Cultura Sumisa

Por Venezuela Real - 23 de Enero, 2007, 14:47, Categoría: Cultura e Ideas

Miguel Miguel
TalCual
15 de enero de 2007


Más claro no canta un gallo: “El verdadero ministro de la Cultura es el presidente Chávez”. Desconcertante afirmación de adulancia extrema que abierta e inequívocamente delata la actitud sumisa de Francisco Sesto, el ministro de la Cultura verdadero. Y es que lo grave de tan desproporcionada adulación radica en el hecho de que son precisamente la cultura y el arte manifestaciones del quehacer creador, del pensamiento humano, que nunca han sido y jamás podrán ser, aquí y en ninguna parte, ni serviles ni sumisas.

La libertad e independencia de expresión son condiciones y derechos sine qua non para el sano y correcto crecimiento intelectual. Condiciones y derechos que están siendo vertiginosamente vulnerados por la conducta autocrática del régimen (la preocupante amenaza del cierre de RCTV es muestra fehaciente de ello).

Uno de los grandes y trascendentales logros del sector cultura fue el haber instituido fundaciones de Estado para regir nuestros museos de arte, que hasta finales del siglo XX eran ejemplos a seguir e imitar por sus símiles en Latinoamérica. De un solo zarpazo y sin consultar con nadie, el ministro decide unilateralmente eliminar el status de fundación que permitía la autonomía administrativa y programática que tanto contribuyó al desarrollo, enriquecimiento, prestigio y reconocimiento nacional e internacional de las instituciones museísticas de Caracas. Actualmente todo, absolutamente todo, lo decide y determina el señor Sesto (o quizás el señor Chávez). Desde la nueva denominación de los museos hasta sus respectivos perfiles, desde la programación expositiva hasta las obras de arte que deben ser adquiridas para una fusionada y única colección permanente, desde la rotación y cambios constantes del personal profesional hasta qué artistas son aptos para organizarles exposiciones, todo tiene que ser previamente aprobado –sin posibilidad de aportar ideas ni mucho menos disentir- por un ministro que sabe de arte lo que yo sé de chino (y yo de chino no entiendo nada). Y para colmo de desgracia, con la irresponsable, bochornosa y nada profesional aceptación unánime de un rebaño diminuto de seres serviles, obedientes y sumisos que como autómatas bajan la cabeza al unísono y sólo saben decir sí ante semejante disparate.

No hay duda de que el convicto y confeso golpista del 4F y sus bien sincronizadas marionetas nos llevan solapada e irremediablemente hacia un sistema autocrático. No hay sino que percatarse de lo que día a día de manera acelerada el régimen nos impone. Decenas de vallas, pendones y fotomurales de indudable mal gusto, que proliferan cada vez más en calles y edificios públicos y se extienden hasta por varios pisos con el rostro agigantado y nada agraciado de Chávez, revelan no sólo el culto a la personalidad necesario e indispensable en toda dictadura o régimen totalitario, sino igualmente una incondicional postura de sumisión ilimitada hacia el autócrata.

Es una tragedia inmensamente dolorosa que nuestra cultura visual estatal se haya politizado. Pero sería ingenuo imaginarse que el arte venezolano que se pretende oficial iba a escapar de esta vorágine atrasada, mediocre y decadente que nos aferra firmemente en el cuarto mundo. Ante tantos infortunios, no sería nada arriesgado predecir lo que vendrá. Muy posiblemente y para desgracia de muchos, sucederán cosas que nos conducirán hasta las puertas del asombro.

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog