Sin dólares de Cadivi equipos médicos, productos de tocador y autopartes

Por Venezuela Real - 22 de Enero, 2007, 16:47, Categoría: Economía

 Más temprano que tarde, estas medidas obligarán a las empresas, si quieren seguir funcionando, a acudir al mercado paralelo, el cual por los vientos que soplan, llegó para quedarse.

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
22 de Enero de 2007   

La decisión del Ejecutivo de excluir algunos productos industriales y de consumo de la lista de bienes que pueden recibir dólares oficiales automáticamente tiene en vilo a varios sectores económicos, como el de salud y a las ensambladoras de vehículos, que temen paralizar sus actividades en febrero si no cuentan con insumos. Para solicitar las divisas oficiales estos sectores deben tramitar certificados que pueden tardar hasta un mes en ser otorgados

Desde los productos de tocador como champú hasta las prótesis dentales, vasculares y mamarias quedaron fuera de la lista de bienes esenciales que elaboró el Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio para autorizar, a través de Cadivi, la liquidación de dólares oficiales sin necesidad de requisitos adicionales. También se excluyeron insumos que utilizan las industrias automotriz y de alimentos. En total, más de 3.000 rubros que emplea el sector industrial están afectados por la medida.

Y es que el Decreto 195 del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio, aunque fue publicado el 5 de diciembre de 2006, comienza ahora a tener repercusión en la industria nacional y en el sector comercial cuando han tratado de planificar las importaciones de bienes y materia prima, y se encuentran con nuevos obstáculos.

Para poder concretar la compra en el exterior con dólares oficiales, la opción que tienen los comerciantes o proveedores es solicitar un Certificado de No Producción o Certificado de Producción Insuficiente, documento que lo entrega exclusivamente el Ministerio de Industria. Este requisito que exige Cadivi puede tardarse más de 21 días hábiles en ser otorgado a los importadores. Lo que implica un obstáculo más, que tienen que sortear los comerciantes para concretar la compra de bienes en el exterior.

"Estas medidas siguen siendo un problema para los importadores. Cuando para importar se requiere más trámites, se encarecen los costos de los productos. Si un importador ahora tiene que solicitar un certificado que se tarda más de un mes, y luego va a Cadivi donde se tardan otro mes, sencillamente o pierde el crédito de la importación o tiene que acudir a otro mecanismo para financiar la compra", explicó el presidente de Consecomercio, Noel Álvarez.

Agregó el comerciante que la mayoría de las importaciones se realizan bajo unas condiciones específicas que impone el proveedor internacional; si no se paga en el plazo señalado se pierde el crédito y, por ende, no se concreta la importación.

"Los importadores que no pueden solicitar divisas de Cadivi porque el tiempo del crédito les exige un pago inmediato, tienen que recurrir a otra vía de financiamiento como la adquisición de bonos o papeles en el mercado internacional, que luego al comercializarlos obtienen los recursos para cancelar las importaciones", apuntó Álvarez.

Por esta vía también se genera un sobreprecio de las importaciones que termina cancelando el consumidor final, comentó.

Ensambladoras en riesgo

En el sector automotor, entre los productos que quedaron fuera de esta medida preferencial están piezas de ensamblaje o CKD, frenos, parachoques, amortiguadores, espejos retrovisores, radiadores, cauchos y filtros de aceite, agua y aire. Se calcula que 34% de los bienes que importan tanto comerciantes autopartistas como fabricantes y proveedores de plantas de ensamblaje, quedaron excluidos de la lista de Milco.

La Cámara Nacional de Autopartes manifestó en un comunicado enviado a Consecomercio su preocupación por los retrasos que esta medida implica para la compra de piezas importadas. El sector ha solicitado al Gobierno que reconsidere la medida e incluya en la lista aquellas piezas que no se elaboran en el país como embragues, correas de transmisión, bujías de suspensión y crucetas. "Solicitamos también que los certificados que otorga el Ministerio y que se requieren para solicitar los dólares en Cadivi tengan una duración anual y se conceda un período de transitoriedad de 90 días, para poder tener tiempo de gestionar este permiso", señala el informe.

Algunas industrias automotrices están declaradas en emergencia debido a que los proveedores de material CKD no les dan seguridad de poder importar estas piezas a tiempo. "Si para el 15 de febrero cuando debería arrancar la producción y el ensamblaje de vehículos no contamos con el CKD o piezas de ensamblaje, muchas plantas pueden paralizar sus actividades", manifestó un industrial.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que el ensamblaje de vehículos se paralice, el presidente de la Cámara Automotriz de Venezuela, Luis Enrique Cárdenas, confirmó que efectivamente la resolución de Milco cambia los patrones de importación de equipos e insumos, pero aspira a que no se vea interrumpida la actividad de ninguna planta. "Estamos trabajando con el Gobierno para garantizar la continuidad en las operaciones de las plantas de ensamblaje.

Queremos dar un espacio para que el Gobierno dé una solución", afirmó.

Se agotan los implantes

La resolución de Milco también afecta la importación de equipos médicos y quirúrgicos que tampoco tienen acceso a divisas, sin certificados de no producción o producción insuficiente.

El Gobierno excluyó de los bienes esenciales, las fajas, vendajes, muletas, férulas, aparatos para el tratamiento de fracturas, prótesis varias (dentales, articulares, de rodilla, hombros, implantes para columna y cadera, y mamarias), audífonos para discapacitados, válvulas cardiacas, marcapasos, yeso, vaselina, polímeros y otros equipos.

Antonio Orlando, presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorio y Afines (Habedme), informó que hasta los detergentes y desinfectantes utilizados para la esterilización de los equipos quirúrgicos y de las salas de intervención también quedaron por fuera de las listas del Ministerio.

Al igual que las prótesis endovascular como el Stent (malla que se utiliza para mantener abiertas las coronarias en caso de obstrucción).

"Tramitar un certificado ante Milco y luego solicitar la liquidación de dólares en Cadivi puede llevar de 3 a 4 meses", apuntó.

Orlando señaló que incluso equipos para el control de la diabetes, como los medidores de glucosa y monitores o equipos de computadora utilizados en el sector salud y otros 400 productos, tienen restricciones para ser importados.

"Hemos enviado varios comunicados al Ministerio de Industrias Ligeras para que se incluyan todos estos productos en la lista de bienes esenciales, y aún estamos esperando una respuesta.

Tenemos inventario hasta la primera quincena de febrero", dijo.

Juan Socías López, director del grupo Soluciones, empresa de consultoría en el área de control de cambio, señaló que además de las restricciones, en Cadivi no se ha actualizado las listas con la que los usuarios hacen sus solicitudes. "Todavía aparecen en la página web las viejas listas del MPC que ya no están vigentes, entonces hay una confusión entre los importadores, porque se pueden estar dando AAD (autorización de adquisición de divisas) sin certificados, y luego se corre el riesgo de que no sean válidas a la hora de solicitar la liquidación de dólares", explicó.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog