que nosotros tenemos que inventar", acotó.

En este sentido, cree necesario reformar varias leyes, entre otras la de compensación territorial, porque privilegia a los estados y municipios con petróleo. "A los que no tienen petróleo le asignan una cuota proporcional a la superficie y a la población. Ocurre lo que dice el Presidente: que en municipios muy grandes hay poca gente y en otros que son como un dedal hay una cantidad enorme. Así, los parámetros para hacer las asignaciones, o lo que llaman situado, obedecen a criterios distorsionados, y hay que revisarlos".

El Gobierno asume la ordenación del territorio y la división política administrativa como una estrategia política. "No puede haber una libre interpretación del proyecto nacional según lo interioriza una instancia de gestión pública. En la actualidad cada unidad territorial, cada municipio, actúa en una dimensión local que no se integra a la visión de país", indicó.

Venezuela es un laboratorio

Los pasados tres años fueron electorales para la mayoría, pero para el Presidente, y parte de su tren ejecutivo, fueron también años de cálculo, definición y diseño del nuevo modelo de Estado.

En noviembre de 2004, Chávez anunció los 10 objetivos estratégicos enmarcados en 5 equilibrios, varios de los cuales están hoy en marcha: avanzar en la constitución de una nueva estructura social; en la construcción de un nuevo modelo democrático popular; en el desarrollo de la nueva institucionalidad del Estado; en la creación de un nuevo modelo productivo, para dar vida a otro sistema económico, y en la instalación de la nueva estructura territorial.

De esos objetivos se pasó a los cinco motores constituyentes que hoy impulsa el jefe del Estado.

"Cuando el Presidente dice que se cerró una etapa y comenzó otra es porque tenía que pasar un tiempo necesario para estar en una coyuntura política, económica y social que permitiera arrancar. Ya llegamos al llegadero. Tenemos que empezar a construir un país diferente y eso nos indica que tenemos que cambiar sustantivamente algunas cosas".

Briceño tiene claro que Venezuela es un laboratorio. Al establecer la nueva estructura territorial, cuyo fin sería que el Estado se haga más eficiente, se modificarían el marco legal y las definiciones relativas a las figuras que van a asumir la gestión de gobierno.

Cuando se le consulta si este experimento es de ensayo y error, Briceño afirma: "Eso no se está inventando ahorita. Que se esté haciendo público es otra cosa, porque la dimensión de esto no lo puede uno tirar al boleo".








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog