HAIMAN EL TROUDI: Los empresarios que no acojan el socialismo recibirán incentivos negativos

Por Venezuela Real - 25 de Enero, 2007, 15:16, Categoría: Gente de Chávez

 Muy optimista Haimán El Troudi, este nuevo aparecido teórico del socialismo, cuando dice que si Chávez lo hace mal, el pueblo no lo reelegirá. Desde cuando en los regímenes totalitarios, se respeta la voluntad popular.

HERNÁN LUGO-GALICIA
El Nacional
25 de Enero de 2007    

"Queremos lavar las impurezas del capitalismo"

Haiman El Troudi da forma teórica al socialismo del siglo XXI desde el Centro Internacional Miranda, adscrito al Ministerio de Educación Superior. Entre 2005-2006 acompañó a Hugo Chávez en la Secretaría de la Presidencia de la República, luego de su paso por Planificación y Comunicación e Información. Ahora defiende los consejos comunales y niega que se pretenda adoctrinar a los venezolanos

-¿El socialismo del siglo XXI limitará las libertades? ¿Copiará modelos autoritarios? ¿Eliminará las instituciones para instaurar a Chávez en Miraflores?
-No hay una respuesta acabada.

El socialismo bolivariano será lo que la mayoría decida. Es falso que existe un recetario, acabado, rígido.

El Presidente ha hablado de cinco motores como un esbozo inicial, pero esa discusión no será desde un sola perspectiva. Se propiciarán puntos de reflexión entre los sectores; el campesino, por ejemplo, tendrá que definir la política agraria; los trabajadores, su papel; el empresario, los estudiantes, los suyos. Así se construirá.

El Presidente solicitó poderes especiales a la Asamblea Nacional para levantar el andamiaje legal del nuevo proceso político y, simultáneamente, ha propuesto una reforma constitucional con el fin de adecuar la Constitución de 1999 a la inspiración socialista y a los nuevos cambios.

-¿La misiones adquirirán carácter constitucional o sustituirán a los ministerios?
-La ineficiencia del Estado no se resuelve con la eliminación de ministerios. Es importante una adecuación. Muchos critican la proliferación de ministerios; se pueden reducir a 12, en forma hipotética, pero no significa que van a mejorar.

El Gobierno los aumentó porque era necesario; fue así como nacieron Participación Popular, Alimentación y Economía Popular.

-La oposición cuestiona la reelección presidencial dentro de esa reforma porque fomenta la permanencia en el poder
-Ese argumento banaliza y sataniza la discusión y busca desinformar con fines propagandísticos. Si en Venezuela se ha convocado a 11 comicios ¿por qué temer que una persona, Chávez u otra, sea reelecta si lo hace bien? En Europa un gobernador tiene casi 27 años en el poder, y nadie lo considera un autócrata. Está allí porque lo hace bien.

Si Chávez lo hace mal, el pueblo lo castigará, no lo reelegirá.

-Con la reforma constitucional, la gente teme que Chávez haga los plebiscitos para mantenerse en el poder aprovechando su carisma y que la oposición no cuenta con un liderazgo, ni con un proyecto. -Sería un plebiscito apoyado por la gente. Si el hombre no es popular, se va hermano; así de sencillo. No hay nada que temer.

La oposición tiene que enseriarse, hacerlo bien, aunque no significa que pasará a gobernar.

-¿Qué significa hacerlo bien?
-Que eleven el nivel de debate.

Que reconozcan las reglas democráticas y propongan ideas que sean ejecutadas por el Gobierno. Así funcionan las legítimas democracias del mundo. En el debate del socialismo quisiera que los interlocutores dijeran: "No comparto tus opiniones por estas razones". No salir a descalificar.

"Que el tipo quiere entronarse en el poder. Que el socialismo será una dictadura del proletariado". Mentira, hermano. Eso es propaganda. "Que le van a quitar la patria potestad de los niños. Que le van a dar una cartilla de alimentación", mentira.

-¿Qué garantías hay de que eso no ocurrirá?
-¿Eso ha ocurrido? No. Si existieran esas pretensiones las hubiéramos dicho hace rato. La palabra ante todo; no sólo del líder, sino de los revolucionarios. Si no cumplimos, que nos condene la historia y nos pase factura. Acusan al Gobierno de quitarle los bienes a los ricos y eso es falso.

-La realidad demuestra que la gente actúa más con criterios de ganancia. Cuando se crearon los consejos de planificación nadie dijo "yo participo"; en cambio, para los consejos comunales las colas son inmensas. ¿Por qué? Por el dinero.
-De acuerdo. Hay que reformar la concepción metodológica de los consejos de planificación para hacerlos ágiles y evitar que sean instrumentos de intermediación política de los alcaldes y concejales.

Hay que convertirlos en un arma real de participación popular por medio de la reforma constitucional, y transferirles poder a los consejos comunales en la ley habilitante. En un trabajo que hice con Martha Harnecker, titulado Profundizar la participación protagónica para concretar el poder popular, proponemos un ciclo como mecanismo de control de la corrupción: primero hace falta crear conciencia; después organizar, movilizar, hacer diagnóstico participativo.

-¿Y en el socialismo no hay corruptos?
-Seguramente en algunos ejercicios de gobiernos socialistas, pero por su fetiche materialista, el capitalismo evoca la corrupción. En el socialismo no. El pensamiento socialista habla del bien común y alguien que esté consustanciado se inhibirá de perjudicar a los demás.

-¿Adoctrinarán a la sociedad para que no sea crítica? ¿Qué significa subvertir? -No queremos formar un robot.
-Eso no es socialismo. No queremos lavarle la mente a nadie. Sí queremos lavar esas impurezas del capitalismo e inculcar una línea de pensamiento que esté consustanciada con el colectivo. En el libro: Ser capitalista es un mal negocio, expongo 18 rangos distintivos de la nueva sociedad. ¿Qué de malo tiene adquirir conciencia de clase para evitar que otro nos explote? ¿Qué de malo puede ser no ser egoísta, no ser individualista, no ser dogmático o sectario; no ser racista, no ser autoritario, no tratar a los demás como mercancía?

-¿Y cómo será la participación del sector privado?
-Con condiciones. Que ajusten su orientación al socialismo. No es nada satánico. Es cosa de sentido común. Que produzcan para satisfacer necesidades sociales; no es sólo vender y acumular capitales.

Tienen que acompañar a los consejos comunales, ejecutar programas de responsabilidad social empresarial -por ejemplo, tutelando un comedor de una escuela bolivariana-. Que permitan la cogestión, las cooperativas o creen nuevas empresas. Que destinen producción a quienes más lo necesiten; que se articulen en los núcleos de desarrollo endógeno. ¿Qué complicado es eso? Esas cosas se pueden hacer para romper con la lógica capitalista. El Estado dice al sector privado: "Póngase en sintonía con la realidad y, si lo hace, recibirá un portafolio de incentivos". De lo contrario, tendrán incentivos negativos.

No recibirían exoneración de impuestos; o el Estado no compraría o financiaría su expansión, o se limitaría la asignación de divisas

-¿Eso no es restringir la actividad empresarial?
-No si cambian su lógica capitalista de ganar más por otro principio: menor beneficio particular, por mayor ganancia social. Así podrán operar y contribuir a un mejoramiento de la calidad de vida lo que, con el tiempo, se revertirá a su favor.

Es establecer un comercio justo, relacionarse con el entorno, asumir compromiso ecológico, entre otros.

No se actuará en forma revanchista, no se le quitarán sus bienes, sólo se creará conciencia de cooperación.

-¿Y cómo evitará el nuevo socialismo los vicios del pasado?
-Al socialismo bolivariano le está prohibido algunas cosas. Por ejemplo, no es ateo. No es unipartidista; puede haber tantos partidos como se quiera. No habrá un solo partido; la oposición tendrá el suyo y los revolucionarios, otro. El socialismo no es totalitario.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog